Alcázar conmemoró ayer el décimo aniversario de la muerte de la madre Mercedes de Jesús Egido

La que fuera madre abadesa de los conventos concepcionistas de Alcázar y Criptana está en pleno proceso de beatificación por la Iglesia

imagen de Alcázar conmemoró ayer el décimo aniversario de la muerte de la madre Mercedes de Jesús Egido
Objetivo CLM
Lunes, 04/08/2014 | Ciudad Real | Sociedad

El alcalde de Alcázar de San Juan, Diego Ortega, asistió este domingo a la celebración del décimo aniversario de la muerte de Madre Mercedes de Jesús Egido, quien fuera madre abadesa de los conventos de las Monjas Concepcionistas de Alcázar y Campo de Criptana, y que falleció el 3 de agosto de 2004.

 

La celebración de esta efeméride se inició con una misa a cargo del vicario judicial del Tribunal Eclesiástico y juez delegado de la Causa de Beatificación, Bernardo Torres, en la propia iglesia del convento, que estaba completamente llena de fieles y devotos de la Madre Mercedes. Posteriormente, se abrieron las puertas del patio del convento, en uno de cuyos rincones se encuentran las tumbas de varias hermanas de la congregación, entre ellas, la de Madre Mercedes, ante la que el vicario judicial dirigió unas oraciones, para posteriormente permitir que cuantos quisieran se acercaran hasta la tumba de la religiosa.

 

Diego Ortega destacaba que para muchos alcazareños Madre Mercedes de Jesús sigue muy presente, generando una gran devoción. Según dijo, en Alcázar se la recuerda como “una monja luchadora que supo recuperar los orígenes de la orden que fundara Santa Beatriz de Silva. En este sentido, el alcalde destacó la gran labor que realizó Madre Mercedes, felicitó a la congregación por estos actos y se encomendó a la religiosa para que proteja a Alcázar y a todos sus vecinos.

 

Por su parte, la actual madre abadesa del Convento de las Concepcionistas, Sor María Dolores Alhambra, subrayó de Madre Mercedes “su grandeza y la huella imborrable y devoción que nos ha dejado”, como lo demostró la cantidad de gente que asistió a misa y a visitar su tumba, algo que sólo se puede hacer cada 3 de agosto.

 

Sor María Dolores Alhambra, que agradeció muy especialmente la asistencia del alcalde a estos actos, hizo hincapié en el honor que supuso tener a Madre Mercedes como responsable del convento alcazareño, porque “tenía una entrega incondicional a Cristo, un gran saber estar, era una monja de muchos silencios, que sabía escuchar, de una gran sonrisa, misericordia, comprensión y compasión”. “Con ella se podía hablar de cualquier tema”, explicó Sor María Dolores Alhambra, quien pasó 24 años junto a la religiosa. “Se echan en falta personas como ella”, afirmaba. “De momento nos ha bendecido con nuevas vocaciones, ya que actualmente tenemos nueve novicias en el convento”.

 

Por otra parte, en cuanto al proceso de beatificación que fue clausurado el pasado mes de noviembre con el envío de todos los documentos al Vaticano, la madre abadesa comentó: “Estamos a la espera de la validez del proceso; ahora mismo están examinando la causa en Roma, pero todo va muy bien”.

Te puede interesar

Agregar comentario

Plain text

  • Etiquetas HTML permitidas: <strong>
  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Queremos saber si es un visitante humano y prevenir envíos de spam

Castilla-La Mancha Tu mindo interior

Anunciate con nosotros
Eurocaja Rural Planes de Pensiones

Suscríbete a Objetivo CLM

■ Nuestras Guías

  • REITECO Estudio Técnico - Obras y Reformas
  • SmartCenter Ciudad Real
  • El Fogón de Barbarroja Disfruta con nosotros de la mejor comida mediterránea
  • El Rincón de Juana - Alojamiento Rural
  • Fidel Piña Sánchez | ARQUITECTO
  • Eco Gestión | Subvenciones - Comisiones abusivas - Informes periciales
  • Apadrina un huerto Área de ocio y recreo
Canal Pozuelo