BREXIT (Parte I): La historia de separación entre el Reino Unido y la Unión Europea. Contexto actual | Blogs Objetivo CLM Noticias

Market Comex | “Hablemos de mercado y valor”
Imagen de Market Comex

BREXIT (Parte I): La historia de separación entre el Reino Unido y la Unión Europea. Contexto actual

BREXIT (Parte I): La historia de separación entre el Reino Unido y la Unión Europea. Contexto actual
Raquel Aragón Risquez

En el referéndum del 23 de junio de 2016, los ciudadanos británicos votaron “NO” a la permanencia del Reino Unido en la Unión Europea tras 43 años perteneciendo a esta organización político-económica formada por 28 países que ondean una sola bandera. Así surgió lo que conocemos como BREXIT, puesto que la campaña “LEAVE” ganó con una mayoría del 52% causando un gran revuelo en el país en el que muchos ciudadanos expresaron su insatisfacción e indignación ante el resultado llegando incluso a proponer una nueva votación. Aquella marabunta de acontecimientos provocó la dimisión del primer ministro británico conservador David Cameron, quien dejó el legado a la actual defensora del Brexit Theresa May.

Dos años después de aquel “LEAVE”, el Brexit continúa siento un asunto bastante controvertido para todos los ciudadanos europeos que aún seguimos inmersos en esa maraña que se va desenredando muy poco a poco y con unas consecuencias futuras algo más que debatibles. Lo único que tenemos asumido es que el 29 de marzo de 2019 es la fecha prevista para que el Reino Unido deje de pertenecer a la UE si ambos no llegan a un punto común en las negociaciones pertinentes.

Puesto que estamos en un punto de inflexión en el que hasta los eficientes reporteros de la BBC están algo desorientados, vamos a intentar aportar un poco de luz sobre este asunto y evaluar el contexto actual en el que Reino Unido y la Unión Europea se encuentran actualmente.

¿Cómo se tratará Reino Unido cuando el Brexit se haga efectivo?

Lógicamente como país tercero a pesar de que los británicos exigen tener ciertos privilegios sobre otros países terceros. Muchos miembros de la UE se muestran reticentes ante dicha exigencia por la sencilla razón de que beneficiaría a Reino Unido en aspectos como acceso casi total al mercado europeo sin cumplir sus obligaciones y seguir disfrutando de un acceso privilegiado a las políticas de seguridad y de defensa. A pesar de que Reino Unido se compromete a respetar la legislación comunitaria, todos los países miembros exigen reforzar dicho compromiso aunque toleran que sea tratado como un país tercero con ciertos “privilegios”.

¿Cuál ha sido la problemática principal en el acuerdo de salida de la UE pactado por la Comisión Europea y el Gobierno Británico?

Tras la revisión de términos de un principio de acuerdo por parte de Londres y Bruselas el miércoles 14 de noviembre de 2018 y una ola de dimisiones en el gobierno de May, los 27 países miembros de la UE han aprobado el acuerdo del Brexit a día 25 de noviembre de 2018. Por tanto, ahora sólo falta que el Parlamento Británico también dé el visto bueno al acuerdo pactado por el que comezaría un período de transición hasta el 31 de diciembre de 2020. En caso contrario, Reino

Unido quedaría relegado a ser tratado como un país tercero más sin derecho a periodo de transición y cuya estabilidad política y prosperidad económica se trastornaría bastante.

Aunque el proceso de negociación ha sido muy duro, ambas partes han llegado a un punto común y Reino Unido no ha tenido otra opción que la de ceder ante algunas exigencias innegociables asumiendo que la UE no va a satisfacer todas sus demandas. A día de hoy, no sabemos exactamente los puntos que han sido pactados en el Brexit por ninguna de las partes pero si podemos analizar cuáles han sido los problemas que han ido surgiendo en las negociaciones:

  • Frontera Comercial: la salida de Reino Unido de la UE supondría perder todas las ventajas comerciales ganadas en los últimos 45 años con el resto de países miembros.
  • Situación de Gibraltar: Los españoles se han negado en rotundo a que este territorio sea controlado por Reino Unido tras el Brexit. España ha exigido una revisión del artículo 184 del Acuerdo de salida, el cual dice que el estatus de dicho territorio tras el Brexit dependerá siempre de un acuerdo entre Londres y Madrid. Ante dicha demanda, la respuesta del ministro de Asuntos Exteriores Josep Borrel ha sido favorable para España.
  • Acceso de barcos pesqueros europeos a las aguas británicas: Ante la reticencia británica, Francia ha sido el país europeo que ha reclamado este compromiso a Londres puesto que supone un gran beneficio para su industria pesquera.
  • Frontera entre la República de Irlanda (socio de la UE) e Irlanda del Norte (territorio británico): Dublín se negaba a que el Brexit conllevara a la reaparición de la frontera física entre estos dos territorios rememorando el hito histórico al que se puso fin el Viernes Santo de 1998 en Ulster. Para evitar dicha frontera, la UE exigía a Londres la libre circulación de personas, bienes y servicios entre Irlanda del Norte y el resto de la isla en caso de que el Brexit se hiciera efectivo.

El Brexit fue un referéndum que cambió repentinamente el curso de la historia de un país. Al grito histórico de los protestantes en Ulster, tampoco me rindo ante la dificultad de intentar aclarar las encrucijadas del Brexit: “No surrender ! ”. En el siguiente artículo, evaluaremos los posibles efectos y consecuencias futuras que la salida del Reino Unido de la UE va a tener con respecto al resto de países miembros dentro del entorno globalizado actual.

Raquel Aragón Risquez.

Agregar comentario

Plain text

  • Etiquetas HTML permitidas: <strong>
  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Queremos saber si es un visitante humano y prevenir envíos de spam

También te puede interesar