• Civitas Regia
    Emilio Martín Aguirre
    Historiador

VIEJAS LEYENDAS DE CIUDAD REAL: “EL FANTASMA DE SAN PEDRO”

Lun, 13/03/2017 | Cultura | Ciudad Real | 6 comentarios

Existen en Ciudad Real, diferentes leyendas que son poco conocidas por sus habitantes, sin duda la más conocida sea la de la “Cruz de los Casados”. Pero hay otras que gracias a los antiguos amantes de la historia de la ciudad, se salvaron de su pérdida definitiva al ser recopiladas y publicadas,  que iré dando a conocer poco a poco.

Hoy traigo una leyenda de la edad media, “El Fantasma de San Pedro”, que fue recogida en el periódico local “Pueblo Manchego” el 17 de enero de 1931, y que a continuación reproduzco:

“Apenas Ciudad Real era Ciudad Real. Quierese decir que no tenía la ciudad este poco de ajetreo muy siglo XX encarceado de alguna que otro movimiento político, aunque si ya por aquel entonces nacían a la vida las luchas por la idea, Ciudad Real era una clausura donde el pecado de herejía era un grave pecado.

En un antiguo caserón de la ciudad, muy próximo a donde por entonces tenía su sede la Santa Inquisición, ( caserón que aún hoy luce la ruina de una torrecilla y un escudo encalado), vivía un noble joven judío llamado Mahomed –ben-Atar-. El cuidado de su hacienda y su muy decidida afición a la música, ocupaban la mayor parte de las horas. Jamás se dijo de él que se le viera complicado en las intrigas que la Sinagoga manchega trataran de continuo, que en más de una ocasión dieron lugar a la intervención del Santo Tribunal, Recato y buena vida honrada y ordenada, distinguían a nuestro joven judío.

No muy lejos, a vuelta de esquina y menos de un tiro de ballesta, en casa de obscuro porche y aireonado emblema, tenía su residencia la hermosa cristiana doña Leonor.

Y como su alteza el amor no sabe de ideas ni tesoros, he aquí, que un día que nuestra Leonor salía de los oficios de San Pedro, acertó en mala hora a pasar por aquellos lugares Mohamed-ben Atar, gallardo en nervioso potro de largas crines, que bien pronto obedeció la señal de parada que el jinete le hiciera.

Suspenso y admirado quedo el noble judío y sin reparo a un noble inquisidor que cruzaba, dejo escapar de sus labios este madrigal a la cristiana, -Ni Alá en su paniso la tiene tan hermosa, ni tanto mereciera yo. Y osado y audaz, haciendo bracear pausadamente el noble bruto por seguir el diminuto paso de la dama, Mahomed ben-Atar, alardeando de jinete, siguió a la cristiana.

Dicen que doña Leonor, no fue esquivada a las fogosas miradas del noble judío y que aquel día, sonrío más de una vez bajo sus velos, contento su corazón que aun no había amado.Agregan que después, en el misterio de la noche en calma, abriese una celosía y que discreta la luna, bordeaba las nubes para dejar en paz a los amantes.

Inadvertidas pasaron para la ciudad estas entrevistas hasta que una noche, un miembro de la Santa Inquisición, que en silencio adoraba Dª. Leonor, vio la celosía el rostro de ella, como estampa de nácar cara a las estrellas, y mohino y vengativo retiróse a su guarida sintiendo roerle el corazón una idea de venganza; y aquella idea de Satanás se cumplió.

He aquí que una tarde, delegados de la Santa Hermandad se presentaron en casa de Doña Leonor. Se la acusa de tener trato con herejes. El buen hidalgo su padre, queda sobrecogido, comparece la cristiana doncella. Confiesa con altanería su amor y hace votos de fé. Aprésala la Inquisición y hasta su muerte, tiene el relato una laguna para cuanto sufrió. Mohamed ben-Atar, amargado y triste, salió de Ciudad Real sin dirección fija para reaparecer más tarde en Játiva al frente de una insurrección.

Y pasados los años y los siglos, aún hoy, por la iglesia de San Pedro, se ve antes de la madrugada, la fantasma Doña Leonor, que espera la venganza de Mohamed ben-Atar, que por cierto murió ahorcado.”

PIES DE FOTOS

1.- Parroquia de San Pedro Apóstol de Ciudad Real a comienzos del siglo XX.

2.- Grabado del interior de la Parroquia de San Pedro del siglo XIX.

3.- La antigua casa de la Torrecilla que se encontraba enfrente a la Parroquia de San Pedro.
 

Ayúdanos a difundir este artículo

Comentarios

buena

Muy interesante esta historia, estoy deseando que nos traigas ya la próxima, gracias

Muy interesante

que interesante desconocía esta historia.Espero ansioso más...

Muy Interesante

Me ha encantado la historia. Gracias por rescatar estas leyendas. Y el lunes que viene aquí estaré para ver la próxima

Leyendas

Muy pero que muy interesante.Sigan deleitandonos con estas Leyendas que al menos yo desconocia.Muuy bien y gracias

Leyendas

Esta, junto a otras, ya la conocía, pero me resulta interesante que se divulgue, animando a seguir en el empeño.
En mi libro 'Los días y las noches en La Casa Grande'(Éride Ediciones 2013), aparecen algunas, relacionadas con Ciudad Real. No es un libro de leyendas; se trata de una novela, en la que Sofía las cuenta.

En esa casa vivio hasta su

En esa casa vivio hasta su fallecimiento D.Emiliano que era el parroco de San Pedro

Agregar comentario

Plain text

  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Al enviar este formulario, usted acepta la política de privacidad de Mollom .