Creciente demanda de transformación digital de las pymes

Creciente demanda de transformación digital de las pymes
Objetivo CLM
Martes, 24/05/2022 | Nacional, Internacional | Portada, Sociedad, Economía

El camino ya estaba marcado pero la pandemia ha acelerado de forma definitiva algo que en otras circunstancias hubiera tardado décadas en ocurrir: la digitalización de las pymes. Y es que la mayoría de las grandes empresas en 2020 ya estaban inmersas en los nuevos procesos, ya contaban con herramientas digitales de ventas, facturación electrónica,  distribución, marketing... Las pymes, por su parte, dado que poseen una evolución más lenta, con menos margen de maniobra y más resistencia a los cambios, andaban entonces algunos pasos atrás. Sin embargo, la extraordinaria situación creada por el coronavirus les ha hecho actualizarse a marchas forzadas y adentrarse rápidamente en la transformación digital. Pero, ¿cuáles son las causas concretas de esta demanda creciente de digitalización en las pequeñas y medianas empresas?

Causas y objetivos de la digitalización de las pymes

Tras un par de años de pandemia y los cambios que las nuevas tecnologías imponen en los hábitos de la población, las pymes se han visto obligadas a actualizarse. Servicios más rápidos, mayor productividad, mejor interacción con sus clientes, aumentar su competitividad... muchos son los objetivos que les han llevado a aumentar su interés por contratar servicios innovadores y mejorar su presencia en el mercado. Veamos los más destacados.

Conocer mejor a sus clientes

Una de las principales causas para la transformación digital es acercarse a sus clientes y conocer mejor a su público. Hablar el mismo idioma es esencial para llegar a ellos, mejorar la imagen de marca e incrementar ventas. Para eso, un paso básico es la presencia online de las pymes, con página web, e-commerce y redes sociales. Abrir vías de comunicación y de interacción se hace clave para generar confianza y dar a conocer sus productos por un lado, y registrar y analizar al cliente o público potencial por otro.

La gestión de datos permite conocer mejor al público al que nos dirigimos y así personalizar la propuesta de valor para mejorar la propuesta competitiva. Un buen uso del Big Data puede dar lugar a múltiples avances tanto a la hora de afinar el catálogo de productos o servicios como para prever los stocks y anticiparse a la demanda.

Omnicanalidad

La mayoría de las pymes han entendido que la omnicanalidad debe estar en el centro de su estrategia comercial. Sea cual sea la clave de su negocio (B2B, B2C...) potenciar el máximo de vías de contacto tendrá amplios beneficios para la empresa. Marketing en punto de venta físico,  página web, correo electrónico, teléfono, publicidad offline, redes sociales... las empresas tienen que ofrecer una interacción unificada y estar donde sus clientes están, facilitando en todo momento el proceso de compra y el servicio postventa para una mayor fidelización.

Mejora de la productividad

Está demostrado que muchas de las herramientas de digitalización que implementan las pymes mejoran la productividad de sus empleados. Esto es así porque la mayoría de los procesos se simplifican y se automatizan, logrando liberar de carga a los departamentos y que estos se puedan concentrar en tareas críticas.

Por ejemplo, con el comercio electrónico es necesario integrar otras soluciones digitales como pasarelas de pago, gestión de pedidos, etc. En este caso y en muchos otros, los programas de facturación electrónica son la mejor opción: ahorran tiempo en tareas rutinarias, en clasificación de documentos y evitan numerosos errores. Sin ir más lejos, easyap facilita la emisión y recepción de facturas a clientes y proveedores independientemente de su formato, tanto en papel como digital. Este sistema permite tener una visión global de la empresa pudiendo analizar datos, consultarlos en todo momento y tomar medidas para mejorar los resultados.

Más rentabilidad

A pesar de que la transformación digital requiere de inversión económica (para la que existen ayudas, subvenciones públicas y formación), lo cierto es que los beneficios se pueden apreciar a corto plazo. La digitalización de las pymes tiene un impacto directo en la rentabilidad del negocio, en el ahorro de tiempo en los procesos productivos, en la interconexión de los departamentos, en la reducción de costes y en el aumento de ventas.

En definitiva, las pymes tienen que utilizar toda la innovación digital que está en su mano para no quedarse a un lado y seguir creciendo en un mercado actual tan competitivo. Por suerte, cuentan con un sinfín de soluciones digitales como easyap preparadas para ofrecerles lo que están buscando.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • Etiquetas HTML permitidas: <strong>
  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Queremos saber si es un visitante humano y prevenir envíos de spam