Preocupante comportamiento de la industria en el cuarto trimestre de 2018: 17.400 personas trabajadoras menos

>> El 20% de la población asalariada del sector tiene contrato temporal. La rotación es altísima

2,7 millones de personas trabajan en la industria según la Encuesta de Población Activa (EPA) del cuarto trimestre de 2018, tres mil menos que hace un año. Por lo tanto, en doce meses se ha producido un estancamiento del empleo industrial al caer un leve 0,1%. Si se comparan estos datos con los del tercer trimestre se confirma que la situación es preocupante. Trabajan en el sector 17.400 personas menos que hace tres meses, debido al impacto del factor energético en la industria.

Objetivo CLM
Mar, 29/01/2019 | Sociedad | Nacional

Dos razones se encuentran tras estancamiento que en el último año ha experimentado el empleo industrial: La salida de trabajadores, que fueron sustituidos por mujeres; y la salida de población autónoma del sector. Se produjo un gran dinamismo en el empleo asalariado, junto a una caída importante del trabajo por cuenta propia.

En doce meses el empleo femenino creció en 14.400 mujeres (un 2,1%), mientras que el masculino cayó en 17.400 hombres (un 0,9%). La población empleada industrial, en el cuarto trimestre de 2018, estaba integrada por 697.900 mujeres y 2.010.400 hombres.

Por su parte, la población que trabaja por cuenta propia en el sector industrial disminuyó en 31.600 personas durante el último año (12%), lo que se salda con la disminución neta de tres mil personas. La población asalariada creció un 1,2%, al incorporar 28.600 trabajadoras y trabajadores por cuenta ajena al sector (21.200 mujeres y 7.400 hombres).

La temporalidad sigue en las mismas tasas que en el trimestre anterior y que hace un año, pues afecta al 20% de la población asalariada. Las mujeres soportan dos puntos más de precariedad que sus compañeros. 139.400 asalariadas sufren un contrato temporal, el 21,5%. Otra faceta de la precarización laboral es la rotación, que sigue en una tendencia creciente. En el último año se firmaron ochenta contratos por cada empleo industrial nuevo.

Los contratos de relevo crecieron en 2018 un 26%. No solo ayudan a rejuvenecer plantilla, también fomentan la calidad del empleo. La persona que pasa a tener empleo (la relevista) tiene más estabilidad y proyección profesional que si tuviera otro tipo de contrato temporal.

Lamentablemente, el desempleo industrial resiste ya que es el que menos disminuye de toda la economía (1,64%, frente al 12,3% general). En el cuarto trimestre de 2018 había 171.300 personas desempleadas en la industria, 2.900 menos que hace un año. Son las mujeres las que se llevan la peor parte, puesto que hay 5.800 desempleadas más y 8.600 desempleados menos.

Con este escenario, CCOO insiste y reclama un Plan Estratégico Industrial como eje esencial para afrontar los cambios que garanticen un sector industrial inclusivo y sostenible, que tenga como principal objetivo la inserción de alta calidad en el sistema productivo global. Para ello se requiere una planificación a medio y largo plazo de las inversiones en I+D+i; del capital humano y del valor de las infraestructuras físicas y tecnológicas.

Te puede interesar

Agregar comentario

Plain text

  • Etiquetas HTML permitidas: <strong>
  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Queremos saber si es un visitante humano y prevenir envíos de spam

Suscríbete a Objetivo CLM

Psicologa en Ciudad Real
Todo sobre el Comercio Exterior

■ Nuestras Guías

  • SSE Energía Castilla-La Mancha
  • Asesor Jurídico
  • El Rincón de Juana - Alojamiento Rural
  • Hermade fabricación, venta y mantenimiento de maquinaria para la madera
Anunciate con nosotros

■ Participa

Cartas al Director
Objetivo Piña Colada
Todo sobre el Comercio Exterior
Derecho para el Ciudadano
Objetivo Tv

La Experiencia de Emprender