Los tumores fueron la principal causa de muerte en los hombres y las enfermedades del sistema circulatorio en las mujeres

La tasa bruta de mortalidad se situó en 837,9 fallecidos por 100.000 habitantes, un 2,7% menos que el año anterior

imagen de Los tumores fueron la principal causa de muerte en los hombres y las enfermedades del sistema circulatorio en las mujeres
imagen de Los tumores fueron la principal causa de muerte en los hombres y las enfermedades del sistema circulatorio en las mujeres imagen de Los tumores fueron la principal causa de muerte en los hombres y las enfermedades del sistema circulatorio en las mujeres imagen de Los tumores fueron la principal causa de muerte en los hombres y las enfermedades del sistema circulatorio en las mujeres imagen de Los tumores fueron la principal causa de muerte en los hombres y las enfermedades del sistema circulatorio en las mujeres imagen de Los tumores fueron la principal causa de muerte en los hombres y las enfermedades del sistema circulatorio en las mujeres imagen de Los tumores fueron la principal causa de muerte en los hombres y las enfermedades del sistema circulatorio en las mujeres
Objetivo CLM
Sábado, 28/02/2015 | Nacional | Portada, Sociedad

En el año 2013 se produjeron en España 390.419 defunciones, 12.531 menos que en el año anterior (–3,1% en términos relativos). Este descenso se ha visto afectado, en parte, por el importante incremento de la mortalidad por enfermedades respiratorias que se registró en 2012.

 

Por sexo, fallecieron 199.834 hombres (un 3,0% menos que en 2012) y 190.585 mujeres (un 3,3% menos).

 

La tasa bruta de mortalidad se situó en 837,9 fallecidos por cada 100.000 habitantes, un 2,7% menos que en el año anterior. La tasa femenina fue de 805,5 fallecidas por cada 100.000 mujeres (–3,1%) y la masculina de 871,4 por cada 100.000 hombres (–2,4%).

 

La mayoría de las defunciones se debieron a causas naturales (enfermedades). En 2013, fallecieron 375.741 personas por estas causas, lo que representa el 96,2% del total. Esta cifra es un 3,4% menor que el año anterior.

Principales causas de muerte por grupos de enfermedades

 

El grupo de las enfermedades del sistema circulatorio se mantuvo como la primera causa de muerte (tasa de 252,1 fallecidos por cada 100.000 habitantes), seguida de los tumores (238,3) y de las enfermedades del sistema respiratorio (91,4). Las enfermedades del sistema nervioso, que incluyen al Alzheimer, fueron la cuarta causa de muerte (46,1).

 

Por sexo, los tumores fueron la primera causa de muerte en los hombres (con una tasa de 295,2 fallecidos por cada 100.000) y la segunda en mujeres (con 183,1).

 

Por su parte, las enfermedades del sistema circulatorio fueron la primera causa de mortalidad femenina (270,5 muertes por cada 100.000) y la segunda entre los varones (233,2).

 

Por edad, la principal causa de muerte entre los niños menores de un año fueron las afecciones perinatales, con una tasa de 162,8 por cada 100.000 niños nacidos vivos.

 

En el caso de los grupos de edad de uno a cuatro años y de 10 a 39 años el principal motivo de mortalidad fueron las causas externas (accidentes, homicidios, suicidios,…) con unas tasas de 3,4 y 13,0 fallecidos por cada 100.000 personas respectivamente en cada grupo de edad.

Para las personas de cinco a nueve años y de 40 a 79 años la primera causa fueron los tumores (tasas de 3,5 y 309,3 por cada 100.000 personas, respectivamente).

 

Finalmente entre los mayores de 79 años las enfermedades del sistema circulatorio fueron las que causaron mayor mortalidad (3.147,3 fallecidos por cada 100.000 personas).

 

Enfermedades más frecuentes como causa de muerte

 

A nivel más detallado, dentro del grupo de enfermedades circulatorias, las isquémicas del corazón (infarto, angina de pecho,...) ocuparon el primer lugar en número de defunciones, aunque con un descenso del 3,9% respecto al año anterior. Le siguieron las enfermedades cerebrovasculares, que descendieron un 5,7%.

