• La Pluma del Oasis
    Imagen de laplumadeloasis
    David García
    Historiador y Bloguero

Hipócritas y rebeldes de sofá

Hipócritas y rebeldes de sofá
Objetivo CLM - David García Huertas
Vie, 14/12/2018 | Opinión | Región

     A veces siento el peso de cada una de las decisiones que he tomado en esta vida. De ninguna me arrepiento, pues cada una me ha aportado algo. Las buenas han traído comodidades, las regulares enseñan a madurar y reflexionar, pero las erróneas me han enseñado humildad y me han dado fortaleza. Hay quienes desde el primer momento buscaron censurarme, coartarme o intimidarme, tanto en el ámbito personal como en el futuro profesional que busco, pero si de algo me siento orgulloso es de que nunca me plegué, siempre ejercí mi derecho a opinar.

     En este aspecto me compadezco de aquellos que disfrutan de una silla en diversas tertulias y de grandes columnas. Me compadezco, no de todos, sino de aquellos que sólo son marionetas que venden su alma al diablo y no gozan de la libertad de realizar análisis certeros. Una pena que haya tantos analistas en el ostracismo analítico mientras muchas tertulias se llenan de voceros de una corriente u otra. Cuando un analista se convierte en vocero o en un hooligan de determinadas siglas el análisis pasa a un segundo plano en beneficio de la propaganda, así pues la sociedad pasa a estar desinformada.

     Una sociedad que tiene al alcance de su mano todo tipo de información y se excusa en la falta de tiempo provoca una sociedad que no tiene ideas propias. Una sociedad menor de edad que es incapaz de preguntarse y sacar sus propias conclusiones. Una sociedad llena de hipócritas aferrados a una u otra corriente.

     En primer lugar y tras la resaca de las elecciones andaluzas vemos análisis en tertulias muy sesgadas y eso me da miedo. No voy a entrar en desgranar el ascenso, caída y  resurgimiento, así como la llegada a Moncloa de  Pedro Sánchez. Tampoco analizaré el motivo por el que bajo mi punto de vista si se deberían convocar elecciones generales. Pero esto es sólo mi punto de vista, no es la verdad, ni tan siquiera puede ser certero, tampoco soy quien debe decidir si se convocan o no. Ahora bien, me parece triste que de todo se culpe al actual presidente del Gobierno, hasta de los resultados en Andalucía cuando apenas participó en la campaña. En caso contrario no hubiese sido un factor benefactor, ni ahora es un factor negativo. Sin embargo como en los resultados gallegos y vascos se le culpa de los resultados malos. Por el contrario en las penúltimas elecciones andaluzas  se le atribuyó el mérito a Susana.

     Este tipo de actitudes a la hora de hacer un análisis es preocupante. Mientras se defiende esta teoría en el principal partido contrario no se hace un análisis igual. Mientras que Pablo Casado con más de cuarenta actos y la inestimable ayuda de su Secretario General, Teodoro, no se les ha señalado como responsables de los malos resultados. Cuando es obvio que la participación de la dirección nacional ha sido superior a la que Sánchez procuró a Susana.

     En definitiva no creo que ningún líder sea culpable de los resultados electorales de su partido a nivel autonómico o local. El problema es que algunos analistas no se han dado cuenta, o no quieren darse cuenta, de que el panorama político ha cambiado, que el ascenso o descenso de los partidos en municipios, ciudades, comunidades o europeas no depende de quien lidere el partido a nivel nacional, sino de la calidad del candidato/a que encabece la lista y el equipo que lleve.

     Por otro lado están los hipócritas sociales, los rebeldes de sofá. Con una soflama exacerbada sobre la lucha social más superficial de lo que se espera de una sociedad que debería mostrarse más unida contra las desigualdades.

      En este aspecto me centraré en los triunfitos  de este año.  Éstos son capaces de enconarse por una palabra  de una canción, “mariconez”, pero luego son incapaces de protestar por la marginación de tres de sus compañeros.  Estos tres compañeros no podrán optar a representar a España en Eurovisión, un verdadero motivo por el que deberían mostrar sus ansias de lucha en beneficio del compañerismo y hacer bandera de esa lucha por la igualdad que tanto han pregonado. Pero no, no vaya a ser que con esta actitud perjudiquemos nuestra carrera profesional, total si alguien debe de caer que no sea yo. Ya no existen ideales, ahora sólo egoísmo.  ¿Demuestra esto qué sólo son rebeldes de sofá? ¿Por qué no renuncian todos a Eurovisión sino optan todos a ella? ¿Acaso ya no son todos los constructores de esa ciudad qué dicen que crearán en su himno “Somos”?

      Quizás muchos no entiendan que haya mezclado política con operación triunfo. Espero que hayan comprendido que no es comparar, es explicar a través de un ejemplo televisivo como la pérdida de derechos, valores y de oportunidades sólo es fruto de esta sociedad egoísta y competitiva, donde no importa quien caiga si yo me mantengo. El problema es que si no nos ayudamos entre todos al final caemos todos y cuando queden pocos por caer y el miedo nos inunde no habrá compañeros que nos ayuden a mantenernos.

     Acabaré recordando una parte de la canción  Me dijeron de pequeño, eso sí con unos arreglos estructurales pero manteniendo la esencia.

     Me dijeron de pequeño…donde vas que tú no puedes.  A día de hoy me lo siguen diciendo e incluso la tentación a veces es fuerte pero me mantengo firme a mis principios y estilo de vida, pero a día de hoy si algo me hace sentir orgulloso es que sigo luchando por ello y no han conseguido moverme de mi sitio.

Agregar comentario

Plain text

  • Etiquetas HTML permitidas: <strong>
  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Queremos saber si es un visitante humano y prevenir envíos de spam

Te puede interesar