Castillo de Arbeteta

imagen de Castillo de Arbeteta
Objetivo CLM
Lunes, 15/05/2017 | Guadalajara | Portada, Cultura

Excelente patrón  de castillo roquero y centinela del camino manchego. Sus muros siguen el curso de la roca a la par que está bordeado por un profundo foso. Se trata de un alcázar roquero de planta cuadrada con una inmensa torre

 Desde la distancia, la roca parece formar parte, en una imponente vista, de la propia pared de la muralla. La orografía del terreno donde se halla ubicado hace innecesaria la presencia de torres. Sólo se aprecian refuerzos semicirculares  en dos de sus esquinas.

La obra interna recae sobre los muros. El patio central contiene un aljibe y algunos restos de la torre del Homenaje. El angosto paso que hoy permite llegar hasta la fortaleza en el pasado fue cortado para envolver la fortaleza en un foso y poder acceder a ella sólo a través de un puente levadizo.  

Este castillo fue propiedad de  Luis de la Cerda, primer duque de Medinaceli, y estuvo enclavado  en uno de los límites de su ducado, quizá  con el propósito  de defender su extremo. A él se debe la primera gran reforma que nos ha dejado en el muro norte ofrece  grandes ventanales, con poyos laterales, y hendiduras  para el uso de las armas de fuego, aptas para la artillería del siglo XV.

Su ascendencia se puede  fechar en el siglo X. El hecho de que su sillar, su labor de construcción , la  planta sur donde se halla la torre del homenaje revelan su origen árabe. Lo que ratificaría que fue una alcazaba de orden secundario dentro del cinturón que servía como defensa por el norte al Califato de Córdoba.

No en vano Arbeteta está situada en pleno marco orográfico del enfrentamiento dentro del Califato de Córdoba y el Reino de Castilla; sobre todo entre el interregno entre la conquista de Toledo y la batalla de las Navas de Tolosa. 

Las pretensiones de sus alarifes fueron las de crear un bastión que sirviera como defensa de uno de los pocos pasos que atravesaban el Alto Tajo y la serranía de Cuenca; y por ende a su gran cabaña de ovejas merinas; con el norte de Castilla  y con los pastos sorianos y riojanos.  

Apartando de lado la leyenda que narra la posible posesión de los frailes de Orden de San Juan, las primeras notas documentales que hacen referencia a la fortaleza están fechadas antes del Siglo XII, cuando el rey Alfonso VII otorga al Concejo de Cuenca el 17 de enero de 1190 las aldeas de Mantiel, Cereceda, La Puerta, Viana, Solanilla, Peralveche, Arbeteta –Arbetetam.

A mitad del siglo XIII, el crecimiento repoblador de Cuenca se detiene y la nobleza allí establecida comienza una lucha intestina por dominar la zona septentrional de la sierra. El siglo XV será, para toda la serranía conquense un tiempo de continúa tensión.

Será en esta época cuando Arbeteta   padezca el ataque de un poderoso prócer del norte de Soria: el Conde de Medinaceli. La verdad es que la fortaleza cayó en manos del Conde en el otoño de 1469, tal vez por traición de su alcalde, que ofreció el castillo a Álvaro Carrillo de Albornoz aliado del  Conde de Medinaceli.

La ambición señorial de Medinaceli se consolidó de iure cuando los Reyes Católicos otorgaron cédula con fecha 18 de marzo de 1477 donde se le concedía a dos Luis de la Cerda, quinto Conde de Medinaceli el señorío sobre varios lugares, entre ellos este de Arbeteta, con su fortaleza y término, junto con otros 400 vasallos también en la Tierra de Cuenca.

Muerto el quinto Conde y primer Duque de Medinaceli en 1501, la villa de Arbeteta rindió pleitesía a su nuevo Señor, don Juan de la Cerda, segundo Duque de Medinaceli, el día 13 de noviembre de 1501. No obstante, villa y castillo apenas se incorporaron en la opulenta Casa de Medinaceli.

A partir de los siglos XVI y XVII la corona nombraba de forma ordinaria a los alcaldes del castillo de Arbeteta, entre ellos destacan Alonso Osorio, Comendador de la Orden de Santiago y capitán de los Reyes Católicos; Diego de Zúñiga, cazador y halconero mayor del Rey Felipe el Hermoso y Don Antonio de Mendoza y Sotomayor, II Marqués de Villagarcía,  Vizconde de Barrantes, Señor de la Casa de Rubianes, del Consejo de Guerra, gentilhombre de cámara de Su Majestad y su embajador en Génova y en Venecia, caballero de la Orden de Santiago.

En la actualidad la fortaleza pertenece al Marqués de la Floresta, Grande de España, descendiente colateral en trigésimo séptimo grado del primer Duque de Medinaceli, que desde hace algunos años está llevando a cabo la restauración del edificio

Te puede interesar

Agregar comentario

Plain text

  • Etiquetas HTML permitidas: <strong>
  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Queremos saber si es un visitante humano y prevenir envíos de spam
JCCM Atención Primaria Cita previa
Anunciate con nosotros
Eurocaja Rural Planes de Pensiones

Suscríbete a Objetivo CLM

■ Nuestras Guías

  • Casa rural "Valle de los Perales" En Viso del Marqués (Ciudad Real)
  • Abogados Bancarios Tu servicio legal online de confianza
  • REITECO Estudio Técnico - Obras y Reformas
  • El Fogón de Barbarroja Disfruta con nosotros de la mejor comida mediterránea
  • La Soga | Bar de tapas y restaurante
  • Apadrina un huerto Área de ocio y recreo
  • Fidel Piña Sánchez | ARQUITECTO
Canal Pozuelo