Soluciones para las familias con más de un préstamo

Objetivo CLM
Lun, 09/10/2017 | Economía | Nacional

Continuamos en crisis, qué duda cabe, continuamos pues, buscando soluciones para conseguir llegar a fin de mes con menos presión, tratamos de localizar, diariamente, soluciones que nos ayuden a ahorrar en cualquiera de los ámbitos en los que nos movemos, ya sea desde el ámbito familiar, ya sea desde los ámbitos más profesionales.

Escuchamos atentamente consejos que nos hagan ahorrar unas monedas en nuestros gastos diarios y usamos internet más que nunca en la búsqueda de ofertas, descuentos, rebajas, etc. con el uso de webs especialistas en encontrar el producto más barato, comparar precios o en localizar ofertas.

Tratamos de entender por qué no tenemos dinero para salir a tomar unas copas o llevar a nuestros hijos al cine, por qué el día diez ya no queda un euro en nuestra cuenta corriente y, salvo excepciones, en el común de los casos españoles, el gran problema radica en el pago de los préstamos.

En tiempos de bonanzas las entidades financieras ofrecían créditos y préstamos sin demasiadas limitaciones, si presentábamos cualquier nómina o un aval teníamos lo que pedíamos. De este modo no es difícil entender cómo las familias nos encontramos con un préstamo hipotecario que paga la vivienda, y otros préstamos que pagan coches, motos, electrodomésticos o los muebles de la habitación de los niños.

La unificación de deudas, la salida hacia adelante

El paso lógico para superar en parte estas dificultades es, pues, la unificacion de deudas, es decir, agrupar todos estos préstamos en uno solo, con lo que podríamos hacer frente más fácilmente a una sola deuda mensual que a la suma de todas ellas.

La agencia GE2010 se ha especializado en encontrar y gestionar la mejor refinanciación a base de unificación de préstamos para sus clientes. Con más de diez años de experiencia se han ganado el respeto y el reconocimiento de todo el sector financiero, por lo que dejarse asesorar y guiar por estos profesionales es una garantía para encontrar el mejor modo y el mejor trato en la refinanciación de las deudas.

Se suele adoptar esta solución cuando la familia no puede llegar a pagar los bienes materiales imprescindibles para mantener una calidad de vida digna o el empresario no puede pagar las materias primas, a los empleados o la gestión de sus servicios para que se mantenga en activo su producción.

Pero también es recurrente para todos aquellos que, aun no estando en situación de precariedad económica, quieren disfrutar más de su vida y permitirse un desahogo en las mensualidades, con ello se gana una mejora sustancial en su día a día para permitirse salidas vacacionales, cenas en restaurantes o regalos y caprichos.

Son muchos y de todos los estratos sociales los que apuestan por este tipo de agrupación de deudas, pero todos deben tener en cuenta si esto merece la pena o no, puede ser que se cometa un error a corto plazo.

Y es que la unificación de deudas conlleva una disminución en cuanto a las cuotas mensuales, que permiten vivir, como hemos comentado, más holgadamente, pero a su vez implica un aumento de la cantidad a devolver, y esto se debe a que se le suman tanto los gastos de tramitación como los intereses por el aumento de los tiempos en los plazos.

Por lo tanto hay que considerar que si alguno de los préstamos que se quieren agrupar está a punto de ser liquidado y la consiguiente cantidad que quedaría a pagar es menor que la que quedaría con la reagrupación, conviene, lógicamente, no hacerlo. Habría que aguantar los meses necesarios continuando con la presión mensual, pues el resultado final sería más favorable.

En cualquier caso, es una posibilidad a tener en cuenta, tanto para la subsistencia de familias que no pueden llegar a fin de mes por exceso de hipoteca y préstamos personales como para los empresarios o emprendedores y autónomos que solicitaron varios créditos para la compra de maquinaria, vehículos para logística y, en definitiva, para iniciar, mantener o mejorar el rendimiento de la empresa o negocio del que se es propietario.

Es un método de refinanciación que no pocos de nosotros estamos usando y que hemos visto, al hacer uso de él, cómo ha vuelto la claridad y la esperanza de una mejor calidad de vida a nuestras familias y negocios. Con menos agobios y con alguna posibilidad de salir a disfrutar de nuestro tiempo libre.

Ayúdanos a difundir este contenido

Agregar comentario

Plain text

  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Al enviar este formulario, usted acepta la política de privacidad de Mollom .

Te puede interesar