• La Pluma del Oasis
    Imagen de laplumadeloasis
    David García
    Historiador y Bloguero

¿A qué jugáis?

¿A qué jugáis?
David García Huertas
Jueves, 04/02/2021 | Ciudad Real | Portada, Sociedad, Opinión

     Esta pandemia hemos visto de todo. Gente buena haciendo el bien. Gente que creíamos buenas haciendo el mal. Y personas malas que no han cambiado. El egoísmo ha sido un vértice social que se ha agudizado no sólo en el primer confinamiento, sino en el devenir de la pandemia. En sus diferentes olas y restricciones.

     Sinceramente. Es algo que no me ha sorprendido. Siempre he sido consciente de que las personas buenas seguirán haciendo el bien a pesar de todo. Que las malas personas no cambiarán nunca. Y que las personas falsas y egoístas terminan dando su verdadera cara.

     Sin embargo me quiero centrar en dos partes de la política.

     En primer lugar analizaré la situación de Cataluña. ¿De verdad que ERC y Junts no pudieron acordar quién presidiera la Generalitat hasta que esto pasara? ¿Por qué han dado lugar a que se convoquen elecciones por falta de acuerdo? La respuesta a las dos preguntas está clara. No les importan los ciudadanos. Sólo sus intereses. La jugada les puede salir bien o mal. Cierto es  que el efecto Illa parece que les ha pillado por sorpresa. Quizás por eso ahora no querían elecciones.  Pero su falta de acuerdo para acordar quien presidía la Generalitat ha conllevado a que  la justicia diga que hay elecciones.

     ¿Cuál ha sido la consecuencia? El mayor atentado sanitario de la Transición.  En plena tercera ola y con más de setecientas personas muriendo todos los días en España dan permiso para ir de un municipio a otro para escuchar mítines. En los psiquiátricos los hay menos cínicos.  Mientras hay negocios cerrados y muchas personas intentando sobrevivir, ellos tienen la cara dura  de relajar las medidas sanitarias. El objetivo es arañar votos sin importar la salud. Ojala y los boten de esos sillones aterciopelados y cómodos.

     Quizás la mejor respuesta social sea la de no ir a votar.

     Pero ahora vengamos al Partido Popular de  Castilla-La Mancha. No sólo diré que me sorprende como Núñez pide el uno de febrero que se vacunen primero a políticos y luego el dos de febrero invita a un reto a Emiliano García Page a que sean los últimos. Esos cambios bruscos de dirección son más propios de un perdedor y populista que del jefe de la oposición de Castilla-La Mancha.

     Pero es que a Núñez le da igual todo. Nuestros negocios están cerrados, las medidas son cada vez más asfixiantes para los ciudadanos. Sin embargo él es de otra pasta. Él se dedica a saltarse el control perimetral para hacer visitas de menos de una hora a los diferentes municipios. Cuyo único objetivo es el de la propaganda.

     No es tiempo de eso señor Núñez.

     En la vida lo más importante es aquello que hacemos. Es por lo que seremos recordados. Nuestras actitudes serán las que nos lleven al éxito o al ostracismo. Eso no sólo pasa en lo personal. Los partidos políticos deben de empezar a trabajar por el bien común sin populismo y sin demagogia. En definitiva como decía la semana pasada, los partidos deben olvidar el clientelismo político.

     De nada vale hacer alardes de querer salvar municipios, acabar con la despoblación  y fomentar el turismo rural si determinados partidos siguen poniendo incompetentes a dirigir municipios. Porque algún día  pueden llegar más arriba y es la ruina de todos.

Agregar comentario

Plain text

  • Etiquetas HTML permitidas: <strong>
  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Queremos saber si es un visitante humano y prevenir envíos de spam

Te puede interesar