• Ser, hacer, pensar
    Imagen de Serhacerpensar
    Catalina Fuster
    Psicóloga y Coach

Eres empresario/a y ¿sabes gestionar personas?

Eres empresario/a y ¿sabes gestionar personas?
Catalina Fuster | Psicóloga y Coach | Objetivo CLM Noticias
Vie, 23/03/2018 | Economía | Ciudad Real

Sigo recibiendo demandas y solicitudes para trabajar en equipos de personas para mejorar la cohesión, el clima y la forma en la que directivos, empresarios y empresarias se esfuerzan en crear compromiso implicación y lograr que las personas que trabajan en sus empresas sean responsables, eficaces y eficientes. Sigo asistiendo a escenarios en los que se negocian ciertos privilegios y se perpetúa una especie de juego o lucha en la que se dan ciertas premisas que son, en sí mismas, mantenedoras de los problemas. El escenario en el que estamos encuadrando esta situación serían empresas pequeñas o medianas, mayoritariamente centradas en objetivos comerciales, profesionales, y donde la plantilla trabajadora no participa del conocimiento de la misión, visión o valores de una entidad que, en ocasiones, solo define esos conceptos como estrategia de marketing y no como pilares sobre los que desarrollar su actividad.

Cuando se realizan procesos de selección, que podríamos considerar el primer e importante paso en la elección de personas, algunas empresas no tienen claros los objetivos y demandas que quieren cubrir con esa nueva contratación. Es fundamental no solo definir los conocimientos necesarios que debe tener la persona que vamos a incorporar a la plantilla, sino también qué persona queremos incorporar al equipo, qué características personales deberían definirle (iniciativa, perseverancia, creatividad, obediencia, compromiso, capacidad de adaptación, liderazgo, etc.) Y se trata de hacer una lista sin ton ni son, como si fuera una carta a los reyes magos, sino saber definir cuál es la necesidad que tiene que cubrir esa nueva incorporación. Sería bueno que se supiera que es muy difícil encontrar a una persona con un buen perfil comercial y de relaciones públicas y que, además, posea un alto nivel de meticulosidad y de orden en su forma de realizar determinados trabajos. Es decir, que hay pretensiones que no son muy posibles a la hora de esperar que confluyan en una misma persona a un buen nivel.

Una vez tenemos un equipo, queremos que haya implicación, compromiso para con la empresa, ¿cómo se consigue eso?. El perfil de la dirección de la empresa será muy importante y cabe señalar que todavía existen perfiles muy autoritarios que reproducen eso de “todo para el equipo (en una clara intención de que estén satisfechos), pero sin contar con el equipo”. No se puede esperar implicación de alguien con quien no se cuenta para casi nada, o al menos de quienes no se pregunta cómo lo ves tú, qué opinas, gracias por esta información. A veces se olvida el gran poder que tiene preguntar la opinión de las personas implicadas en las situaciones y darle a esa opinión el valor que se le tenga que dar.

Y no quiero olvidarme de comentar el inmenso poder del reconocimiento y agradecimiento a un trabajo bien hecho. Ya sé que es muy fácil recordar que hacer las cosas bien es la obligación de cualquier trabajador/a. Está claro que a cualquier persona trabajadora se le paga por determinadas tareas, pero también deberíamos tener claro que cualquier persona trabajadora hace determinadas cosas de forma voluntaria, empezando por el “cariño” que le pone a aquello que hace. Si estamos de acuerdo que las cosas salen mejor hechas con cariño, ese mecanismo debe fluir en ambas direcciones y no cuesta nada reconocer, dar las gracias, sonreír. Seguramente esos detalles fortalecerán esa implicación porque todo el mundo quiere más de ese cariño.

catalinafuster.com | Psicóloga y Coach

Agregar comentario

Plain text

  • Etiquetas HTML permitidas: <strong>
  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Queremos saber si es un visitante humano y prevenir envíos de spam

Te puede interesar