• La Pluma del Oasis
    Imagen de laplumadeloasis
    David García
    Historiador y Bloguero

Señorías, por favor, tengan educación

Señorías, por favor, tengan educación
David García Huertas
Viernes, 05/11/2021 | Ciudad Real | Portada, Opinión

      Días donde el debate sobre los Presupuestos Generales ha vuelto a poner de manifiesto la decadencia política. El Congreso y el Senado son dos instituciones donde se debe tener un mínimo de educación y un poco de respeto hacia ellas por todo lo que significan y representan.

        Es mucho pedir, seguramente, que las personas que ocupan los diferentes escaños tengan el talante de Prim, Azaña, Alcalá-Zamora, Cánovas, Canalejas, Sagasta, Maura  o Romanones.

     La derecha ha vuelto hacerlo. Primero por el desconocimiento de Casado cuando propone que la inseminación in-vitro será una realidad con ellos, algo que ya existe. Sería el único que no lo supiese. La derecha ha aceptado la bronca como símbolo de oposición, su actitud de mentir y poner trabas sucias ha sido su actitud más reciente. Primero fue su falta de colaboración en la pandemia y su posterior tour por Bruselas para hablar mal de su país, como si no quisieran que los fondos europeos  llegasen como oxígeno económico para España. Más recientemente ha sido su total apoyo a las eléctricas en detrimento del común social. La derecha pide rebajar los impuestos, que no es la solución, pero nada de los beneficios “caídos del cielo”. Como siempre han hecho, su actitud es desmantelar toda estructura que pueda ser un bien común  como lo son la sanidad y la educación. Menos impuestos, menos recursos para el estado de bienestar. Les da igual en realidad  ellos sólo quieren beneficiar a sus amigos de la educación y la sanidad privada. Ya lo hizo la derecha en la República desmantelando la enseñanza progresista y beneficiando a la enseñanza elitista y eclesiástica. Su actitud no ha cambiado tanto.

       Si nos vamos a la ultraderecha, de corte autoritario e inquisitorial lo más triste es ver como a pesar de: votar en contra de la subida del salario mínimo, apoyar a los grandes tenedores de vivienda, ser cómplices del abuso de las eléctricas y votar en contra de la rebaja de los beneficios “caídos del cielo”. A pesar de que su líder no ha trabajado nunca fuera de los diferentes chiringuitos y cargos públicos. Tiene un portavoz condenado por no pagar unas obras según la empresa que se las hizo. Una candidata que firmaba proyectos sin tener el título presuntamente.  Y como no un secretario general con una orden de búsqueda y captura por  parte del Reino Unido.

      Bien pues a pesar de todo eso hay quienes llegan muy justos a final de mes y creen que la solución es ese tipo de gente. Personas que carecen de vergüenza como se demuestra una y otra vez en el Congreso. Estos días llamaba un diputado de VOX “gilipollas” a una ministra. A Joan Baldoví le amenaza con “me lo vas a decir fuera”. Actitudes chabacanas y macarras que deberían ser condenadas unánimemente por los partidos políticos que tengan algo de respeto a la Institución.  Como buenos abusones utilizan la soberbia  y la intimidación para resaltar por encima de quienes no piensan igual.

       La ministra ha estado a la altura dejando la opción de que se condenara el insulto y se amonestara al diputado sinvergüenza, pero no, no se le ha dicho nada al diputado. Ellos están por encima del bien y del mal. Si ven en algún momento que  la clase privilegiada  se puede ver mínimamente perjudicada utilizan la intimidación en primer lugar y luego, seguramente, la fuerza. Porque ya se vio en la película “Mientras dure la Guerra”, mientras Unamuno da un discurso de calidad, Millán Astray sólo sabe arengar a la grandeza de España. No dan para más, están limitados, es así.

       Sin embargo Joan Baldoví ha respondido con un poco de sangre caliente con un “dónde quieras y cuándo quieras”, no es la respuesta quizás. Porque eso sólo les da una publicidad que no merecen, pero quienes tenemos la sangre un pelín caliente debemos de reconocer que habríamos hecho lo mismo. Quizás no sea lo correcto pero ya está bien de tolerar el insulto como una opción política, no todo vale.

      En la historia hay algo que   ha quedado  reflejado. Mientras las mentes y partidos progresistas han luchado por construir un país mejor. Los conservadores, las derechas varias, fascistas, carlistas y dictadores, siempre apoyados por los terratenientes y las clases privilegiadas se han dedicado a destruir.  Y es que en su mente sólo caben los suyos, los demás sólo deben de ser siervos o exterminados.

      Por eso hay que decirlo claramente. Tolerancia a todo menos a los intolerantes, si un partido es intolerante debe ser ilegalizado y VOX no es tolerante.

Agregar comentario

Plain text

  • Etiquetas HTML permitidas: <strong>
  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Queremos saber si es un visitante humano y prevenir envíos de spam

Te puede interesar