Tratamiento de oxigenoterapia para pacientes con cáncer

>> El tratamiento de oxigenoterapia se da en cámara hiperbárica (OHB) y resulta un complemente eficiente

  • La Oxigenoterapia Hiperbárica (OHB) es una modalidad terapéutica no invasiva, que se fundamenta en la obtención de presiones parciales de oxígeno elevadas, al respirar oxígeno puro en el interior de una cámara hiperbárica a una presión superior a la atmosférica. 
  • La terapia es efectiva en un número importante de patologías, con una relación coste/ beneficio adecuada. En los últimos años se ha desarrollado su uso en el campo de la Oncología, en especial, en el tratamiento y prevención de las complicaciones derivadas del uso de la radioterapia.

 

Tratamiento de oxigenoterapia para pacientes con cáncer
Tratamiento de oxigenoterapia para pacientes con cáncer
Laura López de la Franca
Viernes, 17/06/2022 | Granada | Región, Nacional | Portada, Salud

Este tratamiento produce un efecto hiperóxico, es decir, alto novel de oxígeno, en los tejidos, en otras palabras, produce el efecto opuesto al mecanismo que lleva a las células cancerígenas a reproducirse.

La OHB es una tecnología conocida desde hace más de 300 años, cuando se establecieron las leyes de compresión de los gases de 1676 (Ley de Boyle-Mariotte), aunque sólo se utiliza con propiedad desde hace aproximadamente 30 años. Los documentos y testimonios anteriores a 1961 tienen solamente valor histórico o anecdótico. En la segunda mitad del siglo pasado en Europa y en el primer cuarto de siglo en los EEUU, la OHB alcanzó una gran difusión aunque no siempre con suficiente rigor científico.

La Cámara Hiperbárica, mejora la respuesta de tumores de fácil tratamiento a la radioterapia. Dentro de la misma, el aire tiene una presión superior que hace que aumente considerablemente la cantidad de oxígeno que transporta el plasma sanguíneo, llegando, por tanto, en mayor cantidad a los tejidos.

Es por este motivo, que la OHB es usada en el tratamiento de algunas tipologías de cáncer como estabilizador de la enfermedad mientras se combate con otros tratamientos sistémicos. Su aplicación ha dado resultados muy satisfactorios en prevención de lesiones radioinducidas en los tejidos sanos circundantes a la zona tumoral.

Ha resultado de gran interés los efectos beneficiosos que tiene la OHB en las lesiones provocadas por la radiación radioterápica o en los casos en los que no se puede intervenir de manera quirúrgica, precisamente por la lesión provocada por la radiación.

Un aspecto a tener en cuenta es que durante el tratamiento de radioterapia se produce un deterioro de los tejidos sanos y puede producirse una endarteritis y una disminución de la densidad de pequeños vasos, reemplazando así el tejido normal por el tejido fibroso, lo que puede ocasionar ulceraciones y necrosis tisular. Endarteritis significa inflamación de la túnica interna de las arterias.

En casos comentados como este, el tratamiento de Cámara Hiperbárica juega un papel muy importante, ya que tras el proceso de angiogénesis producido por el aumento de oxígeno dentro de la cámara ayuda a la cicatrización de los tejidos afectados.

Una herida en las extremidades, por ejemplo es una causa que se puede manifestar cuando se ha producido una radionecrosis de hueso, partes blancas o mucosas, pues los recursos cicatrizantes naturales pueden ser insuficientes y esta incapacidad para regenerar deteriora en gran medida la calidad de vida el enfermo irradiado.

Mediante la OHB se aumenta la presión de oxígeno en los tejidos circundantes de la zona lesionada, favoreciendo la regeneración de los mecanismos cicatrizantes.

Según el estudio “Patologías tratadas con oxigenoterapia hiperbárica en el Hospital Gómez de Ulla de Madrid”, publicado en junio de 2015, las lesiones radioinducidas fueron la indicación principal de tratamiento con el 52,21% de los casos. Le siguen las úlceras y heridas de difícil cicatrización y con mala respuesta a tratamiento convencional. Esto supuso el 23% de los casos.

El doctor Brinquis explica:

“La cicatrización es un proceso reparativo y las células encargadas de llevarlo a cabo, como los fibroblastos y las células defensivas, son muy altas consumidoras de oxígeno, por lo que aquella se detiene si no hay suficiente oxígeno disponible en el área lesionada, y esto ocurre en muy distintas patologías” 

Realizar sesiones de Cámara Hiperbárica ayuda a aumentar la tensión de oxígeno dentro de masas tumorales y la vez disminuir su tamaño, demarca áreas necróticas (tejido muerto), separándolas de los tejidos recuperables, estimula el metabolismo óseo, revierte el daño vascular, disminuye la tendencia de las células cancerígenas a esparcirse de úlceras, ayuda a normalizar los niveles enzimáticos y estimula la respuesta inmunológica. Habitualmente, a partir de la segunda semana ya se empiezan a apreciar los resultados. 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • Etiquetas HTML permitidas: <strong>
  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Queremos saber si es un visitante humano y prevenir envíos de spam