Empresas agroalimentarias aprenden cómo exportar a China con éxito

Jon Echanove, experto en desarrollar estrategias de negocio en entornos globales señala que “China es un mercado difícil pero con muchas oportunidades. Requiere paciencia, inversión y tiempo”. A través de un seminario organizado por la Cámara de Comercio de Ciudad Real, con la cofinanciación del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) y la Diputación Provincial de Ciudad Real, y en colaboración con el Centro para PYMES de la Unión Europea en Pekín (R.P. China).

Imagen: Empresas agroalimentarias aprenden cómo exportar a China con éxito
imagen de Empresas agroalimentarias aprenden cómo exportar a China con éxito
Objetivo CLM
Miércoles, 02/12/2015 | Ciudad Real | Ciudad Real | Economía

La Cámara de Comercio de Ciudad Real, con la cofinanciación del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) y la Diputación Provincial de Ciudad Real, y en colaboración con el Centro para PYMES de la Unión Europea en Pekín (R.P. China), ha organizado sendos seminarios donde veintiséis empresas del sector agroalimentario de la provincia han podido abordar las claves para exportar alimentos y bebidas a China de manera efectiva.

Con el objetivo de proporcionarles una sólida base para planificar la comercialización de alimentos y bebidas alcohólicas y no alcohólicas en el mercado chino, los asistentes al seminario han recibido asesoramiento sobre regulaciones a la importación y procedimientos existentes.

De la mano de Jon Echanove, experto en desarrollar estrategias de negocio en entornos globales y colaborador habitual del EU SME Centre para asesorar a Pymes europeas en su acceso al mercado chino, las empresas asistentes, desde un enfoque práctico, han conocido recomendaciones a seguir y han realizado un análisis de las mejores prácticas en el sector, que resultarán de inmediata aplicación en su proyectos empresariales.

Desde el Centro EUSME, comenta Echanove, “intentamos, primero, eliminar los mitos sobre China, tanto los buenos como los malos. Y en segundo lugar, concienciar como bien saben las empresas, que para acceder al mercado chino hay que prepararse mucho. China es un mercado difícil pero con muchas oportunidades, requiere paciencia, inversión y tiempo”. Y añade, las claves de entrar en el país asiático son: “la búsqueda de socios, entender los diferentes elementos legislativos y, conocer el mercado y sus enormes dimensiones”.

Ahora bien, el aumento del poder adquisitivo de los consumidores chinos y su creciente interés por alimentos importados (novedosos, saludables, de calidad), unido al auge de ciudades de segunda y tercera línea (la población urbana alcanzó los 730 millones de personas en 2013) suponen una gran oportunidad para la industria agroalimentaria española. Para Echanove, “China ha crecido a pasos agigantados, los consumidores que se incorporan al mercado están cambiando sus hábitos de consumo muy rápido. Entre ellos, incorporar bebidas y alimentos clásicamente europeos, como por ejemplo, el vino, pero se van añadiendo otros productos como el chocolate, el queso, ó el aceite de oliva”.

“Hay una imagen de marca europea, bajo dos estándares, seguridad y calidad”, y digo esto porque “China ha tenido y tiene muchos problemas de seguridad alimentaria, y esa imagen de que lo que compras es bueno y seguro vende mucho. Hay que vender más imagen europea, absorber que somos seguros y buenos”.

Entre las principales barreras de entrada al mercado, Echanove señala, “estamos ante un país enormemente burocrático y administrativo, y hay muchos elementos de esa burocracia que son tangenciales respecto de la seguridad y calidad del producto, pero que requieren mucho tiempo y trabajo en las regulaciones, ya sean de etiquetado, de envasado, de tipos de ensayos, de permisos. Fallar en un proceso minúsculo, requiere rehacer todo otra vez”.

Y continúa, otro de los elementos a tener en cuenta, “para entrar en el mercado se requiere mucha inversión de tiempo para encontrar un socio del que pueda ir de la mano durante un tiempo y luchar por evitar exclusividades e ir aprendiendo del producto”.

Ante las empresas quiso dejar claro que “el producto hay que localizarlo, el queso manchego se vende muy bien en España, pero hay que entender qué es lo que el queso manchego les das a los chinos, cómo tengo que empaquetarlo, qué nombre de marca, mensaje, a qué sector se lo estoy vendiendo,… tenemos que aprender de esto de los italianos”. “Tenemos un buen mercado, un buen producto, ahora hay que aprender a vendérselo a los chinos, y para eso uno necesita un buen socio que le ayude a entender, y a tener muy claro los tiempos y las regulaciones de su mercado” ha apuntado.

Dada la dificultad del mercado, comenta, “hay que ser capaces de construir relaciones con otros competidores a nivel nacional que en realidad no lo son, construir plataformas que inviten a otras empresas a unirse a un proyecto y, ganar tamaño y dimensión”.

China: oportunidades comerciales

China ocupa el décimo séptimo puesto en el ranking de destinos de las exportaciones de Ciudad Real hasta Septiembre de 2015. De un total que roza los 17 millones de Euros (valor de las exportaciones totales), destacan los 12,9M. que corresponden a bebidas (China es el octavo mercado de destino, con un 68% de crecimiento sobre el mismo periodo en 2014) y los 1,9 M. de productos lácteos (lactosuero en su gran mayoría, aunque también queso y requesón, con un incremento en valor del 83% en esta partida). Otras partidas agroalimentarias significativas en las exportaciones a China son el aceite de oliva (0,4 M.; +104% respecto al 2014 y séptimo destino de las exportaciones provinciales) y carnes y despojos comestibles (0,2 M. en 2014 a China-Hong Kong).

A comienzos del 2015 los chinos eran el quinto mayor consumidor del mundo (en 2013 ya se habían convertido en el mayor mercado del mundo en consumo de vino tinto). El mercado de vino importado crece en valor (demanda vinos más caros y en mayor cantidad). Aun así, su funcionamiento aún dista de responder a los patrones de un mercado maduro e informado en cuanto a precios, variedades y calidades, lo que lo convierte en un mercado altamente competitivo pero de alto potencial. Las principales oportunidades se presentan en la diversificación geográfica hacia ciudades con altos índices de crecimiento y en aquellos productos que presentan menor nivel de saturación (blancos, rosados, espumosos) debido a barreras culturales y escaso conocimiento del consumidor local.

Este curso se enmarca en el gran esfuerzo que viene realizando la Cámara de Comercio para acercar formación de alta calidad a empresas de la provincia a través de cursos, jornadas y talleres enfocados a las diferentes áreas de la actividad empresarial.

Agregar comentario

Plain text

  • Etiquetas HTML permitidas: <strong>
  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Queremos saber si es un visitante humano y prevenir envíos de spam

Te puede interesar

Eurocaja Rural Empueblate
Anunciate con nosotros
PC Componentes Ofertas de la semana

Suscríbete a Objetivo CLM

■ Nuestras Guías

  • CIBUM Consultores | Asesoría Juridica - Económica para Hostelería
  • SmartCenter Ciudad Real
  • El Fogón de Barbarroja Disfruta con nosotros de la mejor comida mediterránea
  • Abogados Bancarios Tu servicio legal online de confianza
  • Fidel Piña Sánchez | ARQUITECTO
  • La Soga | Bar de tapas y restaurante
  • Residencia Geriátrica Santo Cristo Santa Ana
  • Vivero de empresas AJE Ciudad Real
Canal Pozuelo