• Ser, hacer, pensar
    Catalina Fuster
    Psicóloga y Coach

Tómate la vida con un poco más de humor

Catalina Fuster | Psicóloga y Coach | Objetivo CLM Noticias
Lun, 27/03/2017 | Sociedad | Región | 1 comentarios

Hay cosas que nos viene bien hacer para beneficiar a nuestra salud y a nuestro bienestar, y que además, no nos cuestan nada. Hay personas que buscan conocer estrategias que les sirvan para sentirse mejor, intentan descubrir secretos complejos que activen nuevas habilidades y destrezas para mejorar, lo cual está muy bien, pero hay algo sencillo que produce resultados espectaculares, y es revisar nuestro sentido del humor, no solo en lo que se refiere a lo que nos hace gracia y produce carcajadas, sino en la forma de analizar lo que nos ocurre y colocarlo desde una perspectiva menos seria, menos trascendental.

El nivel de humor de una persona, la capacidad de reírnos de nosotros mismos es un indicador de buena salud y de ser capaces de relativizar lo negativo, de darnos un respiro antes de considerar que eso que nos ha ocurrido es un desastre monumental y la confirmación de nuestra mala suerte.

No es exagerado decir que la risa es muy beneficiosa para la salud, tanto la mental como la física. Cuando nos reímos aumenta la ventilación y la sangre se oxigena, lo cual le sienta bien a nuestro organismo. La risa favorece que se liberen endorfinas, una sustancia que en el cuerpo genera sensación de bienestar. Tras una buena carcajada, nos sentimos más relajados y con menos estrés. Pero a pesar de estos beneficios nos reímos poco. La razón es una cuestión social y de aprendizaje. Se interpreta la risa a carcajadas como un gesto a veces vulgar o exagerado, incluso como un acto de inconsciencia o de despreocupación excesiva.

Para que la risa sea beneficiosa tiene que tener algunas características. Hay que reír a carcajada, no es suficiente con sonreír un poco, aunque eso sirve de ayuda. Se considera que cinco minutos al día de carcajadas equivale a cuarenta y cinco minutos de ejercicio aeróbico, ya que la risa verdadera pone en movimiento unos cuatrocientos músculo de nuestro cuerpo. Las personas que se ríen y que se toman las cosas con sentido del humor suelen tener menos ansiedad, padecer menos enfermedades y ser más productivos en su trabajo, además de conseguir mejorar su autoestima.

Para provocar la risa proponemos hacer un ejercicio sencillo: tomamos aire, sintiendo como se llenan nuestros pulmones y cuando lo soltamos, forzamos una carcajada utilizando las vocales; empezando con la a, ja, ja, ja, ja. Repetimos un par de veces con la misma vocal y seguimos con la e, luego con la i, la o y la u. Incluso podemos hacer este ejercicio en familia o en equipo; seguramente resultará más divertido y favorecerá que las risas sean más intensas. Si practicamos la risa, sentiremos que nos sirve de recuerdo relajante cuando estemos en momentos de tensión o de cierto estrés, que podremos resolver mejor recordando el bienestar que sentimos cuando nos reímos.  Y si sigues dudando de que la risa sea beneficiosa, piensa en diez personas que conozcas; ¿quién crees que es más feliz quién más se ríe o quién no lo hace casi nunca? ¿y tú, en que grupo estás? ¿en cuál quieres estar? ;))

 catalinafuster.com | Psicóloga y Coach

Ayúdanos a difundir este artículo

Comentarios

Agregar comentario

Plain text

  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Al enviar este formulario, usted acepta la política de privacidad de Mollom .