Investigadores de la UCLM descubren grabados históricos en el antiguo molino de Pingazorras del municipio toledano de La Puebla de Almoradiel

>> El hallazgo desvela motivos “excepcionales”, como cruces de brazos curvilíneos, fechados entre finales del siglo XVIII y principios del XX

El incendio ocurrido en 2017 en el antiguo molino de Pingazorras, en La Puebla de Almoradiel (Toledo), y las lluvias torrenciales caídas en el municipio en 2018 y 2019, dejaron al descubierto un conjunto de grabados que a lo largo del año pasado investigadores de la Universidad de Castilla-La Mancha estudiaron y documentaron, confirmando su valor histórico. El hallazgo desvela una representación “excepcional” de motivos, datados entre finales del siglo XVIII y principios del XX, entre los que destacan varias cruces de brazos curvilíneos.

Investigadores de la UCLM descubren grabados históricos en el antiguo molino de Pingazorras del municipio toledano de La Puebla de Almoradiel
Investigadores de la UCLM descubren grabados históricos en el antiguo molino de Pingazorras del municipio toledano de La Puebla de Almoradiel Investigadores de la UCLM descubren grabados históricos en el antiguo molino de Pingazorras del municipio toledano de La Puebla de Almoradiel
Objetivo CLM
Lunes, 13/01/2020 | Cultura | La Puebla de Almoradiel | Ciudad Real

El grupo de investigación Arqueología y Patrimonio de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), con el profesor Jorge Onrubia Pintado como investigador principal, ha trabajado durante el año 2019 en la documentación y estudio de un conjunto “excepcional” de grabados aparecido en las paredes del antiguo molino hidráulico de Pingazorras, en la localidad toledana de La Puebla de Almoradiel.

Los grabados o graffiti murarios del molino de Pingazorras se localizan al oeste del actual núcleo urbano de La Puebla de Almoradiel, junto al cauce del río Cigüela. El incendio sufrido por el edificio en 2017 y las lluvias torrenciales de 2018 y 2019 dejaron al descubierto sobre las paredes del interior del molino uno de los conjuntos de graffiti murarios más importantes de La Mancha, tanto por extensión como por variedad temática y tipológica.

Los trabajos de campo codirigidos por el propio Onrubia y el investigador Víctor Manuel López-Menchero han permitido sacar a la luz diferentes motivos entre los que destaca la presencia de varias cruces de brazos curvilíneos, muy populares en todas las regiones del norte de España, especialmente en el País Vasco donde son conocidas como lauburu, pero muy poco comunes en el resto de España. A estos motivos se suman otros como cruces de calvario bajo templete, rosetas hexapétalas, flores de la vida, figuras humanas -grabadas y pintadas-, una representación esquemática de un molino de viento, numerales, fechas y representaciones animales.

Para la correcta documentación de las representaciones aparecidas, datadas entre finales del siglo XVIII y principios del siglo XX, los investigadores de la Universidad regional han empleado nuevas tecnologías que permiten digitalizar en 2D y 3D los símbolos y dibujos que se conservan en las paredes del molino, incluso aquellos que no son visibles para el ojo humano.

El trabajo realizado por el grupo Arqueología y Patrimonio de la UCLM en el molino de Pingazorras ha sido posible a través del proyecto para el estudio y documentación integral de grabados rupestres en el campo de San Juan, cofinanciado por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha en el marco de la convocatoria de subvenciones para la financiación de proyectos de investigación del patrimonio arqueológico y paleontológico de Castilla-La Mancha para el año 2019.

Dada la complejidad y diversidad de los grabados aparecidos, el estudio se va a prolongar hasta finales de 2020, siendo la prioridad, según el profesor Onrubia, “la conservación del conjunto”. En este sentido, los investigadores advierten que las representaciones, tras permanecer ocultas durante décadas tras varias capas de cal, “corren un serio peligro de desaparición por la posibilidad de desplome del edificio” y aseguran que precisamente ha sido la cal la que ha permitido que muchos de estos motivos grabados conserven todavía pintura roja como elemento decorativo, “algo extraordinariamente inusual, que convierte a este conjunto en uno de los más importantes de la región”.

Te puede interesar

Agregar comentario

Plain text

  • Etiquetas HTML permitidas: <strong>
  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Queremos saber si es un visitante humano y prevenir envíos de spam

Suscríbete a Objetivo CLM

Todo sobre el Comercio Exterior

■ Nuestras Guías

  • Hermade fabricación, venta y mantenimiento de maquinaria para la madera
  • Alquiler y venta de vehiculos de Ocasión y Eléctricos
  • El Rincón de Juana - Alojamiento Rural
  • Eco Gestión | Subvenciones - Comisiones abusivas - Informes periciales
  • ASLAN SL. Reformas - Impermeabilizaciones - Aglomerado en frio
  • SSE Energía Castilla-La Mancha
  • REITECO Estudio Técnico - Obras y Reformas
Anunciate con nosotros

■ Participa

Cartas al Director
Objetivo Piña Colada
Objetivo Vida Saludable
Todo sobre el Comercio Exterior
Derecho para el Ciudadano

Sabor a Pan