Market Comex | “Hablemos de mercado y valor”
Imagen de Market Comex

Virus informativo en las bolsas mundiales

Virus informativo en las bolsas mundiales
Rafael López García-Mohedano

“El comercio no trata sobre mercancías, trata sobre información. Las mercancías se sientan en el almacén hasta que la información las mueve.” -. C. J. Cherryh

No cabe dudad de que la noticia del año está siendo la aparición del coronavirus, rebautizado Covid-19. Las consecuencias negativas que está teniendo en todo el mundo son de gran magnitud. Y, viendo la tendencia, esto puede ser solo el principio. Las bolsas mundiales bajan día sí y día también. Cada nuevo caso en un nuevo país supone una vuelta de tuerca más en la transmisión de las reticencias, de las sospechas, del miedo. Cada nuevo dato es narrado en los medios de comunicación como si estuviéramos atendiendo a un evento deportivo en el que nos facilitan continuamente el minuto y resultado. Esto está provocando que, aunque las autoridades sanitarias están mandando mensajes de calma constantemente, ciertos comportamientos impulsivos en la sociedad se están trasladando a los mercados y a la actividad económica de manera, cuando menos, llamativa.

En el caso de Italia, los primeros contagios en el país transalpino fueron continuamente tratados por toda la prensa. Informaciones contradictorias, basadas en muchos casos en suposiciones, elucubraciones o intuiciones, han hecho más daño a la economía y a la sociedad que el propio virus. Teniendo en cuenta que cualquier muerte por enfermedad es una terrible noticia, “no se muere de coronavirus, sino con coronavirus”, como muy bien ha explicado en los últimos días el enviado especial de RTVE en Italia. Lorenzo Milá, quizá una de las voces que mejor ha sabido tratar este tema, con rigor y sin alarmismos, ha desgranado en cada una de sus intervenciones la magnitud exacta de esta noticia. Y, entre otras cosas, el problema que la histeria está teniendo en la economía italiana.

Teniendo en cuenta que todas las medidas encaminadas a salvaguardar la integridad y la salud de la sociedad no son solo plausibles, sino también exigibles, los números actuales de esta crisis del coronavirus no justifican ni las horas de sobreinformación a la que nos vemos abocados diariamente ni los llamamientos al pánico total y global que se realizan de cuando en cuando. La alarma que recorre el planeta por todos los rincones tiene un aliado mayor en el tono y el tratamiento de la información que en los datos propiamente.

Muchos sectores económicos, como el del turismo en España, están expectantes ante el desarrollo de los acontecimientos. A la vista de lo que está ocurriendo en Italia, el sector hostelero se teme lo peor para una campaña tan importante en nuestro país como la de Semana Santa. La destrucción de trabajo, el lucro cesante y todos los demás problemas que va acarrear este estado de confusión y miedo en el que estamos inmersos serán consecuencias nefastas que, sin embargo, pueden minimizarse.

El gobierno italiano ya está cambiando el rumbo en cuanto al tratamiento de la información. De los primeros días de descoordinación, órdenes contradictorias y enfrentamiento entre instituciones, se ha pasado a un mensaje de calma, coordinado con la comunidad científica, tanto dentro como fuera del país. El propio ministro de exteriores, Luigi di Maio, ha declarado, al calor de las cancelaciones de turistas extranjeros para Semana Santa, que Italia es un país seguro: “Nuestros hijos van a la escuela en la mayoría de nuestras ciudades y los turistas y los inversores pueden venir con tranquilidad”.

Este camino de información ponderada y serena debe ser también el de nuestro país. Con información, veraz por supuesto, sin caer en histerias provocadas por afirmaciones no contrastadas. El coronavirus ha abierto muchos frentes: sanitario, económico y social. Todas estas batallas solo se podrán ganar desde la calma y desde el conocimiento científico.

Agregar comentario

Plain text

  • Etiquetas HTML permitidas: <strong>
  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Queremos saber si es un visitante humano y prevenir envíos de spam

También te puede interesar