Mordiscos de indiferencia

A cara de perro y enseñando los dientes, así me imagino al ciudadano medio con todo lo que le rodea. Hasta en el mundial se ven mordiscos

Mordiscos de indiferencia
Emilio Hidalgo
Lunes, 30/06/2014 | Región, Albacete, Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara, Toledo, Nacional, Internacional, Puertollano, La Mancha | Portada, Salud, Sucesos, Sociedad, Ciencia, Opinión, Cultura, Deportes, Economía, Tecnología, Política, Turismo, Medio Ambiente, Gastronomía

A cara de perro y enseñando los dientes, así me imagino al ciudadano medio con todo lo que le rodea. Hasta en el mundial se ven mordiscos.
 
La frustración y el desamparo son sentimientos que se acumulan, que hacen que arruguemos el morro y empecemos a desear soltar la dentellada, probablemente en el momento más inoportuno. Cada día sumamos motivos, como imputados en casos de corrupción y vergüenza, pero no sumamos condenados; así nos luce el pelo. La lentitud de la justicia hace que la infección de rabia sea cada vez mayor. Aunque parezca no notarse. Cuando se acerquen las elecciones volveremos a ver indignación en las calles, de momento se alimenta silente en Internet y círculos interesados, más que nada porque ninguno – y digo NINGUNO, con mayúsculas- escucha al pueblo, pero sí nos utilizan, para hacer ruido y presión en la calle, para movilizar al electorado que interesa, para dar la sensación de que no todos son iguales… Pero lo son.
 
Al ciudadano lo dejan indefenso y nada importa; al ciudadano le dicen que con tomar la plaza del pueblo cuando se acercan elecciones ya está defendiendo sus derechos, pero eso no ha sido así jamás. Al ciudadano lo han usado como herramienta de presión o para llegar a la posición que cada uno ocupa y después se han olvidado de que existe. ¿Qué fue del 15-M? Y lo que es peor, ¿de qué ha servido y dónde se ha metido todo este tiempo? Quedó oculto en las redes sociales para encumbrar a un nuevo ídolo con pies de barro, que no defiende nada en concreto, sólo lanza soflamas y repite estereotipos utópicos. Si hoy le preguntan cómo piensa conseguir eso de las pensiones a los 60 años para todos, responde que se hará una ley, que se dibujaran unas directrices, que se elaborará un plan e idioteces de ese tipo que no resuelven nada, que no significan nada. Casi ha pasado una legislatura y todavía están por dibujar su hoja de ruta.
 
¿Les digo la verdad? La hoja de ruta era la de darle muerte al PSOE;aprovechar a sus votantes perdidos y decepcionados; encender los ánimos de la ciudadanía y alimentar una radicalización de la izquierda. Pero no se equivoquen, una parte de la derecha también se radicaliza fuera de nuestra vista. Y mientras, los ciudadanos de centro se quedan atrapados entre dos frentes, que harán ruido pensando en las urnas, para luego desaparecer y quedar de nuevo aletargados sin arreglar nada. Puede que haya cambio en el poder, en quien lo ostente quiero decir, pero todo seguirá igual.
 
Nada está libre de corrupción. La investigación sobre FACUA (asociación en defensa de los consumidores) por una posible falsificación de facturas, para que UGT se llevara muerto lo que debía ir destinado a cursos de formación, es el colofón a una red de estafa, engaño, corrupción y latrocinio. Si se confirma, ya no quedará nada en este país libre de sospecha, nada con imagen de honestidad. Y lo peor es que tanto despropósito lo pagamos los de siempre.
 
Les hago el resumen. El PP nos vende una reforma fiscal maravillosa, de la cual sólo espero que no nos haga más pobres. La buena noticia es que al que ya está arruinado, poco le pueden quitar, la ilusión si eso; no lo permitan. El PSOE dice adiós a Rubalcaba (eso no es ni malo ni bueno, es lógico) y se propone reinventarse; ante la falta de ideas y de atractivo político, uno a uno, los candidatos a ocupar la silla de Alfredo, empiezan a seguir la senda del “centro” izquierda radical. IU sigue navegando en mar de utopía desfasadas y apolilladas, lo único de este siglo de lo que pueden hacer gala es la renuncia de Willy Meyer, pero no es honestidad sino clara incoherencia política; un comunista con un pastizal metido en algo de lo que, se supone, estás en contra. Dice que no lo sabía, pero es lo mismo, un comunista que tiene tanto que no sabe ni dónde.
 
En cuanto a UPyD, sigue siendo Rosa Díez (y cuando interesa Toni Cantó), pero un partido no se puede reducir a un individuo y pocas ideas. Además, todavía no saben dónde encuadrarse, se les supone de centro izquierda, que a veces parece centrismo puro, pero no le dan forma a lo suyo y en el panorama actual se desdibujan; se pueden convertir en los grandes olvidados. Cambien las siglas y los nombres propios y tienen el retrato de CIUDADANS.
 
Por último está PODEMOS, que pretende rentabilizar la imagen de su líder y dar todo el ruido posible, pero como decía antes, no dejan de ser un boceto de lo que se supone que quieren las bases. En realidad es una gran estafa y si llega a gobernar algo, dejará un dibujo espeluznantemente sorprendente y sin parecido a lo esbozado; es una mentira disfrazada de media verdad y las más decepcionadas serán, precisamente, las asambleas ciudadanas.
¿Queremos hablar de verdades? Vale, pero para todos.

Agregar comentario

Plain text

  • Etiquetas HTML permitidas: <strong>
  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Queremos saber si es un visitante humano y prevenir envíos de spam

Te puede interesar