El Glaucoma: qué es, cómo se detecta y qué hacer para prevenirlo

El 12 de marzo es el Día Mundial Contra el Glaucoma. Según la Asociación de Glaucoma para Afectados y Familiares (AGAF) alrededor de 25.000 españoles diagnosticados con esta patología ocular podrían sufrir ceguera total en los próximos años. Como consejo general, ZEISS recomienda que, al igual que para prevenir muchas otras enfermedades de la visión, para detectar a tiempo el Glaucoma es fundamental revisarse la vista al menos una vez al año, siempre en un centro óptico u oftalmológico que incluya las pruebas capaces de detectarlo a tiempo

El Glaucoma: qué es, cómo se detecta y qué hacer para prevenirlo
Objetivo CLM
Mar, 12/03/2019 | Salud | Madrid | Nacional

Hoy 12 de marzo se celebra el Día Mundial del Glaucoma. Su objetivo es informar y sensibilizar a la población sobre la importancia de la prevención y el diagnóstico precoz de este conjunto de hasta 60 enfermedades oculares que pueden concluir en ceguera irreversible por una degeneración progresiva del nervio óptico. Y es que hasta un 90% de los casos se puede prevenir. Según la Asociación de Glaucoma para Afectados y Familiares (AGAF) alrededor de 25.000 españoles diagnosticados con esta patología ocular podrían sufrir ceguera total en los próximos años.

El Glaucoma es una enfermedad multifuncional que afecta a las fibras nerviosas de las células ganglionares en el nervio óptico. La mayoría de los glaucomas se caracterizan por un aumento de la presión intraocular (PIO) y/o un trastorno circulatorio que afecta al nervio óptico. Una presión intraocular elevada, que puede deberse a diversos factores, afecta negativamente a estas células, que son como los 'cables' que conectan los ojos con nuestro cerebro. Pero, además, el Glaucoma también puede aparecer con una presión intraocular baja. Por eso son tan importantes la revisiones visuales (al menos una año) independientemente de la PIO, puesto que hay una incidencia creciente de glaucomas normotensivos.

En cualquiera de los casos, y salvando el conocido como ataque de Glaucoma, en el que la presión intraocular aumenta de manera rápida y repentina causando dolor y daños inmediatos, se nota sólo una vez que ya ha causado considerables daños al nervio óptico y/o la retina.

Algunos síntomas típicos son ojos llorosos y defectos ópticos tales como un campo visual –el área que podemos ver sin mover la cabeza- arqueado o estrechado. En ocasiones, el Glaucoma provoca una reducción o penalización del campo visual o que aparezcan anillos de color al mirar hacia fuentes de luz brillantes y, en determinados tipos, las personas afectadas experimentan una pérdida general de la agudeza visual y una percepción reducida del contraste.

ZEISS es consciente de que muchos afectados no saben que padecen la patología. Por eso, los equipos de análisis visual de la marca alemana permiten al profesional de la salud visual llevar a cabo una batería de pruebas rápidas, no invasivas e indoloras, destinadas a desenmascarar a este “ladrón silencioso” que es el Glaucoma. Con VISUPLAN 500 de ZEISS, el óptico puede medir la tensión intraocular sin contacto ni anestesia, mientras que con VISUSCOUT 100, un retinógrafo no midriático, es decir, su uso no requiere de dilatación de la pupila, el profesional de la salud visual puede llevar a cabo un examen de retina completo y rápido, que alerte sobre la aparición de enfermedades como el Glaucoma.  Con estas pruebas, el profesional de la salud visual puede detectar la presencia de Glaucoma, tanto si se presenta a través de una PIO elevada, como si no, para, si lo hay, derivar el caso de forma inmediata, al oftalmólogo.

Como consejo general, ZEISS recomienda que, al igual que para prevenir muchas otras patologías oculares, para detectar a tiempo el Glaucoma es fundamental revisarse la vista al menos una vez al año, siempre en un centro óptico u oftalmológico que incluya las pruebas capaces de detectarlo a tiempo, e incluso con más frecuencia, en el caso de formar parte de grupos de riesgo como son las personas de más de 40 años, quienes sufren una miopía alta, o a quienes su óptico de confianza ha detectado que su ángulo iridocorneal es estrecho o un espesor de córnea sospechoso. Otros consejos importantes a tener en cuenta son los de mantener controladas la diabetes mellitus y enfermedades cardiovasculares como la hipertensión.

El tipo de Glaucoma determina el tratamiento. En muchos casos, basta con un colirio que reduzca la presión intraocular. Otras alternativas son el tratamiento con láser y la cirugía, con lo que también se pueden alcanzar los resultados deseados. La cirugía de Glaucoma se suele realizar bajo anestesia local. Y aunque muchas veces la solución es simple, los daños que provoca son acumulativos e irreversibles. De ahí la importancia de su detección precoz. En el caso de detección de PIO alta o de cualquier otro indicio de la enfermedad, se debe seguir el procedimiento descrito por el oftalmólogo y/o optometrista.

Te puede interesar

Agregar comentario

Plain text

  • Etiquetas HTML permitidas: <strong>
  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Queremos saber si es un visitante humano y prevenir envíos de spam

Suscríbete a Objetivo CLM

Psicologa en Ciudad Real
Todo sobre el Comercio Exterior

■ Nuestras Guías

  • SSE Energía Castilla-La Mancha
  • Hermade fabricación, venta y mantenimiento de maquinaria para la madera
  • El Rincón de Juana - Alojamiento Rural
  • Asesor Jurídico
Anunciate con nosotros

■ Participa

Cartas al Director
Objetivo Piña Colada
Todo sobre el Comercio Exterior
Derecho para el Ciudadano
Objetivo Tv

La Experiencia de Emprender