Descubre los misterios de Toledo con sus rutas culturales y su épica leyenda “La Orden de Toledo”

Visitar Toledo es llenarse de historia, cultura, magia, leyendas….

Descubre los misterios de Toledo con sus rutas culturales y su épica leyenda “La Orden de Toledo”
Objetivo CLM
Jueves, 28/04/2016 | Toledo | Nacional | Portada, Sociedad, Medio Ambiente, Cultura, Turismo, Gastronomía

Conocida como “ciudad de las tres culturas”, debido a la convivencia durante años de cristianos, árabes y judíos, Toledo es una de las ciudades con mayor riqueza monumental.

La capital imperial conserva tras sus murallas un legado artístico y cultural en forma de iglesias, palacios, fortalezas, mezquitas y sinagogas, que a nadie deja indiferente.

Esta gran diversidad de estilos artísticos convierte el casco antiguo de la capital de Castilla-La Mancha en un auténtico museo al aire libre, hecho que ha permitido su declaración como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, entre otros motivos porque conserva tal cual el trazado que tenía en la Edad Media.  El recorrido por sus estrechas calles nos descubrirá un conjunto monumental sorprendente, tanto por dentro como por fuera.

Al adentrarse en las laberínticas calles de la ciudad, de la mano de un Guía Oficial de Destino Toledo, y gracias a las visitas guiadas por Toledo, podemos visitar los principales barrios, el interior de los monumentos más destacados y caminar entre sus tres culturas. Conoceremos con más detalle un Toledo Esencial o al Completo.

“La Orden de Toledo” y sus legendarios “findes”

A principios del siglo XX un grupo de jóvenes amigos supo captar a la perfección la esencia de Toledo y toda esa realidad paralela que la ciudad te aporta. Estos jóvenes viajeros eran poetas, escritores y estudiantes madrileños, los mismos que en Madrid estaban tejiendo la avanzada cultural de esos años y de años posteriores.

Hablamos de la llamada Orden de Toledo. La idea de crear dicha Orden, muy lejos de ser lo que la palabra nos sugiere recordándonos las viejas órdenes militares o nobiliarias, fue del cineasta Luis Buñuel. Así fue como Buñuel denominó al grupo de amigos que visitaban Toledo en ciertas ocasiones, en busca de sus singularidades y de su belleza. Tras una noche de borrachera y de vagar por las calles toledanas, pensó en crear esta curiosa orden. Entre los componentes de la misma se encontraban sus grandes amigos de la Residencia, Lorca y Dalí.

La Orden de Toledo es un reflejo de las experiencias que vivieron tres grandes genios de nuestro país, Buñuel, Lorca y Dalí. En el artículo “La Orden de Toledo: Los “Findes” de Buñuel, Dalí y Lorca en el Toledo de principios del s. XX”, Jesús Guío nos desvela secretos de esos “findes” en Toledo donde el cine, la pintura y la literatura más universal se unía en busca de aventuras que acababan en delirio. Gracias a Destino Toledo y dicho artículo descubrimos  los entresijos de estas juergas que se convirtieron en leyenda.

Eran veladas en las que había que pasar toda la noche visitando los monumentos hasta la madrugada. El origen de la misma es narrado en la autobiografía «Mi último suspiro», donde Luis Buñuel, que paseaba por el claustro gótico de la catedral completamente borracho, relata cómo al día siguiente de esa jarana, el 19 de marzo de 1923, fundó la Orden de Toledo: “Me parece que fue en 1921 cuando descubrí Toledo. Llegamos de Madrid y nos quedamos dos o tres días. (…) Desde el primer día quedé prendado, más que de la belleza turística de la ciudad, de su ambiente indefinible. Volví a menudo con mis amigos de la Residencia, y, el día de San José de 1923, fundé la Orden de Toledo, de la que me nombré a mí mismo condestable”.

Una reunión de amigos que hasta 1936 congregó en la ciudad a algunos de los más importantes artistas españoles del siglo XX, en la que se seguían rigurosas condiciones para poder acceder o permanecer en ella, pudiéndose incluso ser expulsado de la misma.

