• La Pluma del Oasis
    Imagen de laplumadeloasis
    David García
    Historiador y Bloguero

Desproporcionado

Desproporcionado
Objetivo CLM - David García Huertas
Vie, 12/04/2019 | Opinión | Región

     Hace unas horas comenzó la campaña electoral para las elecciones generales, oficialmente. Extra oficialmente la campaña comenzó con la formación del Gobierno andaluz. 

     Ríos de tinta, horas de tertulias, análisis a granel y oradores de palacio han copado la actualidad. Lo han tenido fácil, los propios candidatos y sus allegados han hecho declaraciones que han facilitado el trabajo.  Harina de otro costal es la calidad del trabajo realizado, en un alto grado bueno, pero sin productividad ante los difamadores y mentirosos que parecen llegar más al  personal.  No importa que varios periodistas y  medios sean señalados como culpables de manipular, tergiversar e incluso mentir en cuanto a la información vertida sobre determinados políticos, esos periodistas siguen contando con el escudo protector que los mantiene en el candelero, de ahí la necesidad de que todo vaya cambiando.  Sin embargo no se puede culpar sólo a los medios, ni tan siquiera a la propia ciudadanía que sólo se digna a leer sin contrastar, que su miedo al cambio le produce la creación de un escudo que rechaza  a quienes quieren cambiar la situación.

       La educación, la gran maltratada por la política es un pilar muy débil en la sociedad española y por consiguiente provoca la debilidad intelectual de una parte de la sociedad. Sin importar el espectro político, izquierda o derecha, conservador o progresista, en definitiva son todos los partidos quienes parecen buscar sólo ovejas que siguen al pastor, todo parece indicar más a una religión civil que a unos partidos políticos.

      Todo esto no es culpa de un año, es culpa de una dejadez política donde se han tenido siglas grabadas a fuego durante mucho tiempo. Tanto la izquierda como la derecha han tenido un abanico importante para votar a uno u otro, pero la sociedad es de rutina y de perpetuar el voto sin importar la actitud general a la hora de hacer política.  Esto también ha provocado que la meritocracia interna en los partidos haya brillado por su ausencia, la creación de núcleos internos y una red clientelar ha conllevado al liderazgo a veces a gente que no está preparada.  A veces cuando estoy magnánimo pienso que son fallos de los nervios, cuando estoy normal pienso que simplemente nos toman por tontos.

     La educación es algo tan importante que debe ser apoyada para que las próximas generaciones no sólo lean, escuchen o vean las noticias, sino que sean capaces de contrastar información y sean autosuficientes intelectualmente para tener su propio juicio de valor, sólo así serán libres.

      Esta es una tarea dura pues los propios dirigentes se encargarán de frenar esto, seguirán haciéndonos creer que bajar el salario mínimo a 850 es subirlo, nos seguirán intentando vender que la Reconquista es posible, que el simbolismo político es necesario pero a veces ya pasa a un modo carnavalesco. Lo siento por los afiliados y simpatizantes de VOX en Ciudad Real, viendo lo que sucedió en Alarcos imagino que no visitarán la provincia no vaya a ser que se retrase la Reconquista.  Bromas aparte hay que centrarse en lo verdaderamente importante. Hace un tiempo atrás la política consistía en llegar a acuerdos programáticos, sin importar siglas, sin importar nada más que el beneficio social, sin embargo en la actualidad los partidos políticos sólo actúan según le beneficie políticamente, al final perdemos nosotros.

      Actualmente pasamos muchos aspectos por alto, no les prestamos atención o simplemente creemos que es algo que nos han dado gratis. La realidad es que no.

      Poder mirarnos todos a los ojos y que sólo prevalezca la honradez y la dignidad tal y como son nuestras actitudes ante la sociedad, la hacienda pública y el trato con los demás es algo que se ha conseguido con sangre. Antes muchos de nuestros padres o abuelos tuvieron que agachar la cabeza ante las injusticias de determinados linajes. Que las mujeres votasen fue un derecho más tardío, pero el mismo derecho en sí, el de votar, fue un logro conseguido a base de protestas.  Por todo eso estas elecciones son vitales, hay que apartar las siglas de la cabeza y votar con el corazón, ejercer el voto y ser conscientes de lo que nos jugamos.

Agregar comentario

Plain text

  • Etiquetas HTML permitidas: <strong>
  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Queremos saber si es un visitante humano y prevenir envíos de spam

Te puede interesar