Unos consejos saludables para estas Navidades

  • Portada
  • Salud

Tipo de Contenido: 

  • Región
  • Ciudad Real

Ha llegado la Navidad, la alegría y las luces inundan las calles, podemos pasear con villancicos de fondo, todo está tan bonito... No querría poner el punto negativo a estas fiestas tan especiales, nada más lejos de mi objetivo, sólo unas recomendaciones para que en este baile de luz, alegría y color, que conlleva las tan esperadas reuniones familiares y con amigos, nos cuidemos algo más. Dichas reuniones implican comidas que suelen ser copiosas y desmedidas, en muchos casos, y, además, suelen estar asociadas al mayor consumo de alcohol. Por supuesto, no vamos a dejar estos momentos de unión, pero antes de caer en los típicos propósitos para el nuevo año como ir al gimnasio y hacer dieta, vamos a intentar practicar la prevención. Con un poco de fuerza de voluntad evitaremos ser los primeros en probar esas fórmulas milagrosas para adelgazar que son especialmente demandadas en épocas del año como ésta. Apuesta por cuidarte este año, come equilibradamente, no te saltes comidas, disfruta de la comida con una deglución lenta, modérate con el alcohol, sustituye el café por infusiones, no dejes de hacer deporte en caso de que lo practiques habitualmente (si no lo haces quizás deberías plantearte comenzar) y, por si acaso, ten preparado tu botiquín casero con antiácidos, antidiarreicos, soluciones de rehidratación oral, analgésicos, etc. para que nada pueda arruinar tu Navidad.

Esto no va dirigido únicamente a las personas con tendencia a engordar; en Navidad, el número de accidentes cardiovasculares se incrementa en gran medida. Si eres de los que cocina utiliza, por ejemplo, las nueces como uno de tus ingredientes estrella, funcionan con muchos platos y son el único fruto seco con una cantidad significativa de ácido alfa-linolénico, ácidos grasos Omega-3 de origen vegetal y una combinación de vitaminas, minerales y nutrientes con probados beneficios en la prevención de enfermedades cardio-vasculares. E intenta sustituir la carne roja por pescados azules o blancos con los que también podemos preparar unas exquisitas recetas navideñas; quedaremos más que satisfechos manteniendo la salud a raya.

Nuestra salud, en muchas ocasiones, está en nuestras manos, no la descuides, y no olvides pedir consejo a tu médico o farmacéutico si, pese a estas indicaciones, no has conseguido que la Navidad no altere tu salud.

¡Feliz Navidad y Próspero Año 2014!

Pertenece a la Seccion: 

Pertenece a la Provincia: 

Tipo de Espacio: 

Fuente: 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • Etiquetas HTML permitidas: <strong>
  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Queremos saber si es un visitante humano y prevenir envíos de spam