Madrid relaxing city-El foco de Emilio Hidalgo

Emilio Hidalgo

Periodista Onda Cero Valdepeñas

Sábado, 14/09/2013 | Región, Albacete, Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara, Toledo, Nacional | Opinión

Spain is diferent, but not olimpic (o dicho en un inglés más cercano: relaxing cup of café con leche in Plaza Mayor). No, no seremos sede olímpica en un futuro cercano, y puede que en un futuro lejano tampoco, pero no tenemos ningún complejo con ello. El C.O.I. tampoco tiene complejos, ahora que padece de un grave problema de incoherencia; nunca entenderé cómo se puede valorar a una ciudad –véase Madrid- por encima de las demás concurrentes, tanto en instalaciones como en seguridad, apoyo popular, comunicaciones… Y terminar apeándola antes que a Estambul, con todos mis respetos hacia los turcos.

La alcaldesa de Madrid, del Madrid de Los Austrias, ha anunciado que no nos vamos a presentar a la candidatura de 2024 y me parece un acierto. Recuerden lo que les digo, París 2024. Y eso quiere decir que las olimpiadas de 2028 tampoco se celebrarán en Europa porque nunca se repite continente, así que tenemos tiempo para decidir si en 2032 nos presentamos o no. Pero, y esto lo dije de viva voz el pasado lunes en los micrófonos de Onda Cero, creo que no debe ser la candidatura de Madrid la que hay que presentar sino la de otra ciudad mucho más pequeña. Me explico.

La sede de las olimpiadas de 2020 será Tokio, pero ¿por qué Tokio? Porque todo está por hacer. Sí, creo que es la principal razón. Al margen de que Europa y la comunidad internacional en general nos ningunean, España cometió el error de decir que el 80% estaba hecho. No me cabe duda de que la gente del C.O.I. prefiere que haya mucho por hacer; prefieren que haya tiempo para desplazarse a la futura sede, examinar cómo se hacen las cosas y entrar en el jugoso juego de los sobornos, regalos y pagos en “B”; prefieren que exista la posibilidad para que caigan en sus bolsillos algunos millones despistados que garanticen concesiones de negocio a los pagadores. En Madrid no había posibilidad y lo sabían, entre la crisis económica y el dinero que ha volado con el ex tesorero del PP y los socialistas andaluces, lo único que se podían llevar era los casquillos de las lámparas. Ante eso, Tokio es mucho más rentable, si el aire viene de Fukusima con coger agua de la playa más cercana te están llevando plutonio a manos llenas.

Visto lo visto y si mis conjeturas son ciertas, lo más rentable será presentar una candidatura más al gusto del C.O.I., del tipo Ciudad Real 2032. Los méritos de la capital ciudadrealeña son tener AVE y un aeropuerto que no funciona. Si los otorgantes de Olimpiadas se enteran de esto se vuelven locos; habría que construir una autovía en condiciones, poner a funcionar el aeropuerto, hacer estadios varios, piscinas varias, hoteles varios y en toda la provincia, construir villa olímpica, centros de tecnificación… Una bicoca, vamos.

Lástima que no hayamos tenido las cataratas del Congreso de los Diputados antes, para que el C.O.I. viera que aunque las cosas estén hechas, no quiere decir que estén bien hechas y que todavía se puede sacar “pasta” de una concesión olímpica a España. Lo primero tenía que haber sido mandarles un comic de Pepe Gotera y Otilio para que se mentalizaran.

Otra cosa más, la campaña de comunicación no ha sido la adecuada. Verán. Barcelona, ciudad cosmopolita donde las haya, aumentó exponencialmente su fama a partir de las Olimpiadas del 92. Si hubiéramos cogido noticias como la consulta independentista y les hubiéramos dado una capa de pintura, podíamos haber vendido la idea de que Cataluña –con la muy apreciada Barcelona a la cabeza- se independizaría de toda Europa si no nos daban los Juegos. No, es broma. A estas horas estarían pidiendo la independencia como locos. Vamos, lo que hacen, pero más.

Por cierto, quiero mandarle un saludo al alcalde de tan estupenda ciudad como Barcelona, al señor Xavier Trías, que considera que sólo ellos podrían competir con Tokio y Estambul. Sobre todo agradecerle la buena memoria que tiene, porque con la candidatura de Barcelona 92 estuvo toda España empujando y aquí… En fin, dejémoslo porque al final me van a obligar a dar la razón a los independentistas y a decir que no somos lo mismo, cuando lo cierto es que sí lo somos; digo más, somos tan iguales que en los sitios con germen de independencia tienen los mismos políticos cochambroso que en el resto de España, la única diferencia es que los suyos tiene más mala leche.

 

Emilio HidalgoPeriodista Onda Cero Valdepeñas 140913 foto: Turismo Madrid

Agregar comentario

Plain text

  • Etiquetas HTML permitidas: <strong>
  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Queremos saber si es un visitante humano y prevenir envíos de spam

Te puede interesar