• El cristal con el que miro
    Imagen de elcristal
    Joaquín Muñoz González
    Asomándome al Objetivo para retratar este pequeño trozo de mundo que nos acoge

Medallas al viento

Caiga sobre estas líneas todo el peso del enorme respeto que siento por el desgarro y el dolor que anida en las familias de los dos policías fallecidos en el atentado de Kabul

Imagen: Medallas al viento
Objetivo CLM - Joaquín Muñoz González
Lunes, 14/12/2015 | Nacional | Portada, Opinión

Caiga sobre estas líneas todo el peso del enorme respeto que siento por el desgarro y el dolor que anida en las familias de los dos policías fallecidos en el atentado de Kabul.

Uno de mis primeros pensamientos al enterarme de las muertes de estos hombres fue dirigido hacia sus madres… ¿Qué sentimiento debe nacer dentro de ti el día en el que tu hijo, con vocación de policía, te comunica que va a aceptar un puesto en la seguridad de la embajada española situada en un país en guerra?

Admiro a la gente que lucha por sus ideas, por lo que les nace de dentro, quizás porque dentro de mí no encuentro ninguna causa que justifique el jugarme la vida. Pero a la vez me pregunto si piensan en sus seres queridos cuando deciden poner en riesgo su integridad física, si son conscientes de que con su muerte convierten a sus esposas en viudas, a sus hijos en huérfanos, a sus madres en… ¿Cuánto dolor tiene que sentir una madre cuando ni el idioma es capaz de ponerle nombre a la perdida de un hijo?

No juzgo el sentimiento patriótico de quien se expone, porque están dispuestos a dar su vida con la convicción de que lo hacen para mejorar el país donde van a crecer sus hijos. Yo no lo siento así, quizás por eso me acuerdo más de unos hijos que crecen sin padre, aunque lo hagan orgullosos sabiendo que quien les dio la vida, entregó la suya propia por sus ideas. Pero ese orgullo no les devuelven los momentos arrancados a su lado, los que no pudieron ser porque un día él decidió, en un acto enorme de generosidad y valentía, jugárselo todo por todos… y perdió.

Sus cuerpos ya vuelan hacia su querida patria, donde se les van a rendir los máximos y muy merecidos honores de estado, donde se les van a entregar sendas medallas que servirán para amortiguar el tremendo vacío que deja su inesperada ausencia… ¿o no?, solo lo saben quienes les lloran en este momento.

Yo, con esta forma mía de pensar, que no de sentir porque es muy difícil ponerme en su piel en este momento, creo que estas medallas, las póstumas, son medallas al viento. Medallas que no motivan al que las recibe a seguir con su esfuerzo. Medallas que intentan, creo que sin conseguirlo, secar lágrimas de quien no encuentra consuelo.

Y por otro lado están los partidos políticos, en plena campaña, a una semana de las elecciones y gritando a pulmón lleno que no van a utilizar este atentado electoralmente. Lo gritan a pulmón lleno porque saben que solo el hecho de decir que no lo van a decir, ya les beneficia electoralmente, contradictorio… ¿no?, no… totalmente estudiado, como cada movimiento que se realiza en estas fechas.

Me despido esta semana enviando todo mi cariño a sus familias, y diciéndoles que yo también me siento orgulloso de compartir país con gente capaz de dar su vida por mejorarlo. Que descansen en paz.

Agregar comentario

Plain text

  • Etiquetas HTML permitidas: <strong>
  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Queremos saber si es un visitante humano y prevenir envíos de spam

Te puede interesar