Posesiones de la Orden de Calatrava. Séptima Parte

imagen de Posesiones de la Orden de Calatrava. Séptima Parte
imagen de Posesiones de la Orden de Calatrava. Séptima Parte
Lucia Ballesteros Ruiz. "El Rincón de Casandra"
Lunes, 11/08/2014 | Región, Albacete, Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara, Toledo, Nacional, Internacional, Puertollano, La Mancha | Portada, Sucesos, Sociedad, Salud, Cultura, Ciencia, Tecnología, Economía, Opinión, Deportes, Política, Turismo, Medio Ambiente, Gastronomía, Fiestas, Semana Santa

El Campo de Calatrava es una comarca natural e histórica de La Mancha, determinada  por cerros de origen volcánico y  lagunas.

Su germen se corresponde con uno de los ciclos más beligerantes y transcendentales de la Baja Edad Media para la unidad de Castilla,  ligado a la implantación de la Orden de Calatrava como encargada de vigilar y proteger el Sur-Suroeste de la Meseta de las incursiones islámicas.

Compuesta por los municipios de: Aldea del Rey, Almagro, Ballesteros de Calatrava, Bolaños de Calatrava, Carrión de Calatrava, Calzada de Calatrava, Granátula de Calatrava, Miguelturra, Pozuelo de Calatrava, Torralba de Calatrava, Valenzuela de Calatrava,  Villar del Pozo, Alcolea de Calatrava, Argamasilla de Calatrava, Caracuel de Calatrava, Cañada de Calatrava, Ciudad Real, Corral de Calatrava, Fernán Caballero, Moral de Calatrava, Picón, Poblete, Los Pozuelos de Calatrava , Puertollano y Villamayor de Calatrava.

Otros municipios que pertenecieron a la Orden hasta su trasferencia a la Corona fueron Santa Cruz de Mudela, Valdepeñas y Viso del Marqués.

La capital histórica del Campo de Calatrava fue Almagro,  compitiendo   con Ciudad Real,  único lugar de la comarca que no pertenecía a la Orden de Calatrava, sino a la Corona.

Dentro del Campo de Calatrava visitamos el Castillo de Doña Berenguela y el Santuario de la Virgen del Monte en Bolaños de Calatrava y el Castillo de los Donceles en Chillón. .

El castillo de San Fernando o castillo de Doña Berenguela es de construcción árabe perteneciente a los siglos X y XI en piedra basáltica, caliza, yeso y ladrillo. Su misión era salvaguardar la vía militar de Toledo a Córdoba.

El castillo desempeñó un papel fundamental en la urdimbre  comunicativa de los árabes en la Península.

Durante la Reconquista la demarcación de la Orden de Calatrava era un área de combate y conflicto, después de la victoria  cristiana de las  Navas de Tolosa, se sosiega y empieza a repoblarse.

El rey Alfonso VIII lo dona a su hija Berenguela con motivo de sus esponsales; y ésta a su vez lo cede a la Orden de Calatrava en 1229 que lo transformaron en asentamiento de la Encomienda de Bolaños en 1537 desapareciendo en 1825. Se subasta en 1864 pasando a ser de titularidad privada hasta mediado el siglo XX en que deviene a manos de la Diputación Provincial de Ciudad Real; hoy día es propiedad del Ayuntamiento de Bolaños y está declarado Bien de Interés Cultural desde 1982.

 

De recinto  almenado su interior guarda vestigios árabes como: baños, aljibes y muros de anteriores estancias. Ofrece dos torres, la del Homenaje con ventanas germinadas colaterales y prisión en su sector ínfimo. Tiene tres plantas culminadas por una azotea defensiva. Se aprovechó como residencia de reyes, maestres y comendadores.

 La torre Prieta es sólo defensiva, quizá poseyó uno o varios pisos, su estado de conservación es mínimo y en su fachada podemos ver un arco apuntado de ladrillo que sirve de soporte al adarve que comunicaba la muralla norte y la oeste.

En el patio de armas se ordenaban las múltiples estadías: capilla, sala de recepciones, naves de acuartelamiento, armería…, así como la entrada al castillo.

Los baños árabes semejan las termas romanas con sala caliente, templada y fría;  al estar perforados en la roca permiten delimitar la  sala caliente, su horno, dos piletas y una bañera.

Los aljibes y albercas designadas a la captación y almacenamiento de agua prosiguieron con este sistema de canales hasta el siglo XV.

El foso del Castillo está horadado en la roca, con una anchura media de 3m y una profundidad de entre 2.5 y 3m. Una de sus funciones era la de recoger las aguas sucias que se producían en el Castillo.

La Orden de Calatrava para vigilar sus vastos territorios los divide en encomiendas, organismos administrativos propios de las órdenes militares. El mando, que era vitalicio,  lo ostentaba un comendador designado por el Maestre. De resulta de la encomienda nace el pòsito lugar donde se guardaba el grano en tiempos de abundancia para su préstamo en tiempos de escasez.

El Santuario de la Virgen del Monte se construye en el Siglo XIII después del avance cristiano en la reconquista que culminó en la batalla de las Navas de Tolosa.

 Es posible que elevara la Orden de Calatrava sobre cimientos visigodos. Nos internamos mediante soportales de diseño manchego anexados al muro. Puerta con arco de medio punto rebajado, de ladrillo de barro cocido, nave de planta rectangular, bóveda de medio cañón con lunetos ciegos con las inscripciones de las órdenes militares de Montesa, Sn Juan y Santiago, presbiterio de planta cuadrangular cubierto por bóveda de arista nervada en el centro se encuentra pintada la cruz de Calatrava.

Con el incremento del culto ha sufrido varias modificaciones, la principal de ella en el año 1904 que pasa a ser iglesia. Se suprime el campanario y el atrio, se construye la vivienda del Santero.

De una sola nave cubierta por bóvedas de arista en cada uno de sus intervalos desiguales y cabecera poligonal. El camarín de la Virgen recoge una de las nuestras más extensas de exvotos de toda Castilla-La Mancha.

El Castillo de los Donceles en Chillón fue una de las grandes Encomiendas  de las cuatro Órdenes Militares.

El la época musulmana se construyen el  Castillo de Aznaharon, el castillo de la ermita y el Castillo de Chillón que a pasó a ser denominado de los Donceles tras su conquista por las tropas cristianas. Con el tiempo se trocó en Parroquia  bajo la advocación de San Juan Bautista y Santo Domingo de Silos.

Se trata de un edificio de tres naves y artesonado mudéjar del siglo XVI, cuyo alcalde, Diego Hernández de Córdoba, logró derrotar y hacer prisionero al Rey moro de Granada, Boabdil, ganándose sesenta y cuatro banderas que le fueron entregadas al Rey Católico. 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • Etiquetas HTML permitidas: <strong>
  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Queremos saber si es un visitante humano y prevenir envíos de spam