El Origen

Lunes, 01/07/2013 | Región, Albacete, Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara, Toledo, Nacional, Internacional | Portada, Opinión, Cultura, Deportes, Economía, Tecnología, Política, Salud, Sociedad, Sucesos, Medio Ambiente, Turismo, Gastronomía

Quién le iba a decir a Noé, después de salir del Arca y plantar una viña, tomando luego el vino y teniendo entonces lugar la primera borrachera de la historia de la que tenemos constancia, como lo atestigua la Biblia, que éste sería el arranque de una cultura milenaria que todavía perdura. La historia del vino. Y es que las grandes culturas mediterráneas, y también las de Oriente se autoproclaman descubridoras o inventoras de este maravilloso proceso, atribuyendo éste a una divinidad o personaje local.

“En qué reino, en qué siglo, bajo qué silenciosa conjunción de los astros, en qué secreto día que el mármol no ha salvado, surgió la valerosa y singular idea de inventar la alegría.” Así comienza el soneto dedicado al vino por Jorge Luis Borges.

Las primeras noticias sobre el cultivo de la vid la sitúan en una amplia zona que abarca la parte oriental del Mar Negro, Armenia y Azerbaiyán, aunque no falta quien diga que su origen es europeo, donde ya existía en épocas terciaria y cuaternaria. Lo que sí se puede afirmar es que el vino era conocido hace ya más de 2000 años en un arco de países que va desde la India hasta España, pasando por Egipto y la Galia.

El problema de datar los orígenes del vino se centra en resolver si las trazas obtenidas de los restos arqueológicos son uvas prensadas o vino, y si fue fermentado de forma natural o artificial.

Los egipcios etiquetaban sus envases. En uno de ellos se lee: “En el año 30 los vinos del bien regado terreno del templo de Ramsés II, en Per Amón” y lo firmaba el bodeguero Tutmes.

Los chinos fueron buenos conocedores del arte de fermentar el mosto de uva y los primeros en reglamentarlo. El año 2285 a.C. un hombre fue castigado severamente por mezclar vino de uva con vino de arroz.

Y de vuelta a Noé, los hebreos afirman que fue el primero en cultivar la vid y el vino. El libro del Éxodo cuenta que Noé plantó una viña al salir del Arca después del Diluvio en el monte Ararat, en Turquía. Ha habido una expedición conjunta turco-china para buscar los restos de un arca, pero sin resultados concretos.

A lo largo de estos artículos hablaremos de la historia del vino, de su origen, de la compañía que nos hace el vino, de la cata, del maridaje, de cómo el vino está ligado a todas las artes de los buenos momentos que nos deja…

 

Trasiegos

Agregar comentario

Plain text

  • Etiquetas HTML permitidas: <strong>
  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Queremos saber si es un visitante humano y prevenir envíos de spam

Te puede interesar