El caso de TAR 2022: Impulso del bienestar social y la formación de empleo en las zonas rurales de España gracias a las residencias de mayores

El caso de TAR 2022: Impulso del bienestar social y la formación de empleo en las zonas rurales de España gracias a las residencias de mayores
El caso de TAR 2022: Impulso del bienestar social y la formación de empleo en las zonas rurales de España gracias a las residencias de mayores
Objetivo CLM
Miércoles, 24/04/2024 | Región, Nacional | Sociedad, Salud, Economía

En un contexto donde la calidad de vida y el bienestar de nuestros mayores son la prioridad de las políticas sociales, las empresas que gestionan residencias y centros para el cuidado de las personas dependientes juegan un papel fundamental en la construcción de un futuro más inclusivo y próspero para las personas mayores.

Los líderes en la gestión de residencias bajo el modelo de atención centrado en la persona, se destacan no solo por su compromiso con la excelencia en el cuidado de los mayores, la calidad de los recursos que prestan, o el asesoramiento a familias, sino también por su contribución al desarrollo socioeconómico de las zonas rurales de España.

Las empresas cada vez son más conscientes de los recursos positivos que aportan a la sociedad y la necesidad de alinear sus intereses con los de la población que les rodea. Forman parte de nosotros y producen cambios muy positivos en las zonas donde operan. Estas empresas, que implantan sus acciones en zonas con habitantes que se comprenden entre los 100 – 15.000 habitantes, producen un efecto rebote positivo que afecta a muchas carencias que la zona pueda percibir. Las tasas de desempleo son mayores en las zonas rurales: hay poca oferta de puestos de trabajo y eso conlleva una mayor vulnerabilidad, que se ve agravada por el acceso limitado a la educación y la capacitación profesional.

Los estudios recientes en torno a estas materias revelan que las localidades pequeñas-medianas, donde empresas familiares operan, experimentan una disminución progresiva del desempleo, gracias a la creación de puestos de trabajo en el sector de los servicios sociales. Este impacto positivo no solo se traduce en oportunidades laborales para los residentes locales, sino que también contribuye al tejido social y cultural de estas comunidades.

Al mismo tiempo la población en estos lugares sigue necesitando el acceso a servicios para la dependencia en edades más avanzadas y la imposibilidad en muchas ocasiones de no poder trasladarse a las capitales para encontrar estos servicios imposibilita su rehabilitación y agrava su situación de dependencia, ocasionando problemas que se derivan a sus familiares y entornos más cercanos. Las personas jóvenes, a su vez, no encuentran ofertas de trabajo y aumentan el riesgo de exclusión social. Muchos se ven obligados a migrar a zonas urbanas en busca de mejores perspectivas.

Presentamos el caso de TAR 2022, una empresa de Ciudad Real que gestiona centros para la dependencia y residencias de mayores. El origen de la empresa es familiar, como consultora de empresas que ha crecido en servicios, unidades de negocio y en oferta de atención a la dependencia. El Grupo gestiona 23 centros de mayores, con un número de plazas que supera las 1.100, distribuidas en 4 comunidades autónomas.

El grupo opera en centros urbanos como Madrid, Toledo y Ciudad Real, pero muchos de sus centros están ubicados en poblaciones del interior, separadas de las grandes ciudades. Este sería el caso de los centros alrededor de la provincia de Ciudad Real: Pedro Muñoz, Aldea del Rey, La Solana, Argamasilla de Alba, Almodóvar del Campo... y otras localidades con más habitantes como Valdepeñas o Daimiel.

En Madrid ocurre el mismo caso, las dos residencias que gestiona el grupo pertenecen a la zona sur de la capital de España, ofreciendo la posibilidad de acortar el viaje a las familias de muchos usuarios que visitan los centros a diario, reduciendo así los tiempos y generando en las localidades de Cubas de la Sagra (6.300 habitantes) y Colmenar de Oreja (7.900 habitantes) un impacto muy positivo para el empleo y el entramado socioeconómico. Estas residencias tienen entre 100 y 130 plazas para usuarios y dan empleo a unas 130 personas de la localidad.

