Las bolsas de poliéster y de rafia tienen un impacto ambiental 30 veces menor que las de algodón

  • Las bolsas de poliéster, de polipropileno (rafia) y las tradicionales de plástico del súper generan menos impacto en su fabricación, transporte, uso y reciclado, sobre todo si están fabricadas a partir de materiales reciclados.
     
  • Además del tipo de material de la bolsa, el impacto final va a depender del número de veces que pueda volver a usarse. De ahí la importancia de tener bolsas resistentes en casa y llevarlas cuando se vaya al súper.
     
  • OCU desaconseja las bolsas que mezclan papel y plástico, ya que complican significativamente el reciclado; así como las bolsas con cordones de colores, en este caso se multiplica por 10 el impacto medioambiental.

Las bolsas de poliéster y de rafia tienen un impacto ambiental 30 veces menor que las de algodón
Objetivo CLM
Miércoles, 22/09/2021 | Madrid | Nacional | Portada, Sociedad, Medio Ambiente

Con el fin de conocer el impacto que tiene sobre el medio ambiente la fabricación, transporte, uso y reciclado de las bolsas disponibles en comercios y supermercados representativos, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), junto con otras tres asociaciones europeas, ha comparado el ciclo de vida de 96 bolsas de distintos materiales, con resultados sorprendentes.

Para un único uso, las bolsas de plástico tradicionales elaboradas con material reciclado que se venden en los supermercados son las que tienen un menor impacto medioambiental. Pero es preferible usar bolsas que pueden reutilizarse muchas veces, como las de poliéster: bastan tres usos para que se equipare al impacto de una bolsa de plástico tradicional, y dos usos si es de material reciclado. Son además bolsas que se pliegan fácilmente y tiene más capacidad que las normales, lo que permite guardarlas en el bolso o el coche para no tener que comprar bolsas nuevas cada vez que se vaya al supermercado.

En el caso de necesitar bolsas de gran capacidad que resisten bien el peso, la mejor opción es una bolsa de polipropileno, como las de rafia. Con cuatro usos, tres si está fabricada a partir de material reciclado, su impacto medioambiental se equipara al de una bolsa de plástico tradicional que se utilice una única vez.

Las bolsas de algodón, por su resistencia, serían otra opción interesante para no usar plásticos, si no fuera por su elevado impacto medioambiental, 100 veces superior al de una bolsa de plástico tradicional y 30 veces mayor al de una bolsa de poliéster o de rafia. El cultivo de algodón necesita mucha agua, suelo agrícola y químicos; más suelo y agua todavía si es algodón ecológico. Por otro lado, suelen tener menor capacidad, lo que obliga a usar más unidades para transportar la misma cantidad de productos.

Respecto a las bolsas disponibles en el lineal de frutas y verduras, apenas admiten un uso antes de romperse. En este caso, son preferibles las bolsas tradicionales del súper. Aunque lo ideal sigue siendo usar las reutilizables de poliéster o de rafia. Lo que debe evitarse son las bolsas con tintas, con cordones de color (multiplican por diez el impacto medioambiental) o de papel con plástico, ya que son difícilmente reciclables.  

En definitiva, a la hora de comprar una bolsa de la compra, OCU recomienda priorizar las reutilizables de poliéster o de polipropileno (de rafia), idealmente elaboradas con material reciclado: aúnan un bajo impacto medioambiental con una gran resistencia. Para un uso ocasional pueden adquirirse las tradicionales de plástico del súper, sobre todo si están elaboradas con material reciclado y siempre que se guarden para darles varios usos. Aunque igual de importante es aprovechar las bolsas que ya hubiera en el hogar, sea cual sea el tipo de material; además del carro de la compra, una opción muy cómoda y saludable.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • Etiquetas HTML permitidas: <strong>
  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Queremos saber si es un visitante humano y prevenir envíos de spam