José Manuel González de la Aleja Sánchez-Camacho | Abogado
Imagen de derechociudadano

La salud internacional. La lucha de nuestros días

La salud internacional. La lucha de nuestros días
Jose Manuel González de la Aleja Sánchez-Camacho

El año en el que nos encontramos casi nos ha dado la bienvenida con un nuevo tipo de enfermedad vírica que ha paralizado por completo nuestra vida cotidiana. Hemos pasado de las comodidades más frugales que nos ofrece nuestra sociedad, a rememorar la cuarentena. Medida esta que solo nos era vecina de la literatura y el cine en nuestras actuales generaciones.

Sin embargo, esta medida tiene sus orígenes allá por la Edad Media con la mayor epidemia de peste en Europa entre los años 1346 y 1347, comúnmente conocida como la “peste negra”. En ese tiempo, la medicina no consiguió encontrar una explicación a la enfermedad. Como medida se llevó a cabo el aislamiento de los pacientes infectados durante un período de cuarenta días (de ahí proviene el término cuarentena), y hasta ese término; cuando ya consideraban que no había riesgo de contagio, entraban en contacto con la persona aislada. Con los barcos hicieron lo mismo en altamar, al obligarles a permanecer ese tiempo sin poder llegar a tierra, si había alguna persona enferma a bordo.

Respecto a los cuarenta días de aislamiento, de forma un tanto simbólica pero no carente de relevancia, algunos autores consideran que el número cuarenta está vinculado en muchos momentos y formas a la religión católica, el ejemplo más notorio sería la cuaresma, que corresponde con el período de tiempo comprendido entre el miércoles de ceniza y el inicio de la Semana Santa, los días que duró el diluvio universal (el arca de Noé), los días que ayunó Jesús en el desierto y fue tentado por el diablo, y los días que duró el éxodo judío. Todas estas coincidencias están relatadas en la Biblia. Lo que considerando que una de las zonas de extensión de la peste negra abarcó a la Europa católica medieval, no habría que descartar la influencia religiosa de la determinación de esta medida.

 En nuestro pasado más reciente, allá por el final de la Segunda Guerra Mundial, se creó la Organización de Naciones Unidas en 1945, siendo uno de los temas a debate el establecimiento de la Organización Mundial de la Salud (en adelante OMS) que comenzó su camino en 1948. Desde entonces los valores de salvaguarda de los Derechos fundamentales de la Humanidad han sido promovidos por este organismo enfocados en el ámbito sanitario a nivel internacional, lo que nos ha dotado de una serie de normas de actuación en los diferentes escenarios que han puesto en compromiso la salud del ser humano a nivel internacional.

A día de hoy la norma que vertebra la actuación de esta organización es el Reglamento Sanitario Internacional del año 2005. Este acuerdo ha sido suscrito por 196 países, entre los que se encuentra España. Teniendo como finalidad prevenir la propagación internacional de enfermedades y proporcionar protección frente a ellas, controlándolas y dando respuestas.

Para tratar los asuntos que aludíamos anteriormente, y más concretamente el actual Covid-19 (Coronavirus), el 30 de enero de 2020 se celebró la reunión del comité de emergencia de la OMS encargado de gestionar la evolución de la enfermedad, siendo considerada una emergencia de Salud Pública de Importancia Internacional, manteniendo las recomendaciones dadas en la reunión anterior el 23 de enero de 2020 por el mismo, consistentes en:

  • Tener preparada una vigilancia activa, detección precoz, aislamiento y manejo de casos, y seguimiento de contactos con el objetivo de reducir la infección humana, prevenir la transmisión secundaria y la propagación internacional.
  • Informar a la OMS de forma continuada y contribuir a la respuesta internacional a través de la comunicación y la colaboración multisectoriales y la participación activa para aumentar el conocimiento sobre el virus y la enfermedad, así como el avance de la investigación.

Este tipo de decisiones coordinadas a nivel internacional otorgan la posibilidad de que los países tomen las medidas necesarias de la forma más anticipada posible, para paliar los perjuicios que puedan ocasionar las enfermedades de esta relevancia.

En España, las autoridades competentes han llevado a cabo el desarrollo de una serie de medidas sociales y sobre todo sanitarias que, en este último ámbito, se han visto enfocadas en la creación de una serie de protocolos para la intervención de las personas afectadas por el comúnmente conocido coronavirus. Herramientas que sin duda están posibilitando la organización de nuestro sistema sanitario para afrontar con éxito por nuestros profesionales de la salud la recuperación de las personas afectadas por esta enfermedad, destacando sobretodo el desempeño titánico personal de cada uno de ellos. En lo que creo que estamos de acuerdo el conjunto de los españoles.

Hemos visto estos últimos días actos de solidaridad que han mostrado la faceta más amable de la humanidad en nuestro país, al igual que acontece en otros. Solamente como anhelo del que suscribe estas humildes palabras de que no se acaben con el final de esta situación que estamos viviendo, sino que podamos aprender dentro de cada ser humano como contribuir a nuestros semejantes de la mejor manera posible cada día de nuestra vida. Sigamos en esta línea, y aplaudamos cada día por la humanidad.

“Mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, pueden cambiar el mundo”.Eduardo Galeano (1940-2015). Periodista y escritor uruguayo.

Agregar comentario

Plain text

  • Etiquetas HTML permitidas: <strong>
  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Queremos saber si es un visitante humano y prevenir envíos de spam

También te puede interesar