• El cristal con el que miro
    Imagen de elcristal
    Joaquín Muñoz González
    Asomándome al Objetivo para retratar este pequeño trozo de mundo que nos acoge

Empieza a llover, al otro lado del cristal

Avanza el otoño y cerramos las ventanas, para que no se cuele el frío. Miramos a través de ellas la lluvia con nostalgia o el granizo con asombro. Ya huele a Navidad y pensamos en compras y regalos, en la sonrisa de nuestros niños y en algún que otro reencuentro

Imagen: Empieza a llover, al otro lado del cristal
Objetivo CLM
Lunes, 02/11/2015 | Región, Ciudad Real, Valdepeñas, Nacional | Portada, Opinión

Avanza el otoño y cerramos las ventanas, para que no se cuele el frío. Miramos a través de ellas la lluvia con nostalgia o el granizo con asombro. Ya huele a Navidad y pensamos en compras y regalos, en la sonrisa de nuestros niños y en algún que otro reencuentro.

No nos damos cuenta, y desde luego no lo pretendemos, pero un año más, al cerrar las ventanas, los mantenemos en el olvido.

Esa gente invisible que no tiene ventanas para cerrar, que no tiene a quien ni con qué regalar. A quienes el pasado mutiló la sonrisa, aunque algunos de ellos se esfuercen en mantenerla. Esa gente que consigue que yo le encuentre el sentido a la iglesia, quienes les dan de comer, y a los bancos, que les prestan sus cajeros.

Esta semana hablamos de las elecciones, de Cataluña, de la corrupción, del descenso del paro, y hablamos… y hablamos… y hablamos sin darnos cuenta de que se acerca el invierno y en la calle duermen personas que no van a votar, porque su identidad hace tiempo que perdió el carnet. Que les importa un pimiento quien es Rajoy, o Sánchez, o Rivera, o Iglesias, porque no esperan nada de ninguno de ellos. Que mirarán la lluvia con preocupación, y el granizo con terror.

Ellos también acuden al Corte Inglés, y a la puerta del Carrefour, y del Mercadona… van a pedirnos un euro, algunos ni eso… igual tan solo algo de comer. Y se quedan hasta la noche, para rescatar su cena de nuestra basura, aunque muchos ya sabemos que alguna gentuza de esta sin escrúpulos se molestan en triturar las sobras… por higiene, dicen.

Soy feliz de poder tener estas líneas, para decirles que no los olvido, que los tengo presentes… para decirte que no los olvides, que si tienes Internet para leerme, quizás un euro si ves a alguno mientras paseas por la plaza, no le haga mucho daño a tu economía.

Y siento que gracias a este pequeño espacio, puedo escribirte que me emociona recordar a toda esta gente de Cáritas, de Cruz Roja, del Banco de Alimentos… que engrandecen su tiempo dedicándolo a ellos, que comparten su frío cuando les llevan comida caliente y mantas a todos esos rincones llenos de cartón.

Toda esa gente que consigue que me olvide de las elecciones, de Cataluña y de la corrupción, y que me sienta orgulloso de compartir la condición de ser humano con ellos.

No tengo vida suficiente para daros las gracias a vosotros, por todo lo que hacéis por la vida de todos nosotros, estemos o no en la calle.

Somos personas que nos equivocamos, todos. Y la vida nos bandea siguiendo el rumbo de nuestros errores. Con unos es más cruel que con otros, es la realidad. Te pido que no pienses, cuando lo veas tirado en una esquina, en lo que pudo hacer malo en su vida, su problema no es lo que hizo, su problema es el hambre que pasa y lo mal que se duerme sobre un cartón.

No quiero amargarte las fiestas, yo no pienso amargarme las mías, y disfrutaré con las sonrisas de mis niños, y de algún que otro reencuentro, y compraré regalos y miraré la lluvia tras el cristal con nostalgia. Pero no tendré ningún pudor de acordarme de ellos cuando sepa que hace frío en la calle y me pregunte si habrán conseguido plaza en el albergue o hueco en el cajero, y te pido que tú tampoco lo tengas.

Disfruta mucho la navidad, a ti que me lees desde tu Internet, te lo digo de corazón… pero no renuncies a sentirte aún mejor ayudando a alguien con problemas de verdad, puede sonar egoísta, puede sonar como quieras, pero el resultado es que nadie se quede sin manta, y sin una taza de caldo caliente. Gracias por leerme hasta el final, hoy no ha sido fácil escribir esto.

Agregar comentario

Plain text

  • Etiquetas HTML permitidas: <strong>
  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Queremos saber si es un visitante humano y prevenir envíos de spam

Te puede interesar