BREXIT (Parte II): ¿Cuál será el final del acuerdo de salida de Reino Unido de la Unión Europea? Los futuros efectos del Brexit en el Comercio Exterior dentro de nuestro entorno globalizado actual | Blogs Objetivo CLM Noticias

Market Comex | “Hablemos de mercado y valor”
Imagen de Market Comex

BREXIT (Parte II): ¿Cuál será el final del acuerdo de salida de Reino Unido de la Unión Europea? Los futuros efectos del Brexit en el Comercio Exterior dentro de nuestro entorno globalizado actual

BREXIT (Parte II): ¿Cuál será el final del acuerdo de salida de Reino Unido de la Unión Europea? Los futuros efectos del Brexit en el Comercio Exterior dentro de nuestro entorno globalizado actual
Raquel Aragón Risquez

Cuando la polémica sobre el BREXIT todavía está en el aire y Theresa May permanece a la espera del voto favorable de 320 diputados para que el acuerdo de salida del Reino Unido de la Unión Europea sea efectivo, el resto del mundo seguimos preguntándonos cuáles serán los efectos en el ámbito del Comercio Internacional en caso de ser aceptado.

Todo indica que el próximo miércoles 12 de diciembre se producirá la votación y sabremos si será aceptado o rechazado definitivamente.

¿Qué pasará tras la votación del acuerdo de salida de Reino Unido de la UE?

Si Theresa May consigue convencer a los 320 diputados necesarios para la aceptación, La Ley de Salida se incluirá en la legislación británica y se hará efectiva antes del 29 de marzo de 2019 a las 23 p.m. Justo a la medianoche europea de la fecha mencionada, el Reino Unido comenzará un periodo de transición en el que podrá seguir perteneciendo a la Unión Aduanera y disfrutando de una política comercial común que todos los países europeos conocemos como libre comercio.

Por el contrario, si el Parlamento Británico decide rechazar el acuerdo se abrirán varias líneas de actuación que serán bastante menos beneficiosas para el Reino Unido en relación con el Comercio Exterior. El Reino Unido se convertiría en un mero país tercero y dejaría de ser miembro de la Unión Aduanera, lo cual supondría la vuelta a las barreras arancelarias y el fin de la libre circulación de mercancías. A pesar de que esta opción sería la más drástica, tanto Theresa May como Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea, admitieron en la cumbre de Bruselas que será la elección más probable dado que conocen la existencia de 40 diputados que se oponen al pacto.

¿Qué le deparará el futuro a Theresa May si el Parlamento Británico rechaza el acuerdo? ¿Qué podría suceder en el país?

Si el Parlamento Británico finalmente rechaza el acuerdo, los diputados conservadores euroescépticos podrían dar lugar a una moción de confianza en contra de Theresa May tras reunir 48 firmas. Al mismo tiempo, también se podría llevar a cabo una moción de censura en la Cámara de los Comunes si los diputados laboristas también consiguen reunir las firmas necesarias.

Arrojando un poco de positividad sobre este asunto y suponiendo que Theresa May salga airosa, ella podría llevar a cabo 3 líneas de actuación distintas: someter el acuerdo a una segunda votación en el Parlamento Británico con un plazo cerrado de 30 días, convocar elecciones generales en el país e incluso convocar un segundo referéndum.

El futuro de Reino Unido tras salir de la UE

El mayor impacto negativo se verá reflejado en la economía del país. Todo este asunto ha ocasionado fluctuaciones importantes en la divisa británica que podrían ocasionar la depreciación de la libra esterlina y convertir a los británicos en ciudadanos más pobres al dejar de pertenecer a la Unión Europea. Dichos efectos económicos negativos están respaldados por estudios llevados a cabo por el Departamento del Tesoro y el Banco de Inglaterra. En el primer análisis, si el Reino Unido sale de la UE sin acuerdo se produciría un 9.3% de pérdida del PIB. El segundo estudio realizado por el Banco de España incrementa dicho porcentaje alcanzando un 10% y deja entrever que las peores consecuencias económicas se podrían ver reflejadas en una crisis financiera e incluso el hundimiento de la libra esterlina.

Además, un BREXIT sin acuerdo también implicaría el descenso de migración por parte de Europa, el descenso de turistas, la disminución de acuerdos comerciales, aumento de la inflación, incremento del número de ciudadanos británicos desempleados, consecuencias negativas en el comercio nacional e internacional británico, la caída del precio de la vivienda y de los inmuebles comerciales.

¿Cuáles serían las consecuencias comerciales del BREXIT?

Es más que evidente que el BREXIT traería consigo la restricción de relaciones comerciales a nivel internacional además de un debilitamiento del mercado único europeo y de su peso relativo en la economía mundial. Todo ello daría lugar al descenso de la participación de la Unión Europea en el ámbito del Comercio Internacional.

En caso de aceptar el acuerdo, el Reino Unido podrá negociar acuerdos comerciales con terceros países durante la fase de transición a cambio de aceptar su firme compromiso de aplicar la legislación comunitaria a pesar de no tener ni voz ni voto en la toma de decisiones europeas. De esta forma, el país podría conservar su posición en la escena comercial global al continuar siendo miembro de la Unión Aduanera y beneficiarse de las ventajas arancelarias que proporciona el libre comercio, tales como la venta de productos entre países miembros libres de aranceles y de barreras comerciales. Dicha anulación de los aranceles en frontera implica la homogeneidad de los precios de todos los productos comerciales entre los países firmantes del Tratado de Libre Comercio. Así, el Reino Unido mantendría abierta la frontera con Irlanda que tanto desastre causó en el pasado de la historia del país.

Si se rechaza el acuerdo, el Reino Unido se convertirá en un país tercero que tendrá que afrontar la vuelta a las barreras arancelarias, el fin de la libre circulación de mercancías y el aumento de papeleo con respecto a la documentación de exportación (declaraciones de aduanas, seguridad, certificaciones, etc) puesto que dicha operación ya no sería nunca más considerada como expedición intracomunitaria. A todo lo anterior, tendríamos que añadir el hecho de abonar el IVA por adelantado que afectaría negativamente a la liquidez de las empresas que comercialicen con Europa.

El BREXIT está creando una atmósfera de nerviosismo que se puede palpar a nivel internacional. Ante la incertidumbre de no saber qué pasará con el BREXIT ni con el futuro del Reino Unido, sólo nos queda esperar y confiar en que de momento las relaciones comerciales internacionales entre el Reino Unido y terceros países estarán reguladas por la Organización Mundial del Comercio.

Raquel Aragón Risquez.

Agregar comentario

Plain text

  • Etiquetas HTML permitidas: <strong>
  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Queremos saber si es un visitante humano y prevenir envíos de spam

También te puede interesar