Una exposición que puede ser tocada, olida, oída e incluso saboreada

>> El MUSS ha desarrollado una exposición adaptada al colectivo de personas con discapacidad visual, afiliadas a la ONCE.

Una exposición que puede ser tocada, olida, oída e incluso saboreada
Una exposición que puede ser tocada, olida, oída e incluso saboreada
Objetivo CLM
Jueves, 20/06/2024 | Hellín | Albacete | Sociedad, Cultura

El sábado pasado a las 10:00 el MUSS tenía concertada una visita muy especial. Era la primera vez que el personal del museo preparaba un recorrido accesible para personas ciegas o con deficiencia visual grave, lo que suponía el reto de facilitar la comprensión y la apreciación de los contenidos del museo para este colectivo.

De eso se encargó el equipo técnico del MUSS, encabezado por su director, Pablo Cánovas; junto a Francisco Javier Donate, educador del museo; que se encargaron de realizar réplicas de algunas piezas y relieves de las decoraciones; así como de mostrar todos los elementos propios de la Semana Santa susceptibles de ser perceptibles por los sentidos que no son la vista: inciensos, caramelos, marchas, redobles y sonidos... Según Cánovas, el objetivo era “fomentar la inclusión social y la integración de las personas con discapacidad visual en espacios culturales como museos, sensibilizando a la comunidad sobre la importancia de la accesibilidad”.

El alcalde de Hellín quiso dar la bienvenida a la comitiva, integrada por 35 personas; según sus palabras “esta experiencia va a ser tan instructiva para vosotros, como para el propio museo”.

La visita, que se alargó más de tres horas, se desarrolló “facilitando la accesibilidad y la comprensión de las expresiones artísticas propias de cada periodo representado en el MUSS; además de creando una experiencia inmersiva con todo el museo, tanto las salas de arqueología como en la exposición permanente de Semana Santa”, ha declarado Francisco Donate.

Como no podía ser de otra manera se incluyó una exhibición de toques de tambor al igual que una explicación de los distintos elementos que lo forman, así como hacer sentir a los visitantes en sus propias carnes la impresión de colgarse un tambor. Los visitantes también pudieron experimentar las sensaciones de los costaleros, en concreto de los del Paso Gordo, portando su grupo infantil. Ambas actividades fueron posibles gracias a la generosidad de la Asociación de Peñas de tamborileros y la Hermandad de la Oración del Huerto.

Los visitantes acabaron muy satisfechos con la experiencia, así lo ha manifestado Iris Alemán, Directora de la Agencia de la ONCE en Albacete. Pablo Cánovas concluía que “hacer que los museos sean más accesibles, promueve la inclusión; y brinda la oportunidad a un público más amplio de aprender sobre nuestro pasado y presente, y enriquecer sus vidas”.

Te puede interesar

Agregar comentario

Plain text

  • Etiquetas HTML permitidas: <strong>
  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Queremos saber si es un visitante humano y prevenir envíos de spam
By submitting this form, you accept the Akismet privacy policy.

Contra los incendios Implícate...

Advertisement
Anunciate con nosotros
Gigantes Eurocaja Rural

■ Nuestras Guías

  • El Fogón de Barbarroja Disfruta con nosotros de la mejor comida mediterránea
  • Restaurante Podenco | Cocina mediterránea en Ciudad Real
  • Fidel Piña Sánchez | ARQUITECTO
  • Eco Gestión | Subvenciones - Comisiones abusivas - Informes periciales
  • La Soga | Bar de tapas y restaurante
  • Rent a Car Ciudad Real Alquiler de vehículos
  • Obrador Panboleo en Fernán Caballero (Ciudad Real)
  • El Rincón de Juana - Alojamiento Rural
Canal Pozuelo