La corrrelación entre receptores neuronales y enfermedad mental centró el último seminario celebrado en el hospital de Ciudad Real

El director del Instituto de Neurociencias de Alicante del CSIC, Juan Lerma, habló acerca de “Los receptores neuronales de kainato en los trastornos afectivos”

imagen de La corrrelación entre receptores neuronales y enfermedad mental centró el último seminario celebrado en el hospital de Ciudad Real
Objetivo CLM
Lunes, 25/04/2016 | Castilla-La Mancha | Región | Portada, Salud

La relación entre los receptores neuronales de ácido glutámico, entre los que está el kainato, y las enfermedades mentales fue el asunto abordado en el último de los seminarios de investigación que el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha y la Facultad de Medicina han programado a lo largo del curso académico en el Hospital General Universitario de Ciudad Real.

La conferencia, titulada “Los receptores neuronales de kainato en los trastornos afectivos”, fue impartida por Juan Lerma, director del Instituto de Neurociencias de Alicante, dependiente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas y de la Universidad Miguel Hernández, que empezó su disertación explicando que la comunicación entre neuronas la realiza un mensajero químico, el ácido glutámico, que actúa como neurotransmisor.

Esta comunicación depende de la presencia de los receptores de glutamato, uno de los cuales es el kainato, y según explicó Lerma, se ha podido constatar que “la sobreexcitación de kainato provoca depresión, ansiedad y problemas de relación social como los presentes en el autismo”.

A primera vista, estos efectos son similares a los que causa una carencia de serotonina, otro neurotransmisor que utilizan las neuronas para comunicarse, aunque, como aclaró el investigador del CSIC, tiene características distintas, ya que “la serotonina tiene un carácter más modulador que de comunicación directa”.

De hecho, “la depresión que estudiamos en ratones no se palia con las medicinas que actúan sobre la transmisión serotoninérgica y, en cambio, si disminuye con las que intervienen sobre la transmisión sobreexcitadora por glutámico”, señaló el profesor Lerma.

Y es que el buen funcionamiento del cerebro se basa en la comunicación correcta entre neuronas y “cuando esta comunicación se falsea se produce un fracaso del entendimiento neuronal y, por consiguiente, del cerebro. Es uno de los efectos de las drogas”.

Juan Lerma nació en el municipio ciudadrealeño de Moral de Calatrava. Es licenciado en Biología por la Universidad Complutense y doctor en Ciencias por la Autónoma de Madrid y amplió estudios en el Albert Einstein College de Nueva York. Entre otros muchos puestos relevantes ha ocupado la dirección del Instituto Cajal del Consejo Superior de Investigaciones Científicas y en la actualidad ocupa la dirección del Instituto de Neurociencias de Alicante y la presidencia de de la Sociedad Española de Neurociencia. 

Te puede interesar

Agregar comentario

Plain text

  • Etiquetas HTML permitidas: <strong>
  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Queremos saber si es un visitante humano y prevenir envíos de spam

Anunciate con nosotros
Planes de Pensiones EUROCAJA RURAL

■ Nuestras Guías

  • El Rincón de Juana - Alojamiento Rural
  • CIBUM Consultores | Asesoría Juridica - Económica para Hostelería
  • SmartCenter Ciudad Real
  • Residencia Geriátrica Santo Cristo Santa Ana
  • Eco Gestión | Subvenciones - Comisiones abusivas - Informes periciales
  • REITECO Estudio Técnico - Obras y Reformas
  • Apadrina un huerto Área de ocio y recreo
Canal Pozuelo