Market Comex | “Hablemos de mercado y valor”
Imagen de Market Comex

Escenario tras el BREXIT

Escenario tras el BREXIT
afael López García-Mohedano

Una de las innumerables citas que se le atribuyen a Winston Churchill comenzaba con aquello de que “cada pueblo tiene el gobierno que se merece…”. El pasado 12 de diciembre, el 43,6 % de los electores en el Reino Unido votaron por el Partido Conservador, otorgando a Boris Johnson una amplia mayoría absoluta traducida en 364 diputados de 650 posibles. Una gran victoria para los partidarios del Brexit. Que lo sea para Gran Bretaña en su conjunto está por ver.

Este resultado asegura que el proceso por el que cual finalmente el Reino Unido abandonará la Unión Europea seguirá su marcha hasta el final. El próximo 31 de enero será la fecha definitiva, esta vez sí. El parlamento británico ya no será un obstáculo y finalmente el primer ministro Johnson podrá hacer efectiva su principal promesa de campaña. Adiós Europa. Hola incertidumbre.

Antes de la citada fecha se deberá ratificar, tanto en el parlamento europeo como en el británico, el acuerdo al que llegaron ambas partes hace apenas un mes. El período transitorio en el que se deberán negociar las nuevas relaciones comerciales expirará el 31 de diciembre de 2020. Estas fechas son prácticamente definitivas. Ya no hay vuelta atrás.

Si bien se podrían escribir miles de páginas, de hecho se escriben, sobre qué consecuencias puede tener para Gran Bretaña este nuevo escenario, quizá ha llegado el momento de que nos centremos a este lado del Canal de La Mancha ya no tanto en nuestros antiguos socios, sino en el futuro de la Unión Europea. Lo que en un principio puede parecer una mala noticia, como es que un país decida abandonar el barco común, puede convertirse en una oportunidad magnífica de fortalecer la Unión y acometer desde una mejor posición los innumerables desafíos de los próximos años, de las próximas décadas.

El tono calmado y de alivio indisimulado de los representantes de las instituciones europeas en sus manifestaciones tras los resultados del jueves muestran a las claras el sentir en Bruselas. Este Brexit infinito se había convertido prácticamente en el tema único a tratar en la Unión. Su desenlace, aunque previsiblemente negativo para ambas partes, supone poder trabajar sobre un escenario menos volátil de lo que ha sido en los últimos años.

El futuro de Europa pasa indefectiblemente por el refuerzo de la Unión Europea. En un contexto de guerra comercial entre dos superpotencias como Estados Unidos y China y de una globalización que, mal que les pese a algunos, no se va a detener, es más necesaria que nunca una Unión fuerte con capacidad negociadora suficiente como para poder llegar a acuerdos comerciales satisfactorios.

En esta dirección, el papel de España se antoja importante en los próximos años. Con un compromiso sin fisuras con Europa como el de nuestro país, deberá además hacer valer su posición geopolítica en la relación con amplios mercados como el latinoamericano o el mediterráneo. En unos momentos en los que se están reordenando el panorama y las alianzas a nivel mundial, se hace necesario aprovechar las ventajas que por proximidad o por historia se abren para nuestro país. España está en una posición privilegiada. Es tiempo para el trabajo duro y el optimismo.

Agregar comentario

Plain text

  • Etiquetas HTML permitidas: <strong>
  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Queremos saber si es un visitante humano y prevenir envíos de spam

También te puede interesar