Hago deporte, luego existo | Blogs Objetivo CLM Noticias

Objetivo Piña Colada | “Las grandes cosas tienen inicios pequeños.”
Imagen de piñacolada

Hago deporte, luego existo

Más en la web pinacoladamagazine.es | En Facwebook Pinacoladamagazine

Seis maneras de hacer el ejercicio más atractivo para los niños

Para nadie, es un misterio que los padres desde hace años han tenido que asumir el reto de intentar hacer más divertido y atractivo el ejercicio y el deporte en nuestros pequeños. La fuerza de atracción y el lugar que ocupan nuestros competidores (la televisión,  teléfono móvil, iPads y video juegos) es cuanto menos envidiable en la vida de nuestros hijos. La motivación y lo que estas plataformas aportan a los niños, convierten en un "imposible" que el niño se sienta motivado con las actividades físicas y el entorno en el que se desarrollan. Pero desde Piña Colada Magazine, este mes os vamos a dar seis sencillos consejos para que tu niñ@ recupere la ilusión por el deporte,  aprenda sobre el cuidado de su cuerpo y disfrute al mismo tiempo.

1. Acabemos con el mito de que los niños necesitan de un equipamiento de gimnasio adecuado para poder practicar deporte.

¡Cuidado! esto no significa que los niños no necesitan del equipamiento y la ropa adecuada para poder disfrutar y practicar el deporte de forma segura y eficaz. Con esta afirmación solo queremos acabar con el mito de que los niños solo pueden practicar el deporte bajo la supervisión de profesionales, en gimnasios especializados y/o centros deportivos adecuados para la ocasión.

Desde Piña Colada apostamos y creemos en la sencillez de preparar a nuestros hijos con un buen chándal, acompañarlos con una buena merienda y llevarlos a un parque donde puedan disfrutar con otros niños y por qué no, así distraernos nosotros con otros padres.

2. Recuerda y enséñales las actividades animadas y lúdicas que realizábamos cuando éramos pequeños.

Simplemente no subestimemos la importancia de los "backyard games" que a nosotros nos hicieron lo que somos. En tiempos donde la fuerza de atracción de los videojuegos, ordenadores y móviles no era como la actual, disfrutábamos del tiempo libre en compañía de otros niños o incluso en soledad, con juegos que desarrollaban nuestra capacidad de imaginación y creatividad.

Recuerda lo divertido que podía ser un saco de patatas, una cuerda lo suficientemente larga como para saltar o lo suficientemente resistente como para tirar de ella en dos equipos... solo son algunos ejemplos de que la diversión también está ahí fuera, y unas fantásticas ideas (por anticuadas que nos parezcan a los mayores) para pasar tiempo en familia. ¡Volvamos a los básicos y enseñemos a nuestros hijos cuán divertidos pueden llegar a ser!

3. ¡Que vivan los juegos en pareja!

Los juegos en pareja son grandes motivadores para los niños y un vehículo genial para crear en ellos amistad y la necesidad de practicar deportes juntos. Podría decirse que el valor de la amistad en los más pequeños desde hace años ha comenzado un período de deterioro. Cada vez es mayor el número de pequeños que no tienen tiempo de relacionarse con otros niñ@s de su edad (fuera del contexto educacional y/o familiar). Es preocupante que los pequeños pasen más tiempo delante de una pantalla que con sus padres, amigos o desarrollando sus capacidades sociales a partir del deporte.

En internet, podéis buscar múltiples ejemplos de juegos para que los niños hagan en parejas o en grupos, motívales e incluso participa hasta que llegue el momento en el que ellos mismo propongan, desarrollen y disfruten.

4.  A los niños les encanta retorcerse en múltiples formas

Están en la edad de experimentar los límites físicos de su cuerpo. Deja que experimenten las diversas formas que ni tú te imaginas que pueden conformar con sus cuerpos. Están en la edad donde mayor flexibilidad tienen y es por lo tanto, el momento de aprovecharla. Los adultos lo llaman yoga, los niños lo llaman "plan divertido".

Proponle retos para que se superen, puedes utilizar formas de animales, figuras geométricas, formas de la naturaleza etc...

5. Atención a las actividades deportivas que se celebren en tu comunidad, localidad, vecindario...

Hay diversidad de actividades deportivas que los ayuntamientos y/o comunidades organizan para fomentar la participación e inclusión de los más pequeños en los hábitos saludables del deporte. Si estas actividades no se destinan a los más pequeños, siempre pueden ser unos buenos acompañantes en las que se organizan para nosotros (y además, predicamos con el ejemplo).

Y por qué no, si en tú comunidad, ayuntamiento, localidad o vecindario no se realizan actividades como estas, alguien tiene que dar el primer paso, ¿por qué no lo haces tú? ellos te lo agradecerán, y su salud  más.

 6.  Anda, corre y no mires atrás...

El modelo de roles es una de las herramientas más influyentes que tenemos y a partir del cual, podemos mostrar a los niños que el ejercicio y el estilo de vida saludable no solo puede ser divertido, sino que además debe de ser una prioridad en nuestra familia.

Si tú tienes una actitud positiva hacia el deporte, ellos la tendrán.  Son múltiples los beneficios físicos, psicológicos y sociales que el deporte produce en nuestra vida y por supuesto, en la de nuestros pequeños.

¡CREEMOS  SUPERHÉROES SALUDABLES!

Ayúdanos a difundir este artículo

Agregar comentario

Plain text

  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Al enviar este formulario, usted acepta la política de privacidad de Mollom .

También te puede interesar