 

Por sexo, las isquémicas del corazón fueron la primera causa de muerte en los hombres y las enfermedades cerebrovasculares en las mujeres.

 

Entre los tumores, los responsables de una mayor mortalidad fueron el cáncer de bronquios y pulmón y el cáncer de colon (con aumentos del 0,8% y 0,7%, respectivamente). Por sexo, ambos tipos de cáncer causaron más defunciones entre los hombres (–0,6% y 0,1% respecto al año anterior, respectivamente). Por su lado, entre las mujeres, el cáncer con mayor mortalidad fue el de mama (aumento del 3,1%) seguido del cáncer de bronquios y pulmón (7,3%).

 

Por demencias fallecieron 16.305 personas y por la enfermedad de Alzheimer 12.775. Ambas se situaron como la quinta y la séptima causa de muerte más habituales en España en 2013.

 

En ambas enfermedades cabe destacar la sobremortalidad femenina. De hecho, de cada 10 fallecidos por estas dos causas, siete fueron mujeres.

 

Entre las enfermedades más frecuentes, las que más disminuyeron su mortalidad fueron las respiratorias: la neumonía (–10,3%) y las enfermedades crónicas de las vías respiratorias inferiores (–9,3%).

 

Hay que destacar que en 2012 se había producido un importante incremento del número de fallecidos por estas enfermedades.

 

Causas externas

 

En el año 2013 se produjeron 14.678 fallecimientos por causas externas. Es necesario resaltar que debido a la disponibilidad de una nueva fuente de información judicial, se ha introducido este año una mejora metodológica en el proceso de esta estadística, que ha permitido asignar de forma más precisa la causa de defunción en las muertes con intervención judicial.

 

Como consecuencia, defunciones que estaban asignadas a causas mal definidas han sido reasignadas a partir de 2013 a causas externas específicas. La mejora incorporada en los datos de 2013 tiene el efecto de que la serie no sea estrictamente comparable con la de años anteriores.

 

Las causas externas (accidentes, suicidio, homicidio…) fueron el motivo de cuatro de cada 10 personas fallecidas entre 10 y 39 años.

 

En 2013 fallecieron por suicidio 3.870 personas (2.911 hombres y 959 mujeres), situándose de nuevo como la principal causa externa de muerte. Como ya se ha comentado, esta cifra no es comparable con la de años anteriores4 debido a la mejora metodológica introducida.

 

La tasa de suicidio se situó en 8,3 fallecidos por cada 100.000 personas (12,7 en los hombres y 4,1 en las mujeres).

 

Las caídas accidentales fueron la segunda causa externa de muerte (con 2.672 fallecidos) y los accidentes por ahogamiento, sumersión y sofocación, la tercera (con 2.208).

 

Por accidentes de tráfico fallecieron 1.807 personas. El descenso de los últimos años sitúa a esta causa como la quinta entre las externas. En 2007 era la primera.

 

Tasas de mortalidad por comunidades autónomas

 

Las tasas brutas más elevadas de fallecidos por cada 100.000 habitantes en 2013 correspondieron a Principado de Asturias (1.196,9), Galicia (1.105,4) y Castilla y León (1.097,5).

 

Las tasas más bajas se presentaron en las ciudades autónomas de Melilla (551,1) y Ceuta (628,4) y en las comunidades autónomas de Canarias (646,0) y Comunidad de Madrid (663,1).

 

Las tasas brutas de mortalidad fueron más elevadas en los territorios envejecidos, ya que hay más defunciones por el efecto de la estructura de edad. Para corregirlo, se calculan las tasas estandarizadas que representan la mortalidad de la comunidad autónoma si todas tuvieran la misma composición por edad.

 

En este caso, las regiones con las tasas estandarizadas más elevadas serían las ciudades autónomas de Ceuta (862,1) y Melilla (798,6) y las comunidades autónomas de Andalucía (736,1) y Extremadura (713,4).

