Creación solidaria

Jueves, 11/07/2013 | Región | Portada, Cultura | 2 comentarios

Estos nuevos malos tiempos exigen de profundos cambios a todos los niveles, y considero que los creadores que nos hemos concienciado de la difícil situación por la que pasa el país estamos obligados a tomar medidas que puedan extenderse a otros campos profesionales. En concreto voy a contar el proyecto de libros solidarios que he puesto en marcha junto a Laura Quintana, una joven y brillante periodista que tuvo que marcharse a Londres y que trabaja para una ONG inglesa, en eso que desde el gobierno se llama movilidad exterior y que yo considero más próximo a una nueva forma de exilio.

El proyecto consiste en convertir toda mi obra literaria en fuente de recursos para ONGs y asociaciones de interés social, y que a su vez pretende crear un precedente para que otros creadores de diversos ámbitos (literatura, música, artes plásticas o videojuegos) encuentren una manera de difundir su obra que sea más comprometida con la sociedad y menos sometida a la dictadura del mercado.

Buena parte de los artistas están muy concienciados con los problemas sociales y con frecuencia participan en actos benéficos, hacen donaciones o protagonizan campañas publicitarias, pero en el fondo esto sólo aporta recursos muy limitados a los organizadores mientras ellos obtienen publicidad y las empresas para las que trabajan incrementan sus beneficios.

La realidad es que son trabajadores que están contribuyendo a perpetuar un capitalismo voraz y terriblemente injusto. Es cierto que muchos pueden ganar millones, pero es mucho más cierto que por cada euro que cobran están generando cinco o seis para inversores privados, para especuladores cuyo único oficio consiste en obtener beneficios a costa de lo que sea. Los que se enriquecen con la cultura y las manifestaciones artísticas son los mismos que han creado la crisis brutal que sufrimos. 

Ahora que la financiación de las entidades benéficas es muy compleja y donde los gobiernos subordinados al sistema han cerrado el grifo para obras sociales o proyectos de investigación, corresponde a estas organizaciones tomar una nueva vía de búsqueda de recursos aprovechando que existe una mayor conciencia social que nunca al tener muy cerca problemas que antes veíamos con mucha distancia.

El objetivo de esta proyecto pasa por lograr que los creadores se den cuenta de que la gestión de lo que ellos generan es terriblemente injusta y cambien su relación con el mercado porque muchos preferimos ganar menos y saber que el dinero producido por nuestras obras se ha trasformado en un hospital, en un colegio, o en un proyecto de investigación contra el cáncer, en lugar de acabar en un paraíso fiscal o utilizado para sobornar a los políticos con el fin de obtener un trato de favor.

Sé que de entrada resulta muy difícil captar a creadores consagrados porque tienen firmados contratos exclusivos con poderosas multinacionales, pero sí se puede crear conciencia y atraer a gente joven y con talento que se niegue a entrar en un sistema de mercado global y quieran difundir su creación de una manera sostenible.

 Desde que comencé mi carrera como escritor, siempre quise mantener los derechos sobre toda mi obra al considerar injusto el mercado literario y para ello creé mi propio sello editorial y abrí una tienda desde la que vendo mi obra, junto a mi web: www.ebaobab.com

Con el paso del tiempo he comprobado que el trabajo en solitario es muy difícil, a pesar de la buena acogida de los lectores, al resultar muy compleja la difusión de lo producido, y he llegado a la conclusión de que puedo obtener mucha más utilidad de mi talento ejerciendo un nuevo tipo de voluntariado donde la mitad de todo lo que genere mi obra sea aprovechado en fines sociales, y a cambio conseguiría una mayor capacidad de difusión gracias a los canales de comunicación de las entidades que se sumen a la iniciativa.

Para poner en marcha la actividad ofrezco un total de quince novelas y un libro de cuentos, tanto lo publicado en papel, como en formato de libro electrónico a través de Amazon.

Las entidades beneficiarias no necesitan realizar ninguna inversión porque toda la obra ya está publicada y la distribución y realización de nuevas tiradas correrán de mi cuenta. Las entidades se comprometen a utilizar todos los recursos a su disposición, tanto a través de sus webs, prensa y redes sociales para promocionar la obra con el fin conseguir fondos que les permitan afrontar nuevos proyectos

Considero que se trata de un proyecto pionero que puede contar con gran aceptación social y por parte de los propios creadores, y que puede convertirse en una importante fuente de financiación para las entidades que se sumen a la iniciativa.

 

Francisco Romero- Escritor

 

 

 

 

 

 

Comentarios

Menuda lección

Ojalá y prospere el proyecto porque iniciativas de este tipo hacen falta ya que quien lo tendría que hacer no lo hace

Agregar comentario

Plain text

  • Etiquetas HTML permitidas: <strong>
  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Queremos saber si es un visitante humano y prevenir envíos de spam

Te puede interesar