Los tres puntos clave para disfrutar de tus vacaciones en septiembre

>> Puede que parezca un mes raro para irse de vacaciones, pero lo cierto es que es una apuesta muy interesante.
Los tres puntos clave para disfrutar de tus vacaciones en septiembre
Objetivo CLM
>> Vie, 08/09/2017 Turismo Nacional

El verano se acaba, los anuncios de la vuelta al colegio comienzan a inundar los televisores para recordarles a los pequeños que vuelve la rutina, y a los padres que comienza un nuevo curso. Pero para ti es el momento perfecto, has trabajado duro durante todo junio, julio y agosto y ahora toca dedicarte un poco de tiempo para disfrutar. Te vas de vacaciones en septiembre.

Es una idea perfecta si quieres evitarte aglomeraciones, colas, playas abarrotadas, piscinas a reventar y hasta empujones o gritos. No es el mes favorito de la mayoría, pero septiembre tiene su encanto para los que quieren desconectar de forma diferente a lo habitual, los que buscan una alternativa con la que apostar por otro tipo de vacaciones, imposibles de disfrutar en pleno y caluroso verano.

Todo parecen ventajas si se ve desde esa perspectiva, pero lo cierto es que también hay que saber organizarse para acertar. Hay una serie de aspectos que viene muy bien saber de antemano antes de ponerse manos a la obra para elegir destino, estancia y actividades. De hecho, si quieres exprimirlas al máximo y ahorrarte unos cuantos euros sin perder ni un ápice de disfrute, te adelantamos que todo lo que vamos a contarte te va a gustar. Así que coge asiento, lápiz y papel, porque empezamos.

Primero, tu destino

Puedes optar por un destino típico del turismo de sol y playa, bañarte en el mar o disfrutar de la piscina de tu hotel mientras te tomas una buena copa y ves las nubes desfilar por delante de tus gafas de sol; o también puedes acudir a tu lado más aventurero y probar suerte con esos lugares que no encajan tan bien con el verano. Si te decides por una ciudad de interior, este es el mes perfecto; las localidades que no viven del turismo veraniego no suelen poner precios elevados, convirtiéndose en lugares con un especial atractivo para ese otro tipo de turista.

Prueba a irte a Londres, Roma, París, o incluso intenta explorar un poco más de la geografía española, o por qué no, ¿y si te animas a buscar un destino menos reconocido? Hay auténticas sorpresas repartidas a lo largo y ancho del globo, y al no tratarse de destinos frecuentados por turistas suelen gozar de ofertas aún más irresistibles. Anímate, ¡explora!

Segundo, tu alojamiento

Si has sido previsor, seguro que reservaste tu estancia hace mucho tiempo, la mejor manera de ahorrar dinero y asegurarte un sitio donde dormir, y comer si encarta, para tus vacaciones. Si no, estás tardando, o también puedes jugártela a una última carta: las ofertas de última hora. No es algo que recomendemos, por el riesgo que supone; pero a veces aparecen ofertas de la nada que son un auténtico chollo a ojos de cualquiera.

En cuanto al tipo de estancia, lo más común es optar por hoteles o, en caso de hacer una "ruta mochilera", por hostales o albergues. Los más familiares cada vez acuden más a los alquileres de apartamentos, casas o pisos; una tendencia que, por cierto, cada vez es mayor. Sin embargo, si eres de los tradicionales, te recomendamos que acudas a un buen buscador e inviertas tiempo explorando posibilidades. Siempre puedes encontrar hoteles baratos en Expedia o páginas similares.

Tercero, tu vuelo

Este punto podría ser el primero; pero, dadas las fluctuaciones de precios, no pueden terminar de posicionarse en la lista de prioridades a la hora de organizar un viaje. Lo que sí te podemos decir con total seguridad es que intentes volar, y básicamente organizar tus vacaciones, en la semana que contiene al 13 de septiembre. Las variaciones de precio hacen que esta sea la perfecta para volar, y a veces puede suponer un ahorro de hasta el 75% si comparamos tan solo con los siete días anteriores.

No tengas prisa por volar a primeros de mes, deja que el calendario pase un poco y entra en la segunda semana para mirar ofertas de vuelos. Te adelantamos que te vas a llevar una sorpresa grata para ti y tu cartera. El problema es que si tienes niños, la cosa se complica por evidentes asuntos de calendario.

Son solo tres puntos, pero más que suficientes para que te hagas una idea de lo que puedes hacer, y lo que te conviene, si has querido esperar a septiembre para disfrutar de unas más que merecidas vacaciones. Sin duda, es la fecha perfecta para probar con destinos distintos y, a la vez, conseguir una alternativa económica con la que no se resientan ni tu disfrute ni tu descanso. ¿Quién diría que tan solo unos días podrían dar unos resultados tan diferentes?

Ayúdanos a difundir este contenido

Te puede interesar

Agregar comentario

Plain text

  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Al enviar este formulario, usted acepta la política de privacidad de Mollom .