 

En todas las comunidades descendió la mortalidad salvo en la ciudad autónoma de Ceuta que aumentó un 5,3% la tasa estandarizada. Las comunidades donde más disminuyó dicha tasa fueron La Rioja (-8,8%) y Región de Murcia (-8,5%).
 

 

Las enfermedades del sistema circulatorio fueron la principal causa de muerte en todas las comunidades autónomas excepto en Canarias, Cantabria, Cataluña, Comunidad de Madrid, Comunidad Foral de Navarra y País Vasco, en las que fueron los tumores.

 

Nota metodológica

 

La Estadística de Defunciones según la Causa de Muerte proporciona información anual sobre los fallecimientos acaecidos dentro del territorio nacional atendiendo a la causa básica que los determinó, de acuerdo con la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE) de la Organización Mundial de la Salud (OMS). A partir de 1999 se utiliza la 10ª revisión de dicha clasificación.

 

Se trata de una estadística europea armonizada que está respaldada por el Reglamento (UE) Nº 328/2011 de la Comisión de 5 de abril de 2011 relativo a las estadísticas sobre causas de muerte.

 

Siguiendo las recomendaciones internacionales de la OMS, la clasificación de causas de muerte se investiga y tabula en función de la causa básica de la defunción. Esta se define como la enfermedad o lesión que inició la cadena de acontecimientos patológicos que condujeron directamente a la muerte. Cuando la causa es una lesión traumática, se considera causa básica las circunstancias del accidente o violencia que produjo la lesión fatal.

 

Precisamente, este conjunto o cadena de enfermedades es la que debe facilitar el médico certificador de la defunción en el Certificado Médico. A partir de estas causas, denominadas por la OMS inmediata, intermedia, fundamental y otros procesos, y siguiendo las normas internacionales establecidas en la CIE para la selección de la causa básica, se va a llegar a esta última.

 

Los datos sobre causas de muerte se recogen en tres modelos de cuestionarios estadísticos: el Certificado Médico de Defunción/Boletín Estadístico de Defunción (CMD/BED), el Boletín Estadístico de Defunción Judicial (BEDJ) y el Boletín Estadístico de Parto (BEP). El primero recoge los datos de los fallecidos por causas naturales sin que se precise la intervención de un juez, mientras que el segundo está dirigido a obtener la información de los fallecidos por causas que requieren una intervención judicial por haber indicios de posible causa accidental o violenta; ambos recogen los datos sobre los fallecidos que han vivido más de 24 horas de vida. En el caso de los fallecidos antes de las 24 horas de vida, los datos son recogidos a través del BEP.

 

Los apartados de los boletines que recogen las causas de muerte son diferentes en ambos modelos. En el CMD/BED se describen las cuatro causas que conforman la cadena de enfermedades que condujeron al fallecimiento. En el BEP figuran sólo dos, una relativa a la madre y otra al feto. En los BEDJ figuran las circunstancias externas que produjeron la defunción.

 

Esta estadística proporciona información sobre la mortalidad atendiendo a la causa básica de la defunción, su distribución por sexo, edad, residencia y mes de defunción. También ofrece indicadores que permiten realizar comparaciones a nivel de comunidad autónoma y grandes grupos de causas de muerte.

Te puede interesar

Agregar comentario

Plain text

  • Etiquetas HTML permitidas: <strong>
  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Queremos saber si es un visitante humano y prevenir envíos de spam
By submitting this form, you accept the Akismet privacy policy.

Anúnciate con nosotros

Accede a nuestras Guías
Eurocaja Rural Carrera Solidaria contra la ELA
Anunciate con nosotros

■ Nuestras Guías

  • Eco Gestión | Subvenciones - Comisiones abusivas - Informes periciales
  • Servireal Ciudad Real | Aire acondicionado - Aerotermia - Fontanería
  • El Rincón de Juana - Alojamiento Rural
  • Decor Quality Cabeceros de cama
  • SmartCenter Ciudad Real
  • Apadrina un huerto Área de ocio y recreo
  • Restaurante Podenco | Cocina mediterránea en Ciudad Real
Canal Pozuelo