El viceconsejero de Cultura aboga por convertir los museos de la región en "palanca" para la generación de empleo y riqueza

Jesús Carrascosa ha participado en la presentación de Agaresuchis Fontinesis, el segundo cocodrilo del Cretácico Superior hallado en el yacimiento Lo Hueco (Cuenca). Asegura que el Museo Regional de Paleontología "Tierra de Dinosaurios" pretende preservar y divulgar este rico patrimonio, además de convertirse en un referente turístico.

Objetivo CLM
Miércoles, 11/05/2016 | Cuenca | Cuenca | Portada, Cultura

El viceconsejero de Cultura del Gobierno de Castilla-La Mancha, Jesús Carrascosa, ha abogado hoy porque los museos sean "una de las palancas más importantes donde se apoye la generación de empleo, riqueza y dinamismo turístico y cultural en la región porque eso no se pueden deslocalizar".

Ha sido esta tarde en la presentación del Agaresuchus Fontisensis, el segundo cocodrilo del Cretácico Superior hallado en el yacimiento de Lo Hueco, que ha tenido lugar en el Museo Regional de Paleontología "Tierra de Dinosaurios" de Cuenca.

Carrascosa, que ha acompañado a los investigadores del Grupo de Biología Evolutiva de la UNED Francisco Ortega e Iván Narváez, ha afirmado que este nuevo hallazgo "pone de manifiesto la riqueza del registro paleontológico de nuestra región y especialmente de la provincia de Cuenca, donde se encuentran dos de los yacimientos más importantes de España: Lo Hueco y Las Hoyas".

En este punto, ha asegurado que el Museo Regional de Paleontología "pretende preservar ese patrimonio y divulgarlo, además de aprovecharlo para convertirse en un referente desde el punto de vista turístico".

"Con ese fin, ya estamos trabajando en la tercera fase del museo, que esperemos vea la luz a finales de año, y que nos va a permitir duplicar el espacio expositivo actual y crear nuevos espacios lúdicos en el exterior, pensando en atraer al público familiar", ha afirmado el viceconsejero.

Por su parte, el paleontólogo Francisco Ortega ha resaltado la importancia del yacimiento conquense de Lo Hueco pues "ha aportado información de enorme calidad y muy abundante para entender las faunas de vertebrados que vivían en Europa en el Cretácico Superior y por proyección resto del mundo. Así, ha asegurado que Lo Hueco "es clave" para entender, por ejemplo, la historia evolutiva de los dinosaurios y titanosaurios que habitaron Europa en ese momento de la historia del planeta.

Agaresuchus Fontisensis

La revista Cretaceous Research acaba de publicar un artículo en el que se describe un nuevo cocodrilo del Cretácico Superior europeo. Este cocodrilo, al que se ha denominado Agaresuchus fontisensis, se ha definido a partir del análisis de un conjunto de restos procedentes del Cretácico Superior del yacimiento de Lo Hueco, localizado en Fuentes (Cuenca).

Los restos se extrajeron en 2007, en una macroexcavación realizada en durante las obras de instalación del AVE a su paso por Fuentes y en las que se recogieron miles de restos de dinosaurios, tortugas y cocodrilos que se encuentran en distintas fases de estudio.

Agaresuchus y Lohuecosuchus, los dos cocodrilos conocidos en Lo Hueco, han permitido identificar un nuevo grupo de estos animales, denominado “alodaposúquidos”, que contiene las formas más cercanamente emparentadas con el antecesor común de los cocodrilos que han llegado hasta nuestros días. El análisis de los cocodrilos de Lo Hueco ha permitido incrementar el conocimiento sobre los alodaposúquidos y proponer la distribución de sus representantes en España, Francia y Rumania, a la vez que nos muestra los primeros pasos de los grupos de cocodrilos que han llegado a la actualidad.

Durante el Cretácico Superior, Europa estaba constituida como un archipiélago de islas, en una ambiente subtropical y en las que eran abundante los cocodrilos. Agararasuchus y Lohuecosuchus son los habitantes mejor conocidos de una gran isla formada por la mitad norte de España y el sur de Francia y que conocemos como Iberoarmórica. Se ha reconocido la presencia de estos dos cocodrilos en yacimientos del pirineo oscense y del sur de Francia y de otros allodaposúquidos por toda Europa. El análisis de Agaresuchus está ayudando a reconocer que las faunas de reptiles del oeste de Europa presentan grandes diferencias con la de las islas más orientales a finales del Cretácico, algo que ya se había reconocidos en algunos grupos de dinosaurios.

La caracterización de estas dos especies de alodaposúquidos en Lo Hueco certifica la importancia de este yacimiento conquense a la hora de abordar el estudio de los ecosistemas de finales del Cretácico, como ya ha ocurrido en el análisis de otros grupos de organismos, como tortugas o dinosaurios. En este momento, las líneas de investigación en el yacimiento continúan intentando mostrar la composición de faunas de la isla iberoarmoricana y la estructura de sus ecosistemas a finales del Cretácico.

En el artículo han participado los investigadores del Grupo de Biología Evolutiva de la UNED Iván Narváez, Fernando Escaso, Adán Pérez-García y Francisco Ortega, junto a Christopher A. Brochu, de la Universidad de Iowa (EEUU), analizando material inédito depositado en el Museo Paleontológico Regional de Castilla-La Mancha en Cuenca.

 

Te puede interesar

Agregar comentario

Plain text

  • Etiquetas HTML permitidas: <strong>
  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Queremos saber si es un visitante humano y prevenir envíos de spam

Ayudas a la rehabilitación de viviendas en CLM

Anunciate con nosotros
Planes de Pensiones EUROCAJA RURAL

■ Nuestras Guías

  • Rent a Car Ciudad Real Alquiler de vehículos
  • El Fogón de Barbarroja Disfruta con nosotros de la mejor comida mediterránea
  • ASLAN SL. Reformas - Impermeabilizaciones - Aglomerado en frio
  • Apadrina un huerto Área de ocio y recreo
  • REITECO Estudio Técnico - Obras y Reformas
  • CIBUM Consultores | Asesoría Juridica - Económica para Hostelería
  • SmartCenter Ciudad Real
  • Alquiler y venta de vehiculos de Ocasión y Eléctricos
Canal Pozuelo