• La Pluma del Oasis
    Imagen de laplumadeloasis
    David García
    Historiador y Bloguero

La cara como el cemento armado

La cara como el cemento armado
David García Huertas
Viernes, 08/05/2020 | Ciudad Real | Ciudad Real | Portada, Sociedad, Opinión

     Se pedía una nueva prórroga del estado de alarma. Sin duda alguna nos ha dejado de relieve dos partes de la política.

     Por un lado aquellos políticos que en sus errores buscan el bien común. Sin importar la distancia ideológica o su posicionamiento estructural de España. 

     Hemos visto como Ciudadanos ha demostrado como puede ser más útil con sus pocos diputados que con todos aquellos con los que contó Rivera. No defiendo su modelo liberal, ni su ideología, ni su pasado, ni tan siquiera su relevancia política. Simplemente comento que en un estado de excepción está sabiendo estar a la altura.

      Todos critican al PNV por dar su apoyo a cambio de algo. Las negociaciones son así y las hemos visto a lo largo de toda la democracia y con diferentes partidos políticos. Sin embargo la realidad es que quienes critican todo eso podían haber hecho algo para que no fuese así.

      Por otro lado están los políticos con la cara de cemento armado. Carentes de vergüenza, educación y salud política.

      De Vox no voy a dedicar ni un segundo, pues aparte de mentir y de enfrentar a la sociedad no aportan nada a la política española.

      Empezaré por los independentistas. La CUP al igual que con Vox no voy a dedicar nada más de este artículo. Mucho predicar pero viven de las arcas públicas, aportan poco al cómputo general y  representan poco. Pero los líderes ganan mucho.

     ERC intenta meter en una encrucijada al Gobierno porque Ciudadanos les ha apoyado. Quizás deban de recapacitar, pensar que con un Congreso tan dividido el abanico de pactos, negociaciones y acuerdos está muy abierto. No es que el Gobierno sea ideológicamente igual que Ciudadanos, pero se debe de recordar que era necesario esta prórroga, si no lo ven así es que han perdido la noción de la calle, han dejado de ser de izquierdas. Algo que no sería malo. Llevan mucho  tiempo juntándose y yendo de la mano de la antigua Convergencia.

      La antigua Convergencia que ha sufrido una mutación de siglas y de nombres sólo para que no se le relacione con presuntos casos de corrupción, o con su honorable Pujol.  

      El momento cumbre para los independentistas llega con la subida al estrado de Laura Borràs. Con más cara que espalda empieza a reprochar al Gobierno y lo  culpa de llegar a acuerdos con ciudadanos. Quizás su visión burguesa y derechista rancia y xenófoba por todo lo español le lleva a olvidar determinados asuntos. Para dar lecciones de moral hay que ser moral y éticamente consecuente. Se podrá estar en desacuerdo con el Gobierno, podrá caer mal el presidente, vicepresidente o algunas personas que ostentan el cargo de ministro, pero señora Borràs, señor Rufián, que Cataluña necesita el estado de alarma como la que más para salir poco a poco del confinamiento es obvio debido  al grado de afectados.

      Un consejo para Rufián. Ser amigo de los señoritos burgueses puede llevarte a creer que eres de los suyos, pero recuerda que estar más cerca de políticos señalados por presunta corrupción como es la de fraccionar contratos presuntamente y que sube al estrado con una superioridad propia de la derecha castiza no le hace bien. Una derecha castiza que no entiende de fronteras, es igual en todo el territorio se llame como se llame el partido.  No acabe perdiendo el papel tan importante que su partido y usted podría jugar en el tablero político. La paciencia es una virtud pero también se pierde, no vaya usted hacer perder la paciencia del Gobierno.

     Respecto al partido popular no encuentro nada más que la idea de cobardía.  Miedo a perder votos, algo que me resulta difícil de entender en un partido que se llama constitucionalista. Hay que ser duro de cabeza para criticar sin cesar al Gobierno y que cuya medida estrella y única sea el luto. ¿Acaso así se va a solucionar el problema?

      Un partido que su responsable  de redes sociales  ha sido bloqueado por Facebook por difundir “Fakes New”. Un partido que en Madrid decía el 5 de marzo que se siguiese con la vida normal y restaba importancia al Covid-19. Un partido que  ha señalado el 8M como principal foco de infección para culpar al Gobierno porque este lo apoyó, no porque le importe los contagios. Sino porque detectan la libertad de la mujer, aunque la enmascaren. El fin de semana del 7 y 8 de marzo hubo miles de partidos de futbol, centenares de baloncesto y muchos más de diferentes deportes, el culto religioso siguió su cauce normal y mira que hay parroquias.

     Además estuvo Vistalegre lleno. Con un acto de Vox que fue hasta el lumbreras que con todos los síntomas, después de viajar a Milán, no se percató que podía tener el Covid-19. Aun así la culpa es del Gobierno por permitir la manifestación del 8M.

     Un partido popular que ahora se hace defensor de las familias que han perdido un ser querido. ¿Acaso creen que un Gobierno quiere que la gente muera así? Yo eso no puedo entenderlo.

     Quizás quienes gestionaron la crisis de la hepatitis que causó cuatro mil muertes, existiendo una medicina que los podía curar, nos puede iluminar el camino.  Nadie les llamó asesinos en el Congreso, porque lo que le molesta a la derecha no es la crisis sanitaria, ni los muertos, ni tan siquiera que no tengan perspectivas de ganar a un corto plazo, les molesta que esta crisis no sean los de siempre los únicos que se benefician. Sí, sus amigos con muchos millones de euros. Esta vez el estado no ha dejado desamparada en su totalidad a la ciudadanía y eso les molesta. Por eso no votan a favor. Porque les duele reconocer que la luz se ve al final, pero no quieren ser cómplices no vaya a ser que sus amigos se vayan al lado oscuro y dejen de ser el partido referencia de la derecha.

       El egoísmo político os ha llevado al fango político. Ojalá y lo paguéis en las elecciones, que la conciencia no os deje descansar.

     Que tonterías digo si sois capaces de recortar en sanidad a la vez que aplaudís como en Murcia. Si sois capaces de recortar la sanidad en toda España en crisis y ahora creeros defensores. No tenéis conciencia ni la derecha española ni la catalana.

     Reflexión:  Nosotros no somos iguales, nosotros nos mojamos los pies. (Arnau en la “Catedral del Mar”)

Agregar comentario

Plain text

  • Etiquetas HTML permitidas: <strong>
  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Queremos saber si es un visitante humano y prevenir envíos de spam

Te puede interesar