• La Pluma del Oasis
    Imagen de laplumadeloasis
    David García
    Historiador y Bloguero

El juego de la oca

Son diferentes las críticas que desde esta columna se hacen semanalmente. Quizás la que más habitualmente suele venir a colación es la de hipocresía existente en la sociedad y la falta de ganas de razonar y pensar de una sociedad que a veces parece estar en letargo y que no le importa lo que hacen con nuestro futuro

Imagen: El juego de la oca
Objetivo CLM - David García Huertas
Lunes, 10/08/2015 | Nacional | Portada, Opinión

Son diferentes las críticas que desde esta columna se hacen semanalmente. Quizás la que más habitualmente suele venir a colación es la de hipocresía existente en la sociedad y la falta de ganas de razonar y pensar de una sociedad que a veces parece estar en letargo y que no le importa lo que hacen con nuestro futuro.

El otro día las noticias se dividían en dos grandes partes, por un lado la presentación de los presupuestos para el 2016 que habrá que estudiar y analizarlos antes de poder opinar sobre ellos. Por otro lado todo medio de comunicación se hacía eco del decreto que Artur Mas tenía que firmar para convocar elecciones el 27 de septiembre.

No son elecciones plebiscitarias según el gobierno pero para los que convocan esas elecciones parece que si tienen ese carácter. Como toda noche post-electoral donde todos los partidos políticos “ganan”, hacen que el ciudadano no tenga una visión correcta del significado de esas elecciones. No pondré en duda la identidad propia que puedan tener los catalanes, ni tan siquiera criticaré la opción del derecho a decidir qué tan popular se está haciendo. Pero yo si fuese catalán tendría una conclusión clara, no votaría una lista que tenga a personas como Junqueras o Artur Mas, aunque el puesto que lleven sean los últimos, que no es el caso. Si fuera catalán pensaría que como voy a votar a un señor que no nos está proponiendo soluciones socio-económicas que vayan a ayudar a los catalanes a vivir mejor y cuyo ideología está tan ligada a otras que en tiempos anteriores provocaron tanto terror con su superioridad en la genética, lo dice el más indicado. Por otro lado esta Artur Mas, desde que consiguió la mayoría absoluta ha ido convocando elecciones cada dos por tres haciendo cada vez más importante el argumento de la independencia. Suben los impuestos, introduce el copago, privatiza todo lo que quiere, tiene una trama de corrupción con un ex - presidente de la generalitat que avergonzaría a cualquier ciudadano y como no tienen propuestas siguen engañando a los ciudadanos con la lucha por la independencia. Como decía va convocando elecciones cada breve espacio de tiempo donde poco a poco va perdiendo votos,  sus elecciones son las ocas en el juego, que cada vez que caías adelantabas unas casillas y volvías a tirar. Eso es lo que hace el presidente, las convoca, gana, hace coalición cada vez con agrupaciones más independentistas y a vivir otro breve tiempo como presidente con el único dado de la independencia.

No señor presidente, deberían de decir sus ciudadanos, queremos mejoras sociales, mejoras económicas y cuando podamos llevar una vida digna planteemos el asunto de la independencia y decidamos.

Como ya decía la ciudadanía debe empezar a ser mayor de edad, a pensar por sí sola y analizar la situación que nos rodea, por supuesto que ser independentista es un sentimiento muy digno, pero igual de digno es el sentimiento de no serlo en aquellas tierras. Yo no opinaré cual es mejor ni peor, pues no soy de esas tierras serían sus ciudadanos los que deberían de decidir en igualdad de condiciones. Con una televisión pública y una enseñanza pública, libres y sin un claro objetivo de crear una conciencia o unitaria, porque como día Hermann Hesse; “No digas de ningún sentimiento que es pequeño o indigno. No vivimos de otras cosa que de nuestros pobres, hermosos y magníficos sentimientos, y cada uno de ellos contra el que cometemos una injusticia es una estrella que apagamos”.  Si un gobierno a nivel autonómico o nacional intenta suprimir la libertad de conciencia y de pensamiento en una sociedad acabará  por existir una “masa borreguera”, esto es lo que ellos quieren, pero somos los ciudadanos los que debemos darnos cuentas y no convertirnos en meros números.

Agregar comentario

Plain text

  • Etiquetas HTML permitidas: <strong>
  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Queremos saber si es un visitante humano y prevenir envíos de spam

Te puede interesar