La Orden también tenía diferentes categorías. En lo más alto estaba Luis Buñuel, que era el condestable. Después venían Pepín Bello, como secretario, y en un segundo orden jerárquico se encontraban los fundadores, entre los que destacan Federico García Lorca o su hermano Paquito. Un escalón por debajo se situaban los caballeros, Salvador Dalí, Rafael Alberti o Jeanne, esposa de Buñuel, figuraban entre ellos. Posteriormente estaban los escuderos, cuyo jefe era José Moreno Villa, y en el estrato más bajo, los invitados de los escuderos y los invitados de los invitados de los escuderos, con Juan Vicens y Marcelino Pascua a la cabeza.

Estamos por tanto ante lo más destacado de la generación del 27, con Toledo como fuente de inspiración y lugar de reunión. El rango alcanzado en la Orden dependía del grado de cumplimiento de las reglas, cuyos preceptos básicos eran:

Vagar durante toda una noche por Toledo, borracho y en completa soledad.
No lavarse durante la estancia.
Acudir a la ciudad una vez al año.
Amar a Toledo sin reserva.
Velar el sepulcro del Cardenal Tavera.

Para pertenecer a la Orden había que pasar por un “ritual de aceptación”. En «Conversaciones con Buñuel», el libro de Max Aub, Alberti cuenta su experiencia: “A medianoche sacamos las sábanas de la cama, y con ellas Buñuel se vistió de fantasma. Desapareció y se fue al atrio de la iglesia de Santo Domingo. Apareció sin que se le vieran los pies; la mano así, colgada de las sábanas, y haciendo el fantasma; era realmente impresionante, y tuvimos miedo de que apareciera el sereno, se asustara y empezara a tiros con nosotros. Esa era una de las cosas que hacían los Hermanos de Toledo. No estuve más que esa noche, y fui admitido en la Orden”.

Sus siglos de historia y las miles de leyendas que circulan por la ciudad provocó que ellos se sintieran atraídos por la misma. Las experiencias vividas por Buñuel, Dalí y Lorca a través de la Orden, en cierto modo se han visto reflejadas en algunas de sus obras maestras.

Infinitas rutas para conocer el alma mágica de Toledo

Singulares “noches toledanas” tan históricas como las que nos han dejado “La Orden de Toledo” a lo largo de los años, también nos lleva a increíbles rutas culturales en Toledo en la actualidad.

Rutas diarias por Toledo para poder sentir su magia y misterio, impregnarse de su gran historia y sus innumerables fábulas, y cruzar ese puente entre una realidad monumental y paisajística asombrosa y un pasado lleno de cultura y tradición.

Toledo te invita, con la ruta más completa, El Toledo de las 3 culturas, a recorrer el barrio cristiano, judío y musulmán, con la posibilidad de visitar el interior de los principales monumentos como la Mezquita del Cristo de la Luz, Iglesia de Santo Tomé, Sinagoga de Santa María la Blanca y Catedral.

Con su Ruta por Toledo monumental  y a través de sus enigmáticas calles, la ciudad te lleva a conocer sus plazas y rincones más emblemáticos, con la opción de visitar el interior de la Catedral Primada, Real Colegio de Doncellas Nobles y Monasterio de San Juan de los Reyes.

Y al llegar la noche, la misteriosa Toledo te envuelve con su Ruta nocturna: Toledo subterráneo, para descubrir sus secretos más escondidos, cuevas, pozos y aljibes que se ocultan bajo la ciudad medieval. En esta ruta se visita cinco subterráneos: Termas Romanas, Pozo del Salvador, Casa del Judío, Baños del Cenizal y Baños del Caballel.

Y Toledo, como no podía ser de otra forma, también te ofrece esos “findes” trasladados a nuestros días. Con sus rutas especiales de fin de semana, Toledo te acerca a sus leyendas con rutas como: Las 3 culturas y el Greco, con visitas donde poder conocer curiosidades y anécdotas de la ciudad; Grandes monumentos de Toledo, ruta con la que poder visitar los principales monumentos; así como sus impresionantes Combos.

Toledo, lugar revelador de otras realidades, ventana abierta a la imaginación, puente de hechos inesperados, halo de misterio, es ciudad para evadirse, soñar, crear, aprender, divertirse, dejarse llevar y sobre todo, para disfrutar. 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • Etiquetas HTML permitidas: <strong>
  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Queremos saber si es un visitante humano y prevenir envíos de spam