En el caso de los centros de Albacete y Toledo ocurre lo mismo. La empresa ha optado por apostar por las localidades más necesitadas donde los recursos asistenciales no llegaban o eran de difícil acceso por la lejanía de estos pueblos a zonas con recursos para la dependencia. La implantación de centros en estas zonas tiene lugar tras un profundo estudio de necesidades y la colaboración constante con los ayuntamientos de la zona. Los centros se localizan de forma que todos los habitantes de comarcas colindantes puedan optar por servicios para la dependencia de calidad y cerca de sus hogares de nacimiento.

Encontramos Residencias y Centros de Día en Albacete ubicadas en los pueblos como Munera (3.409 habs), Elche de la Sierra (3.624 habs), Lezuza (1.398 habs), El Ballestero (409 habs) y localidades medianas como Almansa (24.537 habs) que sirven de referencia para poblaciones más pequeñas de alrededor. En Toledo, se encuentran centros como la residencia de El Toboso (1.667 habs) y un centro con 99 plazas en Villafranca de los Caballeros (3.004 habs).

El caso de Cáceres no se queda atrás. Una provincia preciosa, pero con algunas carencias relacionadas con el desarrollo de la red de transportes y la conectividad entre provincias. Las Residencias y Centros de Día se encuentran en las localidades con poca población como los casos anteriores. Creando una red de ubicaciones para dar opciones a la sociedad de Cáceres para encontrar empleo y dar recursos asistenciales en los pueblos de Garciaz (725 habs), Villa del Campo (505 habs), Casillas de Coria (375 habs), Pozuelo de Zarzón (471 habs), Madroñera (2.595 habs), San Martín de Trevejo (788 habs).

Con una visión centrada en la calidad, transparencia, innovación e investigación en servicios gerontológicos, TAR2022 no solo ofrece un entorno de cuidado óptimo para sus residentes, sino que también impulsa iniciativas para apoyar la repoblación de localidades del interior

A través de la creación de empleo y el fortalecimiento de la economía local, la presencia de empresas como esta, que apuesta por los servicios sociales en localidades despobladas y con pocos recursos, permiten a la España más vaciada a favorecer su calidad de vida, la creación de trabajo, la activación del propio mercado y permite también revitalizar las comunidades de vecinos y vecinas.

La labor de estas empresas que optan por este tipo de poblaciones para implantar estos servicios para la dependencia es crucial para extender la calidad de vida a toda la población y así reactivar de algún modo las localidades donde la despoblación y la falta de recursos ha generado una situación más desfavorable para el desarrollo urbano y social.

Presentando el caso de la empresa TAR 2022, con su compromiso por la calidad y la prestación de servicios sociales, se continúa demostrando la importancia del apoyo del sector privado en la alineación de los objetivos del milenio por construir, mantener y mejorar de forma constante los servicios sociales a la población y así construir un futuro más inclusivo y próspero en todas las regiones del país.

Te puede interesar

Agregar comentario

Plain text

  • Etiquetas HTML permitidas: <strong>
  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Queremos saber si es un visitante humano y prevenir envíos de spam
By submitting this form, you accept the Akismet privacy policy.
Hazte UCLMER
Anunciate con nosotros
PAC 2024 - EUROCAJA RURAL

■ Nuestras Guías

  • ASLAN SL. Reformas - Impermeabilizaciones - Aglomerado en frio
  • El Fogón de Barbarroja Disfruta con nosotros de la mejor comida mediterránea
  • Fidel Piña Sánchez | ARQUITECTO
  • CIBUM Consultores | Asesoría Juridica - Económica para Hostelería
  • Apadrina un huerto Área de ocio y recreo
  • Restaurante Podenco | Cocina mediterránea en Ciudad Real
Canal Pozuelo