Toledo monumental, la ciudad de las tres culturas

Toledo monumental, la ciudad de las tres culturas
Objetivo CLM
Jue, 23/05/2019 | Turismo | Toledo | Toledo

Carlos I instaló su corte durante años en Toledo, hoy capital de Castilla La Mancha, y por ello la ciudad es conocida como la "ciudad imperial", y también como la "ciudad de las tres culturas". En ella confluyeron las tres culturas vinculadas a las tradiciones cristiana, judía y musulmana y basta un paseo por su Centro Histórico para percibir esta majestuosidad, que hace de Toledo una visita ineludible. Por eso y por su monumentalidad, Toledo es una ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad y Bien de Interés Cultural. Toledo bien vale una semana de visita, pero si no tienes tanto tiempo, o si sólo quieres realizar una escapada, por ejemplo desde Madrid (a menos de una hora), puedes realizar algunos de los muchos tours por Toledo a tu disposición.

Por ejemplo, una tarde noche en Toledo es ideal para descubrir la fascinante historia de los templarios. La Orden de los Pobres Compañeros de Cristo y del Templo de Salomón (este es su nombre completo), también llamada la Orden del Temple, fue una de las órdenes militares cristianas más poderosas durante la Edad Media. Sus miembros recibían el nombre de "caballeros templarios" y tenían como misión proteger las vidas de los cristianos que marchaban a Jerusalén y otros lugares santos tras la conquista durante las Cruzadas. Fue fundada por Hugo de Payens y otros ocho caballeros en el año 1.118.

Durante los dos siglos de su existencia, la orden fue ganando poder e influencia, hasta que el Papa Clemente V decidió disolverla, después de que haber perseguido, torturado y quemado en la hoguera a muchos de sus integrantes. Desde entonces, los caballeros templarios se convirtieron en protagonistas de decenas de leyendas. Es posible que conozcas la relativa a la custodia del Santo Grial, el recipiente que supuestamente usó Jesucristo durante la última cena. Esta leyenda está reflejada en Indiana Jones y la Última Cruzada.

Pues bien, Toledo tiene su propia leyenda templaria. La Orden del Temple llegó a extenderse por muchos puntos de Europa, y solía tener presencia en sus principales ciudades. Una de ellas era Toledo, que tuvo un extraordinario peso económico y político extraordinario en la época. No en vano, era la ciudad más poblada y rica de Castilla en los siglos XII y XIII.  

Es cierto que es difícil probar con documentos la presencia de la Orden del Temple en Toledo. Tradicionalmente, se sitúa a los caballeros en barrio de San Miguel, muy cercano al Alcázar y a la Catedral. Este enclave aún conserva el misterio y un laberinto intrincado de angostas calles y callejones. Es el escenario ideal para numerosas leyendas, especialmente los túneles subterráneos que pasan incluso por debajo de la Iglesia de San Miguel, asociada al Temple y que conserva la simbología de la Orden. En esta iglesia podrás observar un capitel gótico con el escudo de la Orden del Temple, que también aparece grabado en una de las campanas.

No muy lejos se situaba el antiguo Hospital de San Bartolomé, otro de los santos relacionados con la Orden y la calle de la Candelaria, de obligada adoración para los templarios. Además, en este barrio están algunas de las más famosas cuevas, que muchos asocian a la Orden del Temple. Los túneles, abiertos en roca granítica y hoy están cegados, comunicaban posiblemente la Iglesia de San Miguel con ciertas casas del barrio.

Una historia fascinante, oculta en Toledo bajo enigmas y mensajes ocultos, que podrás descubrir en un intenso tour.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • Etiquetas HTML permitidas: <strong>
  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Queremos saber si es un visitante humano y prevenir envíos de spam

Te puede interesar