El Arzobispado de Toledo presenta un balance de cuentas equilibrado

La Administración Diocesana presenta unas cuentas que arrojan un déficit del 3,76%. La deuda que se mantiene con las entidades bancarias es de 9,9 millones de € y tiene prestados por 24,7 €

imagen de El Arzobispado de Toledo presenta un balance de cuentas equilibrado
Objetivo CLM
Martes, 25/11/2014 | Toledo | Toledo | Sociedad

Por segundo año consecutivo el Arzobispado de Toledo y dos de sus Parroquias han participado en la revisión económica hecha por la auditoria Price Waterhouse Coopers bajo la supervisión de la Conferencia Episcopal, obteniendo la carta de conformidad. 
 

Con unos ingresos totales de 10.787.935,88 € y con unos gastos que sobrepasan ligeramente esta cifra hasta 11.210.408,76 €, el Arzobispado de Toledo quiere mostrar a la sociedad lo que hace con el dinero que recibe. En www.architoledo.org podrán ver Institución por Institución cuánto se ingresa y cuanto se gasta en las diferentes áreas en la que está presente la Archidiócesis. Durante el ejercicio 2013 se logró una regularidad en los pagos de las administraciones públicas relativo a los convenios y conciertos suscritos con Residencias y Colegios Diocesanos, lo que ha evitado costes financieros que en años anteriores hacían que se destinase menos dinero a la actividad educativa y asistencial propiamente dicha.
 

 

Por otro lado en el año 2014 esperamos cerrar el ejercicio con unas cuentas equilibradas ya que los proyectos acometidos se han financiado mediante préstamos bancarios que soportan las Fundaciones Canónicas Diocesanas. En concreto en este año se han terminado de construir los Colegios Diocesanos de Illescas y Ocaña con una inversión global de 14 millones de euros aproximadamente. Los resultados económicos del año del Greco merecen una mención aparte. Como avance de los resultados que se presentarán a principios del año 2015, el Arzobispado califica el año del Greco como muy positivo ya que en los seis monumentos que integran la pulsera turística, el aumento medio de visitas ha sido del 27,66% sobre la media de los dos años anteriores y respecto a los ingresos, el aumento medio ha sido del 23,73% la cierre del 31 de octubre de 2014. 
 

El Día de la Iglesia Diocesana
 

 

La Iglesia Diocesana no es una parte o división de la Iglesia universal; es toda la Iglesia de Cristo que se hace presente en un lugar concreto, con unas personas concretas, unidas a la universalidad del Pueblo de Dios. Así es nuestra Iglesia Diocesana una comunidad de creyentes de la provincia de Toledo y parte de las de Cáceres y Badajoz que, conducida por su Pastor, anuncia la verdad del Evangelio, da culto a Dios por Jesucristo y hace realidad el mandato del amor entre los hombres. Para que nuestra Iglesia Diocesana, tenga vida y pueda llevar adelante el plan salvífico que Dios le ha confiado debe atender con holgura a una serie de áreas o sectores imprescindibles para su desarrollo normal como la construcción nuevos templos nuevos y el mantenimiento y conservación de los templos antiguos; la atención pastoral a niños, jóvenes y adultos, o los nuevos medios para la evangelización como los medios de comunicación diocesanos. 
 

 

Es necesario también promover la caridad en instituciones como albergues y residencias, guarderías, colegios, Cáritas, comedores de caridad, Centros de Reinserción Social, Hogar 2000. La diócesis ha de procurar, además, que los sacerdotes puedan vivir con dignidad en el ambiente en que se desenvuelven y, por supuesto, preparar a los futuros sacerdotes, el fomento las vocaciones. Para esta tarea está el Seminario Mayor San Ildefonso y el Seminario Menor Santo Tomás de Villanueva. Además, porque la Iglesia vive un sentido de colegialidad es necesario el testimonio de la caridad con una aportación económica por habitante y año, para formar un Fondo Común Interdiocesano que para ayudar a las diócesis más necesitadas. Finalmente, son también necesarios medios para la acción misionera, para los sacerdotes que ejercen en países extranjeros, especialmente en la Prelatura de Moyobamba y en misión de Lurín, ambas en Perú.
 

 

Por todo esto, es fácil comprender que, para atender a esta serie de capítulos y otros no enumerados, nuestra Iglesia Diocesana necesita medios materiales. ¿Y quien aporta ese dinero? Muchos dicen que el Estado, pero no es cierto. El Estado, a través de la «Asignación Tributaria» (la cruz en la Declaración de la Renta) se convierte en transmisor de las cantidades que los contribuyentes quieren destinar al mantenimiento de la Iglesia.

 

Quienes deben sostener a su Iglesia son sus creyentes. Son muchos los comprometidos en este quehacer diocesano; de ellos proviene, por sus aportaciones voluntarias, una buena parte del fondo necesario. Pero es insuficiente. Hay que superar, llegar a más generosidad, en el compromiso con nuestra Iglesia Diocesana.

Te puede interesar

Agregar comentario

Plain text

  • Etiquetas HTML permitidas: <strong>
  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Queremos saber si es un visitante humano y prevenir envíos de spam

Anunciate con nosotros
Planes de Pensiones EUROCAJA RURAL

■ Nuestras Guías

  • Casa rural "Valle de los Perales" En Viso del Marqués (Ciudad Real)
  • Decor Quality Cabeceros de cama
  • REITECO Estudio Técnico - Obras y Reformas
  • Residencia Geriátrica Santo Cristo Santa Ana
  • CIBUM Consultores | Asesoría Juridica - Económica para Hostelería
  • El Rincón de Juana - Alojamiento Rural
  • ASLAN SL. Reformas - Impermeabilizaciones - Aglomerado en frio
Canal Pozuelo