• El cristal con el que miro
    Imagen de elcristal
    Joaquín Muñoz González
    Asomándome al Objetivo para retratar este pequeño trozo de mundo que nos acoge

Lo que nos cuenten de Venezuela

Imagen: Lo que no cuenten de Venezuela
Objetivo CLM - Joaquín Muñoz González
Vie, 27/05/2016 | Sociedad | Nacional

Mi abuelo nació en el año 1.917, con lo que contaba con diecinueve años cuando estalló la guerra civil. Cuando le preguntabas como se vivía una guerra entre hermanos, hablaba siempre desde su recuerdo. Cuando comenzó la dictadura tenía veintidós, y cuando murió Franco, en el año 1.975 cincuenta y ocho. Mi abuelo era socialista, de esos que votan al PSOE e idolatraban a Felipe González en el 82. Vivió toda la dictadura con la capacidad de opinión que te regala cierta edad, pero cuando le preguntabas que tal con el tema este de Franco, esperando escuchar de sus labios socialistas lo mal que vivía en esa dictadura, siempre contestaba que él hizo su vida en aquellos casi cuarenta años con total normalidad, sin problemas, con su trabajo, sus hijos, su familia, su rutina. Le jodía la falta de libertad, no poder opinar en ámbitos “semipúblicos”, tener que pedir permiso hasta para comprar pipas, etc… pero a él también le sorprendía toda esa gente nacida en los 70, 80 que se rasgaban las vestiduras cuando había que hablar de cómo se vivía con Franco.

Aún hay gente, en el siglo XXI, que idolatran a Franco sin haberlo conocido, y otros dispuestos a matar y morir, si, digo bien, a matar y morir antes de volver a aquellos tiempos de los que ellos mismos aseguran “lo mal que se vivía con Franco”. Todos ellos hablan adoctrinados por aquello que les cuentan los que si lo vivieron, por más que lean, por más que documenten su opinión, siempre estará condicionada por quien se la está contando, no podrán hablar desde su recuerdo como lo hacía mi abuelo, tendrán que recurrir al recuerdo ajeno, porque no lo vivieron.

Pues eso está pasando con Venezuela. Exactamente eso cuando llegan los más radicales de izquierdas llorando la muerte del comandante Chávez, maldiciendo el “periodismo manipulador de antena tres” o de casi toda la prensa internacional, excepto la tuerka, claro. “Que pretende hacernos creer que les falta papel higiénico, leche y azúcar a aquella gente. Una población que en realidad vive en libertad en una Venezuela casi paradisíaca con un sistema de gobierno maravilloso, que permite a sus gentes vivir de los beneficios sociales que les proporcionan sus democráticos mandatarios”.

Y te “informan” porque ellos sí conocen la verdad, se la cuenta la tuerka, y tu opinión si es contraria está siendo manipulada por los “poderes fácticos” de una prensa interesada en derrocar la gran herencia del comandante. Y si se te ocurre la disparatada idea de comenzar un debate con ellos, de esos que tienes que terminar antes de empezarlo, su primer argumento siempre es el mismo. Es alucinante, como si les hubieran dado un ideario para que su respuesta ante una discrepancia sea siempre la misma “Claro, como en España si tenemos democracia, no te jode”. Enfocan sus argumentos hacia el lado negativo, y hablando de España, no de Venezuela… claro, lo que si conocen.

Luego están los otros, los del otro lado, los que explotan al máximo las miserias y las heridas internas que está abriendo la pseudo dictatorial gestión de Maduro para su propio beneficio argumental, en el caso de un debate, o electoralista, en el caso de unos futuros comicios. Que Rivera haya ido a Venezuela a meter las zarpas me parece fuera de tono y de contexto, aparte de una torpeza enorme, del mismo modo que me lo pareció el intento mediático de Felipe González de defender a un opositor en la cárcel… por cierto, no hay que vivir en Venezuela para saber que hay opositores al régimen en la cárcel por pensar lo que piensan, no es un invento de Antena Tres, y eso si que es un disparate propio de cualquier dictadura.

Que el gobierno español ahora meta las narices con los problemas internos de Venezuela en una comisión de seguridad nacional DE ESPAÑA, me resulta asqueroso, teatralmente patético, totalmente antiestético y propio de un partido político al que se le acaban las ideas tanto como los votos. No conozco a los asesores peperos, pero está siendo una muy mala idea utilizar los instrumentos de gobierno para estas memeces.

El caso es que unos y otros hablan desde una experiencia prestada por quien les informa, o mal informa, vaya, pero en realidad ninguno tiene la razón verdadera, porque cada uno tiene la suya. Una vez escuché que lo más repartido y variado en el mundo es la verdad, todos se creen dueños de ella, aunque en este caso si vives fuera de Venezuela, tu verdad sea siempre prestada.

Empecemos ya los españolitos a remendar de una puñetera vez nuestras propias heridas, y dejemos que los demás remienden las suyas, que no es poco lo que tenemos aquí.

Agregar comentario

Plain text

  • Etiquetas HTML permitidas: <strong>
  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Queremos saber si es un visitante humano y prevenir envíos de spam

Te puede interesar