860 aniversario del nacimiento de Alfonso VIII

Este miércoles 11 de noviembre se cumplen 860 años del nacimiento en Soria del rey castellano Alfonso VIII

Imagen: 860 aniversario del nacimiento de Alfonso VIII
imagen de 860 aniversario del nacimiento de Alfonso VIII imagen de 860 aniversario del nacimiento de Alfonso VIII imagen de 860 aniversario del nacimiento de Alfonso VIII imagen de 860 aniversario del nacimiento de Alfonso VIII imagen de 860 aniversario del nacimiento de Alfonso VIII imagen de 860 aniversario del nacimiento de Alfonso VIII
Objetivo CLM - Agrimiro Saiz
Martes, 10/11/2015 | Nacional | Portada, Cultura

Este miércoles 11 de noviembre se cumplen 860 años del nacimiento en Soria del rey castellano Alfonso VIII.

Hijo de Sancho IIIel Deseado y Blanca Garcés de Navarra desgraciadamente quedó huérfano de madre al año siguiente y de padre a los tres por lo que accedió al trono en 1158.

Durante la minoría de edad ejerció su tutoría Gutierre Fernández de Castro y la regencia Manrique Pérez de Lara. La rivalidad entre las dos grandes familias y los ataques de Navarra y León sumieron al reino de Castilla en una guerra civil y en uno de sus episodios más nefastos.

Al cumplir quince años y alcanzar la mayoría de edad las Cortes le proclamaron rey de Castilla concertando matrimonio conLeonor de Plantagenet, de diez años, hija de Enrique II de Inglaterra y de Leonor de Aquitania, destacados fueron sus hermanos Ricardo Corazón de León y Juan sin Tierra. Aportó como dote el condado de Gascuña, un territorio que Alfonso descuidó al centrar sus esfuerzos en la reconstrucción de Castilla.

Alfonso y Leonor mantuvieron un largo y fecundo matrimonio(10 hijos) que los cronistas de su tiempo definen como feliz y modélico. Las anotaciones marginales y anónimas en la “Estoria de España” de Alfonso X el Sabio, muy posteriores a su época, sobre unos amoríos del rey con una judía de Toledo constituyen una falsa leyenda fomentada por la literatura y el teatro.

 

GOBIERNO Y GUERRA

Durante todo su reinado sus desvelos fueron dirigidos a recuperar los territorios arrebatados por navarros y leoneses, ampliarlos y consolidar sus fronteras.

Otro de sus grandes objetivos fue conquistar territorios a su enemigo almohade. Junto con Aragón amplió las fronteras del sur conquistando Cuenca en 1177 tras un largo asedio de 9 meses.Le siguieron Zafra, Alarcón, Iniesta, Moya, Cañete, Utiel y Requena entre otros.

En Cuenca vivió varios años siendo la capital del reino, fue sede episcopal y allí nació su hijo primogénito Fernando. Los arquitectos normandos de Leonor levantaron la catedral sobre los cimientos de la mezquita con el novedoso estilo progótico, se construyó el Hospital de la Orden de Santiago para redención de cautivos y asistencia a pobres y se dotó a Cuenca de “fuero extenso” lleno de privilegios sirviendo de modelo para otras muchas villas.

Cedió Maqueda y Zorita de los Canes a la Orden de Calatrava y la villa de Uclés a la Orden de Santiago para una mejor salvaguarda del territorio.

La reacción almohade se materializó con el desembarco en la península de Abu YaqubYusuf al-Mansur en 1195 y la desastrosa derrota de los castellanos junto al castillo de Alarcos ese mismo año, sucediéndole un largo período de hostigamiento musulmán y control del área central peninsular.

Ante el temor de perder Toledo y todo el valle del Tajo Alfonso pidió al papa Inocencio III la predicación de una cruzada que uniera a los reinos cristianos frente al poder musulmán logrando reunir, junto a los castellanos, a navarros, aragoneses, occitanos, cruzados franceses, portugueses y de las órdenes militares de Santiago, Calatrava, Malta, del Temple y las tropasdel arzobispo de Toledo Ximénez de Rada. Con todos ellos obtuvo la victoria un caluroso 16 de julio de 1212 en Las Navas de Tolosa. Triunfo que afianzó la superioridad de las armas cristianas en la península abriendo las puertas a Castilla para la conquista de al-Andalus. Con esta victoria, quedó expedito el camino hacia el sur peninsular y el Imperio Almohade se derrumbó definitivamente.

Castilla se convirtió en el reino hegemónico y principal entre los cinco reinos cristianos peninsulares.

 

CURIAS, CORTES Y FUEROS

Alfonso VIII creó el germen de la universidad, el “StudiumGenerale” de Palencia, además su corte sería un importante instrumento cultural que acogería trovadores, artistas y sabios gracias a la influencia de su esposa Leonor de Plantagenet.

Fundó la ciudad de Plasencia en 1186.

Creó desde la nada una red comercial de villas orientada hacia el tráfico mercantil terrestre con Aquitania y marítimo con Inglaterra sentando las bases portuarias para la creación de la armada de Castilla.

Sus gestiones políticas a favor de los derechos de su nieto hicieron posible que en 1230 el infante Fernando ocupara el trono de León, unificando para siempre los dos reinos hermanos.

A sus curias extraordinarias, formadas por la familia real, los magnates y los prelados incorporó representantes de los concejos transformando la curia regia en cortes, cuna de los actuales parlamentos.

La organización entre concejos, su gran autonomía, sus importantes milicias, su gran poder económico y su imprescindible presencia en las repoblaciones de terrenos fronterizos convirtieron a la población, los castellanos, en hombres libres presentes en los asuntos del reino.

Ante la ausencia de un derecho general el rey dotó a las aldeas, villas y territorios de fueros, privilegios de leyes particulares que garantizaban la atracción y mantenimiento de la población en determinadas zonas adaptando la ley no escrita o “uso de la tierra” a las necesidades del lugar.

Alfonso VIII, con 59 años y 56 de reinado, falleció el día 6 de octubre de 1214 yendo de viaje al pasar por la aldea de Gutierre Muñoz (Ávila). Su esposa murió 25 días después y ambos están enterrados en el Monasterio de las Huelgas de Burgos, fundado por la reina, en sarcófagos unidos uno junto al otro.

El reinado de Alfonso VIII se nos presenta como una época de prosperidad pues supo hacer brillar la paz, la justicia y el respeto a la autoridad del monarca sin que las crónicas y la documentación nos registren un solo acto despótico, cruel o arbitrario.

Su vida ejemplar llevó a Felipe II a solicitar su beatificación atribuyéndosele algunos milagros localizados en Cuenca, Illescas y Burgos rindiéndosele cierta veneración con fama de santidad en el sepulcro de las Huelgas. Su abadesa, doña Ana de Austria, volvió a reiterar en 1624 la misma petición de beatificación y el papa Urbano VIII ordenó la apertura del proceso informativo.

 

 

Agrimiro Saiz, presidente de la Asociación Cultural de Recreación Histórica Medieval CONCA

Te puede interesar

Agregar comentario

Plain text

  • Etiquetas HTML permitidas: <strong>
  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Queremos saber si es un visitante humano y prevenir envíos de spam