Enoturismo y comercio exterior | Blogs Objetivo CLM Noticias

Market Comex | “Hablemos de mercado y valor”
Imagen de Market Comex

Enoturismo y comercio exterior

Enoturismo y comercio exterior
Rafael López García-Mohedano

Ayer domingo 11 de noviembre se celebró el Día Europeo del Enoturismo. Una jornada organizada por la Red Europea de Ciudades del Vino (RECEVIN), que cumple su décima edición. La unión del turismo y el vino es un buen ejemplo de cómo dos actividades se pueden complementar perfectamente para multiplicar sus posibilidades de éxito en el mercado. Para el sector vitivinícola es una ayuda primordial en la apuesta por la venta de productos con un valor añadido. De cara al exterior es un valioso aliado.

La tendencia en los datos de exportación de vino en España en los últimos años ha sido la de mejorar en valor la relación precio/volumen. Sin duda, esto supone un esfuerzo a la hora de comercializar los productos en un mercado consolidado. Para competir con garantías, además de tener un buen producto, es necesario tener algo que lo diferencie.

El desarrollo del enoturismo hace posible que los consumidores puedan conocer de manera accesible dónde y cómo se produce el vino. Las instalaciones, el entorno, la gastronomía que les da ese carácter determinado. De dónde proceden. En definitiva, cuál es su historia.

Tener una historia que contar es una poderosa herramienta a la hora de construir la estrategia de venta. En el caso concreto de Castilla – La Mancha, contamos con algo único: el viñedo más grande del mundo. Un conocimiento milenario. Una rica variedad de productores. Lugares, costumbres y comidas que hacen de la experiencia alrededor del vino algo memorable.

Narrar todo esto y hacerlo llegar al cliente es un factor clave para  vender nuestros productos. En mercados con una gran oferta, el poder diferenciarse es vital. Sin un valor añadido apenas si hay visibilidad y las opciones se reducen de manera sustancial.

Una buena estructura del sector enoturístico ayuda a la promoción de los vinos en el exterior. La llegada de consumidores de distintos países abre la posibilidad de trabajar el concepto de marca a partir de su visita a la bodega. Y no solamente durante su estancia. También antes y después a través de un buen trabajo de marketing y de presencia en redes sociales. El objetivo debe ser que la experiencia comience navegando por nuestra página web cuando decide venir a visitarnos y llegue hasta cuando comparte las fotos de nuestra cuenta de Instagram después de haber regresado de nuevo a su país. Creando ese tipo de conexiones emocionales se podrán posicionar con firmeza nuestros productos en el mercado exterior.

Las bodegas y los museos  integrados en las Rutas del Vino de España han aumentado el número de visitantes en un 21% en 2016 y un 19% en 2017. Los turistas internacionales se incrementaron un 3% en el último año. El crecimiento de este sector no solo supone un aumento de ingresos por la propia actividad turística, sino que sirve como altavoz para presentar nuestros productos en el exterior. El fortalecimiento del enoturismo mejora al sector vitivinícola y este a su vez atrae a visitantes. Es una magnifica unión que está en plena expansión y que se retroalimenta, creando dinámicas de crecimiento de un gran interés. Si logramos aprovechar de manera eficiente este abanico de posibilidades que se nos presenta, estaremos en el camino de una expansión con una base sólida y unas oportunidades de gran calibre.

Agregar comentario

Plain text

  • Etiquetas HTML permitidas: <strong>
  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Queremos saber si es un visitante humano y prevenir envíos de spam

También te puede interesar