Mantener tu caldera en buen estado es primordial, ¿Qué denemos tener claro al respecto?

Mantener tu caldera en buen estado es primordial, ¿Qué denemos tener claro al respecto?
Cristina López Sánchez
Lun, 11/03/2019 | Sociedad | Región

La caldera es el aparato donde la energía potencial de un combustible se transforma en utilizable, en forma de calor, mediante el calentamiento de un fluido, agua o aire, que circula por ella y que se utiliza para calefacción o producción de Agua Caliente Sanitaria (ACS). Por tanto, la caldera es uno de los elementos más importantes de una vivienda, sobre todo en los meses tanto de otoño como de invierno.

¿Cuál es la calefacción más eficiente? ¿Qué sistema debo instalar en mi hogar? Estas son algunas de las preguntas más frecuentes a la hora de elegir qué sistema de calefacción es el más adecuado para nuestro hogar. La respuesta no es fácil, ya que para elegir un sistema de calefacción hay que tener en cuenta diferentes factores como donde esté ubicada o donde vayas a construir tu casa, su orientación, su aislamiento, su forma, entre otros. Pero, en todo caso, hay que ajustar el gasto de inversión y tener la mirada puesta en el ahorro de energía.

Hay dos grandes formas de obtener el calor que necesitamos en nuestra casa; o bien nos conectamos a la red eléctrica y transformamos la electricidad en calor o bien quemamos algún combustible para obtener ese calor. Dentro de las calefacciones que queman combustible existen tres tipos: gas natural (de condensación), gasóleo (de condensación) y biomasa.

La calefacción de gas natural es la más conocida por todos, pues su funcionamiento se basa principalmente en quemar gas natural para producir calor. Hoy en día se ha mejorado mucho su rendimiento. Su coste de instalación es muy bajo, llega a nuestra vivienda canalizado y no se necesita un depósito donde mantener el combustible hasta su uso. Pero, instalar un sistema de calefacción de gas natural conlleva que al tratarse de un combustible derivado de la extracción del petróleo, su precio no es estable y tiende a subir.

Uno de los sistemas más demandados son las calderas de gasoil, pues se pueden instalar en cualquier lugar, calientan con mayor rapidez que otros sistemas de calefacción, consumen menos cantidad de combustible porque queman más lentamente y las calderas de gasoil duran más porque, según los expertos, la quema del gasoil para la calefacción beneficia el mantenimiento de la caldera. El precio suele ser uno de los principales inconvenientes, ya que su precio está sujeto a las fluctuaciones del mercado y la tendencia suele ser al alza.

La biomasa es la quema de residuos forestales del bosque o de los productos no utilizables por la agricultura tras su procesado como los huesos de las aceitunas o las cascaras de almendra. “La biomasa es una oportunidad de producción energética limpia, pero solo si se cumplen estrictos requisitos”, tal y como describen en su página web Ecologistas en Acción. Este sistema de calefacción se puede utilizar en cualquier ligar, su coste de producción de calor es de los más económicos y ayuda a la limpieza de los montes evitando incendios forestales. Pero, hay que tener en cuenta que su coste de instalación es muy alto.

Dentro de las calefacciones que obtienen el calor desde la electricidad existen dos tipos: radiadores eléctricos y aerotermia. Dado el alto costo de las tarifas eléctricas, estos sistemas de calefacción son los menos recomendables. La aerotermia es el aprovechamiento de la energía contenida en el aire que nos rodea. Es el mismo sistema que se lleva utilizando muchos años con los aparatos de aire acondicionado, solo que en vez de calentar aire, se calienta agua o un fluido.

Una vez elegido el sistema de calefacción más eficiente para nuestro hogar, es indispensable que este funcione adecuadamente, pues  la caldera puede fallar en cualquier momento, lo cual da lugar a una situación especialmente crítica ya que resulta imposible calentar la vivienda sin ella.

Es altamente  importante, sobre todo con un asunto tan delicado como el que estamos tratando, contar con los servicios de profesionales cualificados en éste sector. Comentamos esto ya que existe mucho fraude de personas que se hacen pasar por técnicos de revisión del gas pidiendo una cuota para tal fin. Lo primero que se debe hacer es cerciorarse de que realmente son técnicos cualificados de la compañía de gas que nos da el servicio. Ante la duda llamar a la compañía o a la autoridad competente que nos ayude a despejar las dudas, para sí evitar un posible fraude.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • Etiquetas HTML permitidas: <strong>
  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Queremos saber si es un visitante humano y prevenir envíos de spam

Te puede interesar