¿Merece la pena comprar un coche de Km.0?

¿Merece la pena comprar un coche de Km.0?
Cristina López Sánchez
Jue, 03/10/2019 | Sociedad | Nacional

El coche suele ser la segunda compra más importante que haremos a lo largo de nuestra vida y, en consecuencia, a la que dedicaremos una gran parte de nuestros ahorros, después de una vivienda. Cuando nos llega la hora de realizar esta compra, son muchas las preguntas que nos surgen antes de tomar una decisión definitiva. ¿Comprar un coche nuevo es una buena inversión? ¿Y de ocasión? ¿Valdrá la pena comprar un Km.0 o invierto en un coche de segunda mano?

Comprar un coche nuevo a la larga es una mala inversión ya que la pérdida de dinero va en aumento con el paso del tiempo. Cada año que pasa, tu coche valdrá menos. Pero, ¿y comprar un coche de Km 0? Si estás pensando en renovar tu vehículo o comprar uno por primera vez y no quieres que la inversión sea tan catastrófica, comprar un coche Km.0 es una solución.

Los coches de Km.0 son coches totalmente nuevos, prácticamente a estrenar. Lo único es que el concesionario los ha matriculado previamente, por lo que el comprador será el segundo propietario. Los kilómetros que marque el cuentakilómetros (no más de 100) se deben a los transportes desde la fábrica, los movimientos efectuados en la campa o los realizados para su preparación y entrega al cliente. El precio de estos suele incluir descuentos al haber sido matriculados con anterioridad, llegando a ahorrar entre un 15% y un 20% respecto al mismo coche si los comprásemos sin matricular. Además, la entrega de estos es inmediata, ya que están listos para la venta.

No todo es color de rosa. A pesar de estas ventajas, también existen algunos “pero”. Encontramos dos pequeños inconvenientes: la garantía es menor, ya que el periodo de garantía empieza cuando se matricula el vehículo, por lo que si se compra 4 meses después de haber sido matriculado, la garantía de 2 años se reduce a 1 año y 6 meses. Y el segundo inconveniente: no se puede personalizar, es decir, no puedes elegir el color, la carrocería, acabado interior, motorización, equipamiento de serie y opcional. No admite cambios.

Entonces, ¿merece la pena comprar un coche de Km.0? En la mayoría de casos, sí. Entre 2017 y 2018, las ventas de vehículos de Km.0 se incrementaron un 25,69%, hasta las 19.476 unidades. Según las previsiones, este crecimiento se ralentiza este 2019, con un repunte interanual del 13,92%, hasta los 13.270 vehículos vendidos.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • Etiquetas HTML permitidas: <strong>
  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Queremos saber si es un visitante humano y prevenir envíos de spam

Te puede interesar