• La Pluma del Oasis
    Imagen de laplumadeloasis
    David García
    Historiador y Bloguero

Sin remedio

Sin remedio
David García Huertas
Miércoles, 15/04/2020 | Opinión | Ciudad Real | Ciudad Real

     Vivimos tiempos convulsos. Tiempos difíciles. Tiempos que nos dejarán retratados para el día de mañana.

     Esta pandemia que hoy sufrimos no pienso analizarla desde el punto de vista político. Ni Gobierno ni oposición verán en este artículo un argumento en contra, nada más que el de pedirles que por favor hagan todos autocrítica. Todos.

      Me quiero adentrar en la actitud que estamos teniendo los ciudadanos frente a esta situación. Resistiré como himno. Lemas como de está saldremos. Aplausos y sirenas a las ocho por las personas que se dedican a la sanidad, autoridades y por los que todavía en la época más dura han tenido que trabajar para que no falte suministro. Ahora se dice que de esta saldremos sin ser los mismos que antes. Ahora valoraremos más los pequeños detalles.

     Dejémonos de tonterías. Seremos los mismos. Igual de egoístas, igual de falsos, críticos, clasistas  y seguiremos ignorando las injusticias que nos rodean.

     Muchos diréis por qué pienso eso. Bien es cierto que quién siempre ha actuado con bondad seguirá haciéndolo. Quién es solidario seguirá siéndolo y quien de verdad quiere y ama seguirá haciéndolo. Pero ¿acaso no os preocupa la Gestapo de balcón y de redes sociales?

      Vemos a diario ejemplo como una madre con un hijo autista es increpada desde el balcón. Vemos como los médicos son señalados y al igual que a las ocho se les aplaude a las nueve se les pone un cartelito para que no vayan a su casa, por el miedo de los vecinos. Vemos como algunos se saltan la cuarentena a la torera y como hay perros que hacen más kilómetros que el coche de un comercial.  Los dos últimos ejemplos muestran un egoísmo sin parangón, pero lo que más me preocupa es la primera parte.

       Esos que se dedican a señalar, sin conocer el motivo por el que una persona sale de su casa. También  hay quienes quieren expulsar a un vecino que se está dejando la vida por nosotros.

     Esto me recuerda lo más siniestro de la historia. Me recuerda a los chivatos de la dictadura, me recuerda a los escuadrones de la Gestapo que se dedicaban a señalar. Simplemente me da tristeza de cómo en un momento donde todo debería ser solidaridad hay una parte social que no la tiene, otra parte se dedica a ser los chivatos. Pero lo bueno siempre será, ese tercer grupo que es la mayor parte de la sociedad, que si está cumpliendo con las normas. Sin embargo eso no debe de ocultarnos que las actitudes inquisitoriales siguen estando ahí.

     Es duro estar encerrado. En un piso pequeño más. Hay una parte de la sociedad que le da igual todo y es insolidaria. Nuestra labor no debe consistir en señalar, sino estar en casa. Si nos dedicamos a delatar e increpar no somos mejores, pues para los que cometen la infracción las autoridades tienen boli, libreta y medios.

     Señalar a la persona que vive al lado con el único fin de resaltar que tú lo haces bien, es el primer gesto de demostrar que la cuarentena no te está enseñando nada.

Agregar comentario

Plain text

  • Etiquetas HTML permitidas: <strong>
  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Queremos saber si es un visitante humano y prevenir envíos de spam

Te puede interesar