Cómo conseguir que tu vivienda sea energéticamente eficiente

Cómo conseguir que tu vivienda sea energéticamente eficiente
Cristina López Sánchez
Viernes, 07/02/2020 | Economía | Nacional

La sociedad avanza a ritmos insostenibles. El consumo desmesurado de energía eléctrica favorece al cambio climático y trae consecuencias irremediables para el medio ambiente. Desde dejar las luces encendidas hasta dejar aparatos enchufados. Día a día desperdiciamos grandes cantidades de energía eléctrica, por ello, aunque estemos más o menos acostumbrados a reciclar, es el momento de aprender otra forma de contribuir a la sostenibilidad del planeta: la eficiencia energética.

¿Qué es la eficiencia energética y por qué es importante para el medio ambiente? Es una práctica que tiene como objetivo principal, tal y como su nombre indica, hacer uso eficiente de la energía eléctrica con el fin de proteger el medio ambiente. Se trata de realizar las mismas operaciones y el mismo trabajo usando menos cantidad de energía que lo habitual. Por lo cual, la eficiencia energética permite hacer frente al cambio climático ya que disminuye la intensidad energética que se usa a diario. Disminuyendo las emisiones de gases tóxicos y CO2.

Una vivienda con una buena eficiencia energética permite ahorrar un 40% en energía, pero ¿cómo se logra una vivienda energéticamente eficiente? Muy fácil. Hay que tener en cuenta algunos aspectos que permiten un ahorro de energía en el hogar o si lo deseas, realizar una formación gratuita en eficiencia energética.

El primer aspecto a tener en cuenta es  el aislamiento, es decir, revisa las ventanas ya que son una de las mayores fuentes de perdida de calor y revisa que la carpintería esté en condiciones óptimas o coloca una con aislamiento térmico. Lo recomendable es, asimismo, instalar doble cristal para disminuir la necesidad de calefacción en las habitaciones.

El mantenimiento de la calefacción es otro factor a tener en cuenta. El aire en el interior de los radiadores dificulta la transmisión de calor desde el agua caliente al exterior, por eso es conveniente purgar este aire por lo menos una vez al año, al inicio de la temporada de calefacción. Tampoco hay que cubrir los radiadores porque dificulta la difusión del aire caliente.

La iluminación también es importante, aprovecha lo máximo posible la iluminación natural con colores claros en paredes y techos. Además, colocar bombillas de bajo consumo es clave. Las bombillas incandescentes pierden energía en forma de calor. Si las cambias por otras de bajo consumo conseguirás reducir el gasto energético hasta un 80%. Las lámparas electrónicas duran más que las de bajo consumo convencionales y aguantan un mayor número de encendidos y apagados. Y en las zonas donde sea necesaria luz durante muchas horas, como las cocinas, es recomendable usar tubos fluorescentes.  

Si te toca cambiar los electrodomésticos en casa, sustitúyelos por otros de serie A en adelante, ya que son los más eficientes energéticamente y van a permitirte realizar un consumo sostenible y un ahorro en las facturas de la luz. También apostar por ventiladores de techo, en lugar de un aparato de aire acondicionado, hará que no se dispare el gasto energético.

Pero lo más importante que hay que tener en cuenta es vigilar tus hábitos diarios. Es decir, lejos de colocar las bombillas de bajo consumo, hay que tener cuidado con no dejar las luces encendidas y aprovechar la luz del sol lo máximo posible. Además, debes recordar que los electrodomésticos en standby están  consumiendo y hay que apagarlos completamente. Y poner la lavadora y el lavavajillas siempre llenos.

Implementar estos hábitos en tu día a día hará que se reduzca el gasto energético y aparte de reducir las facturas, contribuirás a cuidar el medio ambiente. Las emisiones de CO2 que enviamos a la atmósfera son cada vez mayores y, por ese motivo, la eficiencia energética se ha convertido en una forma de cuidar al planeta ya que, no solo está en usar electrodomésticos que consuman menos, sino en que seamos nosotros quienes consumamos menos y de forma más “verde”.

El problema de la eficiencia energética es que toda es una elección. Actualmente, no todos los productos que usamos son eficientes, ya que siempre es algo más cara que la que no lo es. Por eso, de momento, la eficiencia energética es un tema de consciencia medioambiental por el que luchan muchos sectores como el de la construcción. Existen cursos gratuitos relacionados con la construcción para aprender la legislación actual atendiendo a la demanda energética y la energía reutilizable así como las medidas de eficiencia. Es decir, los alumnos y alumnas obtendrán los conocimientos necesarios para optar a puestos relacionados con la construcción enfocada al ámbito de la eficiencia energética de edificios.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • Etiquetas HTML permitidas: <strong>
  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Queremos saber si es un visitante humano y prevenir envíos de spam

Te puede interesar